Compartir
Publicidad

Porsche Panamera S Hybrid, prueba (equipamiento y seguridad)

Porsche Panamera S Hybrid, prueba (equipamiento y seguridad)
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si en algún momento de tu vida decides que tu coche nuevo va a ser un Porsche Panamera S Hybrid, lo harás sabiendo que en él vas a encontrar absolutamente todo lo que esperas de una gran berlina de lujo como ésta.

Estoy seguro de que muchos de los clientes del Porsche Panamera, dudan entre éste o el Cayenne. El todoterreno tiene cinco plazas, más maletero y sobre el papel es más práctico. Pero el Panamera en cambio es más exclusivo y te permite alcanzar unas sensaciones que el Cayenne por muy deportivo que sea, no alcanzará en la vida.

El precio del Porsche Panamera S Hybrid en su versión básica es de 116.645 euros. Es un precio alto, en línea con el resto de berlinas de lujo con tecnología híbrida que podemos encontrar en el mercado, pero ¿qué es lo que ofrece éste coche por ese precio?

Porsche Panamera S Hybrid

Exterior con pocas opciones

Empecemos hablando del equipamiento exterior. Por un lado, las llantas de serie en el Porsche Panamera S Hybrid son de 18 pulgadas. Se ven bastante pequeñas en relación al tamaño de la carrocería, por ello es mejor montar unas de 19 pulgadas como las que llevaba la unidad de pruebas. Cuestan 1.533 euros.

Se complementan además con un detalle que puede parecer inapreciable, los cubrebujes cóncavos con el logotipo de Porsche en color. Si, son un extra pero en éste caso bastante económico, ya que cuestan solo 172 euros.

Por otro lado el característico color gris oscuro que lucía la unidad de pruebas también forma parte del equipamiento opcional, ya que su precio es de 1.264 euros. Los colores de serie son o negro o blanco, pero luego se puede elegir entre más de 15 opciones con precios que llegan a los 3.973 euros.

Porsche Panamera S Hybrid

Detalles como el alerón retráctil eléctrico que se despliega al superar los 120 km/h y se esconde cuando bajas de 80 km/h, forman parte del equipamiento de serie.

Equipamiento interior

Si pasamos al habitáculo, nos encontramos un nivel de detalles y calidad en general que abruma. Pero vayamos poco a poco. Lo primero que hay que destacar, es que los asientos que podéis ver en las fotos son opcionales y hay que pagar por ellos 1.929 euros.

Las formas de éstos son las mismas que las de los asientos de serie, pero en éste caso eran eléctricos y con múltiples regulaciones tanto para conductor como para el copiloto. Si eliges esta opción tendrás también regulación eléctrica de la columna de dirección y las luces de led en los retrovisores exteriores.

Porsche Panamera S Hybrid

En la unidad de pruebas, la tapicería de cuero no solo se ceñía a los asientos, sino que también el salpicadero iba forrado en piel. El precio que hay que pagar por el paquete de cuero es de 5.620 euros, pero la sensación que se percibe en el habitáculo mejora bastante respecto al equipamiento estándar.

Además si eliges esta opción ya te incluyen directamente los asientos eléctricos de los que acabamos de hablar y por tanto te ahorras los 1.929 euros.

Equipamiento de serie en el Panamera S Hybrid

Hay que destacar que el Porsche Panamera S Hybrid tiene de serie un equipamiento bastante completo, con elementos que en otras versiones se pagan aparte como opción. Un ejemplo de ésto lo encontramos en la dirección activa Servotronic, que solo forma parte del equipamiento de serie en éste y en el Panamera Turbo S.

Porsche Panamera S Hybrid

Gracias a la dirección Servotronic ésta varía su dureza en función de la velocidad. Cuando la velocidad es baja, la dirección se mueve de forma suave y precisa, facilitando las maniobras de aparcamiento y en ciudad. Por el contrario cuando la velocidad es alta, se endurece para ser más estable.

La caja de cambios Tiptronic S de ocho velocidades es otro ejemplo de un sistema que solo llevan de serie éste y el Panamera Diesel. Ésta permite conseguir esos consumos tan bajos de los que hablamos en la parte anterior de la prueba, y aporta mucho confort cuando rodamos en las marchas más altas.

Se puede cambiar de marcha con la palanca de grandes dimensiones situada en la consola central o con las palancas situadas en el volante, que bajo mi punto de vista son bastante incómodas y poco precisas. Se pueden mejorar.

Porsche Panamera S Hybrid

El sistema Start/stop es de serie también en el Panamera S Hybrid, pero frente a lo que ocurre en el resto de versiones que lo equipan, en éste no hay ninguna tecla que permita desactivarlo. Se supone que si has optado por el modelo híbrido será porque eres un conductor comprometido con el medio ambiente ¿no?

