En Australia se han cansado de los que se compran un Ferrari sin saber conducir y planean un carnet para superdeportivos

En Australia se han cansado de los que se compran un Ferrari sin saber conducir y planean un carnet para superdeportivos
24 comentarios

La muerte de una adolescente tras ser atropellada en 2019 por el conductor de un Lamborghini Huracán ha impulsado una nueva - y necesaria- legislación dirigida a los futuros propietarios de superdeportivos en Australia Meridional.

El Gobierno del Estado australiano quiere implementar un nuevo esquema de permisos de conducción que requiera que los compradores de vehículos de alta cilindrada realicen previamente un curso obligatorio de capacitación para acceder a un nuevo carnet.

Permisos de conducción especiales para superdeportivos

Porsche 911

Según explican desde la cabecera australiana CarExpert, el primer ministro de Australia Meridional, Peter Malinauskas, se ha comprometido a reformar las leyes de seguridad vial para que los propietarios de coches deportivos se enfrenten a mayores obstáculos a la hora de conducirlos, como ocurre en España con los carnets para motos de alta cilindrada.

A falta de dar forma a la nueva legislación -que ha de ser aprobada-, implicaría que alguien interesado en comprar un superderportivo pase una serie de test antes de obtener el carnet que le acredite para su conducción.

"Un automóvil deportivo de élite y de alta potencia, como un Lamborghini, si se usa, requiere un alto grado de capacitación del conductor”, ha declarado el primer ministro.

Algo que debe probarse antes de que tenga lugar incluso la compra del vehículo "para asegurarse de que tengan la capacidad de conducir ese automóvil de tal manera que no comprometa la seguridad de otros usuarios de la carretera o peatones del sur de Australia", ha zanjado el político.

Lamborghini Huracan

Su Gobierno pretende presentar estas reformas al Parlamento a finales de año a raíz de un trágico accidente ocurrido en 2019. Una adolescente falleció tras ser atropellada por un Lamborghini Huracán a las afueras de un restaurante en Glengowrie, Australia Meridional.

La persona que conducía el Lamborghini con motor V10 en ese momento, Alexander Campbell, fue absuelto inicialmente pero se había declarado culpable de conducir de forma temeraria, por lo que será juzgado.

Temas
Inicio