Publicidad

Un conductor alemán se queda sin carnet por manipular la pantalla de su Tesla Model 3 mientras conducía

Un conductor alemán se queda sin carnet por manipular la pantalla de su Tesla Model 3 mientras conducía
25 comentarios
HOY SE HABLA DE

La parte de Diseño y Tecnología en la industria automotriz se encamina a una irremediable dirección: el uso de pantallas táctiles. Algunos fabricantes como Mazda se resisten a sucumbir a interminables submenús, mientras que Tesla ha hecho un 'all in' casi desde el principio, sobre todo con el Model 3.

Precisamente, el conductor de un Model 3 ha sido multado en Alemania -y le han retirado el carnet durante un mes- por salirse de la carretera con su coche eléctrico mientras manipulaba la pantalla central bajo una torrencial lluvia. No conseguía aumentar la velocidad del limpiaparabrisas, lo que acabó distrayéndole.

La pantalla, considerada como dispositivo electrónico

Pantalla Model 3

Según explican medios alemanes, el Tribunal de Distrito de Karlsruhe, al suroeste de Alemania, decidió multar con 200 euros y además retirar el carnet de conducir durante un mes al propietario del Tesla.

De acuerdo a los hechos, el conductor se salió de la carretera en marzo de 2019 durante una fuerte tormenta, chocando contra un letrero y varios árboles. Intentaba ajustar el intervalo del limpiaparabrisas a través de la pantalla.

Model 3

El juez determinó que no se estaba garantizando la atención requerida para garantizar la seguridad en la carretera, y que además hizo uso de la pantalla táctil durante más tiempo del debido. En todo caso, la pantalla del Model 3 se considera un dispositivo electrónico y por tanto queda regulado bajo los preceptos de la Sección 23 del Reglamento de Tráfico alemán.

Esto significa que es equiparable a un GPS o a un móvil, y su uso no está permitido durante la conducción si implica apartar la vista de la carretera durante demasiado tiempo.

Un abogado alemán se ha hecho eco de la sentencia del tribunal:

"El juez ha determinado [...] que el limpiaparabrisas del Tesla se puede encender y apagar en el volante, pero los intervalos deben establecerse en la pantalla táctil, por lo que primero se debe tocar el símbolo del limpiaparabrisas. Entonces puede elegir entre cinco configuraciones en un submenú y este proceso requiere mucha más atención por parte del conductor que al operar el limpiaparabrisas con los accesorios convencionales".

Si por algo se caracteriza el interior del Tesla Model 3 es por lo minimalista de su habitáculo. Paneles de líneas horizontales, un salpicadero presidido por una gigantesca pantalla de 15 pulgadas y un volante con dos mandos giratorios es todo lo que encuentras en el interior de este coche.

Desde el velocímetro hasta algo tan básico como ajustar los espejos retrovisores exteriores requieren de echar mano -o vista- de la pantalla, aunque muchas de las funciones se pueden ajustar mediante comando de voz, previa configuración.

Los mandos para accionar las ventanillas y los situados sobre la columna de dirección para intermitentes, limpiaparabrisas y para accionar el Autopilot son físicos, pero aún así necesitan de ajustes a través de la pantalla.

Un caso que podría sentar precedente, pues en España el uso de dispositivos electrónicos durante la conducción también está prohibido. Según estipula el artículo 18.1 del Reglamento de Circulación:

"1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

En Xataka | Copias chinas de marcas de coches: de la fotocopiadora de Tesla al clon eléctrico del Isetta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios