Conducir sobre hielo y nieve: las recomendaciones de la DGT para hacerlo con seguridad

Conducir sobre hielo y nieve: las recomendaciones de la DGT para hacerlo con seguridad
Sin comentarios

Se acerca el invierno, pero el frío ya está aquí. Con la bajada generalizada de las temperaturas y la inestabilidad atmosférica llegan las primeras heladas y nevadas a algunos puntos del país. Estas circunstancias se suman a que con el cambio de hora tenemos menos horas de luz, por lo que los riesgos al volante aumentan.

Así, toca extremar las precauciones para evitar sustos en la carretera y recordar consejos fundamentales para conducir con seguridad con frío.

La prevención es fundamental no solo para evitar siniestros viales: cuanto más preparados estemos de cara a la llegada de las nevadas más copiosas, mejor. Sirva de ejemplo el caos que generó la borrasca ‘Filomena’ hace ya casi un año: muchas situaciones complicadas que sufrieron gran cantidad de conductores podrían haberse evitado.

Las recomendaciones fundamentales

Informarse del tiempo antes de viajar por carretera, llevar cadenas adecuadas en el coche si no disponemos de neumáticos de invierno (y saber ponerlas), reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede y llevar las luces de cruce encendidas son algunas de las premisas imprescindibles que debe tener en cuenta todo conductor en esta época del año, tal y como recuerda la DGT.

Estas sencillas recomendaciones pueden marcar la diferencia en caso de un cambio de tiempo repentino o situación meteorológica adversa, pero no son las únicas precauciones que debemos tener en cuenta si con las primeras heladas o nevadas no nos queda otro remedio que coger el coche para desplazarnos. Además, es muy recomendable:

  • Tener agua y algo de comida en el coche.
  • Llevar un teléfono móvil con la batería cargada: un cargador compatible con nuestro coche o una “power bank” externa tampoco están de más y no ocupan apenas espacio en la guantera.
  • Llevar una manta en el maletero o en su defecto, ropa de abrigo. Y ojo: no es recomendable conducir con el abrigo puesto ya que, entre otras cosas, limita nuestros movimientos y resta eficiencia al cinturón de seguridad.
  • Llevar el depósito lleno de combustible es fundamental.

Consejos clave para conducir con hielo y nieve de forma segura

Hielo

Cuando la temperatura ambiente es inferior a 7ºC los neumáticos convencionales empiezan a ver mermadas sus prestaciones y adherencia, pero con temperaturas inferiores a 4ºC el riesgo ya es extremo.

Además, debemos tener en cuenta que las placas de hielo pueden hacer acto de presencia, por ejemplo, al anochecer, en las primeras horas de la mañana, tras haber llovido o en zonas sombrías u orientadas al norte. Tanto con hielo como con nieve, estas son las principales recomendaciones a tener en cuenta para conducir con seguridad:

  • Hacer una conducción muy suave: no solo debemos manejar la dirección con mucho cuidado, sino también el pedal del freno.
  • Priorizar en la medida de lo posible las marchas más largas.
  • Mejor si se puede conducir por las rodadas de otros vehículos: el hielo y la nieve ocultan las marcas viales.
  • Si cuando vas a conducir encuentras nieve en el coche, no solo has de quitarla del parabrisas o los faros: mejor si quitas toda la que puedas del techo y de los guardabarros.
  • Recuerda que la distancia de seguridad con el vehículo precedente en caso de encontrarte con una nevada debe ser mayor que con lluvia. Lo más aconsejable es una distancia de al menos 100 metros en estas circunstancias.

En Motorpasión | Consejos de mantenimiento del coche en invierno: las revisiones que mejor protegen tu vehículo

Temas
Inicio