Las suspensiones en el S Hybrid son espectaculares. A ello ayuda el PASM (Porsche Active Suspension Managment) que se encarga en cada momento de regular la dureza de la suspensión de cada rueda en base a como está la carretera y al tipo de conducción que estamos haciendo y las adapta también dependiendo del modo que llevemos preseleccionado.

Además de serie únicamente en el S Hybrid y en los Turbo, la suspensión neumática adaptable se combina a la perfección con el PASM. Estas suspensiones adaptables permiten que por ejemplo al maniobrar a baja velocidad, la carrocería suba hasta 20 milímetros resepcto al suelo para evitar tocar en el suelo en las entradas de los garajes.

Porsche Panamera S Hybrid

A pesar de ello, durante la prueba tuvimos algún que otro pequeño problema en éste sentido, ya que tocar con el faldón delantero en el suelo es fácil cuando afrontas rampas muy inclinadas. Por el contrario, si llevas activado el sistema Sport Plus la carrocería baja 25 milímetros para premiar la deportividad.

Opciones para todos

Como es habitual en los coches de éste segmento, la lista de opciones con las que se puede equipar al vehículo es absolutamente interminable, y permite hacer que el precio del modelo básico aumente en más de un 50% sin mucho problema.

Voy a citar solo algunos de los elementos opcionales que llevaba esta unidad de pruebas, para no extenderme demasiado. Si queréis pasar horas y horas viendo todas las opciones disponibles, lo mejor es acudir al configurador On Line de la web de Porsche. Os lo recomiendo para una tarde aburrida delante del ordenador.

Porsche Panamera S Hybrid

La unidad de pruebas, como es habitual venía muy equipada. La pantalla central en color es uno de los mayores atractivos del Porsche Panamera S Hybrid, y es que en uno de los modos, te va marcando constantemente que porcentaje del recorrido has hecho en emisiones cero.

Se convierte por tanto en un elemento imprescindible cuando conduces buscando los consumos reducidos y viajando “a vela”. El precio de ésta pantalla que incluye el sistema de navegación por satélite y los altavoces Bosé es de 3.404 euros.

En esa pantalla también se ve la cámara de visión trasera, que permite aparcar el coche sin miedo a rascarlo, algo bastante importante teniendo en cuenta que mide casi cinco metros y que al visibilidad de la luna trasera no es precisamente su punto fuerte. La cámara cuesta 1.213 euros.

Porsche Panamera S Hybrid

Las lunas traseras iban tintadas, lo cual supone un desembolso de 504 euros. También en el interior se agradecía el techo corredizo eléctrico, que cuesta 1.584 euros. El maletero incorporaba el sistema de apertura y cierre eléctrico que cuesta 702 euros.

En los asientos delanteros, se agradecía en los momento de más calor el que estuviese equipado con el sistema de ventilación. Cuestan 1.213 euros, pero ese airecillo que se cuela entre tu espalda y el cuero del asiento en un día de calor no tiene precio.

Por último, entre el equipamiento opcional hay que destacar el Sport Chrono Paquet Plus. No se trata únicamente de ese precioso reloj que corona el salpicadero del coche, sino que va más allá.

Porsche Panamera S Hybrid

El Sport Chrono Paquet Plus trae consigo el botón Sport Plus, que hace que el carácter del coche se vuelva más deportivo, con unas reacciones más inmediatas a los movimientos del acelerador y unas suspensiones notablemente más rígidas.

Personalmente creo que éste sistema opcional, que te permite ver y cronometrar los tiempos por vuelta cuando ruedas en circuito, no pega para nada con el Panamera S Hybrid. Solo lo eligiría porque cuesta poco más de 800 euros y ese reloj en el salpicadero queda realmente bien.

Seguridad

Como era de esperar, en un coche como éste la seguridad tanto activa como pasiva está a un nivel muy alto. Por un lado equipa airbags de conductor y acompañante de dos etapas, que dependiendo de la gravedad del accidente se activan en una o en otra etapa y por tanto con mayor o menor potencia.

Porsche Panamera S Hybrid

Aparte de éstos, también incluye lo que Porsche denomina Porsche Side Impact Protection System (POSIP). Básicamente se trata de los airbags laterales y de cortinilla que se esconden en el bastidor del techo. Opcionalmente se puede equipar también con airbags laterales para los ocupantes de las plazas traseras.

Pero no solo incluye sistemas de seguridad para los ocupantes, ya que también es de serie el capó activo. Este cuando detecta que se ha producido un atropello, eleva de forma automática la parte trasera del capó para amortiguar el posible golpe que puede sufrir el peatón.

Si alguien echa de menos que hable de su puntuación EuroNCAP, deciros que ni el Panamera ni ningún otro Porsche han sido analizados por ese consorcio, algo relativamente habitual en los coches más caros del mercado.

En Motorpasión | Porsche Panamera S Hybrid, prueba (exterior e interior; conducción y dinámica; equipamiento y seguridad; vídeo, valoración y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio