Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevo Citroën C4, presentación y prueba en Suecia (parte 2)

Nuevo Citroën C4, presentación y prueba en Suecia (parte 2)
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El túnel que une Copenhague y Malmö es una buena oportunidad para probar la personalización de luces del salpicadero del nuevo Citroën C4, como hemos visto en la primera parte de la prueba del Citroën C4.

Ese túnel de 1.800 metros también nos permite notas las sensaciones de ir a 110 km/h (los nórdicos se toman los límites de velocidad muy en serio) en buen pavimento y en recta. Concretamente, no se siente nada. El confort de marcha hace que todas las carreteras parezcan bellos túneles sin curvas.

Os invitamos a poneros al volante del Citroën C4 y comprobar su buen comportamiento en carretera y su interesante gama de motores, a la que, eso sí, se le pueden poner algunas pegas debido a las cajas de cambio.

Motores y comportamiento del nuevo Citroën C4

La gama de motores está compuesta por tres diésel y tres gasolina, con varias opciones en las cajas de cambio. Existe una versión e-HDi de consumo reducido, con un brillante sistema de Stop&Start.

Estrena también una nueva caja de cambios pilotada, que permite reducir el consumo medio y que tiene levas en el volante. Ese cambio nos da la sensación de ser demasiado automático: no da la sensación de control, demasiado electrónico. En modo totalmente automático los cambios son algo lentos y transmiten una sensación de descontrol, como si la marcha entrase a destiempo justo cuando no queremos (como siempre, cuestión de gustos en el caso de las cajas automáticas). En la versión más potente de gasolina sólo es posible escoger esta caja de cambio pilotada.

Citroën C4

Gasolina

  • Citroën C4 VTi 1.4 95 CV (cambio manual 5 velocidades)
  • Citroën C4 VTi 1.6 120 CV (cambio manual 5 velocidades o automático 4 velocidades)
  • Citroën C4 VTi 1.6 THP (turbo) 155 CV (sólo con cambio pilotado de 6 velocidades)

Diésel

  • Citroën C4 HDi 90 CV FAP (cambio manual 5 velocidades)
  • Citroën C4 HDi 110 CV FAP (cambio manual 6 velocidades o pilotado 6 velocidades)
  • Citroën C4 HDi 150 CV FAP (cambio manual 6 velocidades)

La primera versión que pude probar, el Citroën C4 HDi 150 FAP BV6 Exclusive, es la que mejor gusto me dejó. Se trata de un motor con una muy buena respuesta para su potencia, empujando mucho desde pocas revoluciones. La única pega es la palanca de cambio: un tacto muy bueno por el cuero pero con demasiada vibración especialmente cuando soltamos el acelerador, ya que la palanca pega un pequeño latigazo.

El confort en marcha es sobresaliente, quizás a esto ayuden las llantas de 17 pulgadas que montaba esta versión. Transmite una sensación de mucho aplomo, muy buena aceleración y paso por curva, sin ruidos ni vibraciones ni ningún otro elemento que perjudique nuestro confort.

citroen_c4_prueba-m.JPG

Citroën C4 eHDi

La versión eHDi está disponible para el motor HDi 110 CV, sólo con caja pilotada de 6 velocidades. Cuenta con un sistema Stop&Start brillante, el mejor que he probado. Apaga y arranca el motor sin ninguna vibración a pesar de ser diésel. Al levantar la mitad del freno arranca de forma inmediata, no perjudica en absoluto la salida de un semáforo. Una luz “eco” en el salpicadero nos indica que el motor se ha apagado.

Se puede desactivar el modo eco, en tal caso no funciona el sistema Stop&Start y el punto de cambio de la caja pilotada se sitúa en unas revoluciones mayores.

Precios del nuevo Citroën C4

Cuenta con tres versiones: Business, Sport y Exclusive. Los precios del nuevo C4 parten de 15.000 para el acabado 120 cv gasolina con el acabado Business, y van hasta los 22.400 del HDi de 150 CV.

La lista completa de precios y equipamientos se puede consultar en la entrada precios y equipamiento del nuevo Citroën C4.

Seguridad del nuevo Citroën C4

Uno de los sistemas más interesantes es el detector de ángulo muerto. Detecta coches hasta cinco metros por detrás y hasta 3,5 metros a los lados. Enciende una pequeña luz circular naranja en el retrovisor correspondiente, para avisarnos de que, aunque quizás no lo veamos, si nos cambiamos de carril podemos cruzarnos en su trayectoria. Un sistema muy recomendable.

citroen_c4_prueba-i.jpg

El sistema eTouch es una conexión directa con los servicios de emergencia y también con el servicio técnico de Citroën, podemos elegir entre el botón rojo de ayuda o el negro con el logo de Citroën para cada opción. Funciona a todas horas y por el momento está disponible en 10 países (entre ellos España), y es un servicio gratuito. Permite avisar de una avería o un accidente, enviando además de forma automática la posición en la que nos encontramos.

En el aspecto seguridad cuenta también con regulador y limitador de velocidad programable con cinco velocidades. ¿Merece la pena para elegir las velocidades habituales (50-100-120) o es complicarse la vida para nada? Cuestión de gustos.

Por último el aviso de cambio de carril. Avisa mediante una vibración en el culo (lo siento, es exactamente ahí) de que estamos pisando el carril. Me vuelvo con la conclusión de que debo cambiar mi forma de conducción: con un poco que pisemos la línea ya vibra, y me resultaba tan desagradable la vibración que tenía que desconectarlo.

En su test EuroNCAP obtiene cinco estrellas y una muy buena puntuación en términos absolutos, aunque he comprobado que todavía no se puede comparar con sus rivales ya que éstos realizaron la prueba antes del cambio de sistema de medición. No obstante podemos afirmar que si no es el mejor (el C4 anterior lo fue en su momento) sí estará entre los mejores.

Conclusiones

citroen_c4_prueba-f.JPG

Enhorabuena Citroën, me has convencido. Has conseguido subsanar todos aquellos defectos que se le podrían sacar al C4 actual. Ni un diseño demasiado atrevido, el volante en su sitio, la calidad de los interiores a la altura de un compacto que quiera ser competitivo, ningún ruido extraño (al menos que no se pueda quitar) y una interfaz con el conductor brillante. La dinámica se lleva un notable alto, y el precio hará que las previsiones de la marca se puedan cumplir: nada menos que 100.000 unidades a lo largo de 2011.

La seguridad y el equipamiento relacionado como los sistemas de detección de ángulo muerto o el de llamada de emergencia le suman también puntos.

En el apartado negativo, las vibraciones de la palanca manual, el comportamiento de la caja automática y algunos despuntes futuristas que pueden perjudicar el confort, como la exagerada cantidad de botones o el diseño de la parte superior del salpicadero, que quizás nos canse dentro de unos años. Y el diseño exterior, que no es malo pero sí mejorable (sabéis hacerlo mejor, lo habéis demostrado con el C5).

En su rango de precios, desde luego una opción a tener en cuenta para quien busque un compacto familiar de aspecto alegre con buen maletero, buena gama de motores y una amplia gama de equipamiento de serie y opcional.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Primera parte | Nuevo Citroën C4, presentación y prueba en Suecia
En Motorpasión | Así son los motores del nuevo Citroën C4, Nuevo Citroën C4, la renovación de un superventas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos