Compartir
Publicidad

Kia cee'd 1.6 CRDi con 60.000 km, miniprueba (parte 1)

Kia cee'd 1.6 CRDi con 60.000 km, miniprueba (parte 1)
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal como suena. En vista de que es más difícil obtener un coche de prensa de Kia que una cita con Elsa Pataky he decidido hacerlo a mi manera. Gracias a una conocida me he hecho unos kilómetros con su coche particular, justo recién pasada la tercera revisión oficial del coche, con poco más de 60.000 km.

Se trata de un Kia cee’d 1.6 CRDi Active de 115 CV, matriculado en mayo de 2007, de las primeras unidades que llegaron a España. No tenía por entonces los mismos accesorios y carece de filtro de partículas. Conozco perfectamente el trato que ha recibido y como puede verse en las fotos está bien tratado.

No haré un análisis a fondo ya que este modelo está a punto de ser renovado, pero os comentaré mis impresiones generales y de paso cómo ha sido el desgaste, averías y el trato de postventa. Creo que es una información muy interesante y que no siempre se puede saber, los coches de prensa rara vez pasan de 20.000 km.

Kia cee

Impresiones de conducción

Lo primero que hay que decir es que conducir este coche tiene muy poco que ver con el Kia Rio. Dicho modelo es más un utilitario que otra cosa, con una suspensión demasiado blanda, un tacto de conducción regular y un propulsor diferente. El Kia cee’d está situado claramente por encima, es más coche.

Justo cuando se compró este coche pude catarlo, yo por entonces tenía un Ford Focus 1.8 TDCi de idéntica potencia. Las diferencias eran palpables, la rumorosidad mecánica del motor coreano es inferior, así como la suavidad de marcha. Eso sí, por debajo de 1.250 RPM vibra lo suyo.

El coche me transmite un tacto bueno, de calidad aunque si llegar a los mejores del segmento. La dirección es buena en precisión y tacto, solo objetar que el aro es un pelín pequeño. El cambio de marchas es exacto y lo único malo es que es de cinco velocidades. Eso último lo van a corregir con el modelo 2010.

Kia cee

Es un coche confortable, con una suspensión muy bien ajustada, cercana a los mejores. Tiene la pega de que transmite un ruido de rodadura un poco alto, también tiene que ver con los neumáticos que lleva: Michelin Energy Saver E3A. Está entre el promedio y los más ruidosos, más cerca de lo primero que de lo último.

Los desarrollos son un poquito cortos. A 120 km/h el motor va a 2.750 RPM más o menos, sin embargo otros rivales a 2.500 son más ruidosos y para mi sorpresa el consumo no se dispara aún a esa velocidad. El error del velocímetro es de 5 km/h aprox. Sobre las 2.000 RPM empieza a empujar con decisión.

No tiene un habitáculo especialmente silencioso, es parecido al SEAT León con motor TDI de inyector-bomba. Es agradable para viajar, más atrás que delante. De todas formas todas las plazas me han parecido un poco duras de respaldo, en mi opinión les falta un poco más de relleno. La sujección sí es buena.

Kia cee

Acerca del pedal del acelerador, tiene tal inclinación que cuando se conduce con poca carga sobre el pedal deja de ser cómodo, especialmente cuando se hace conducción eficiente. Es aconsejable cambiar el talón de posición con más frecuencia que en otros coches. En cuanto al freno, es muy sensible.

No tiene mucho recorrido de embrague, es fácil de conducir, aunque requiere un poco de finura. Cuando se cambia de marcha y se suelta el pedal se nota cierta brusquedad mecánica, casi tan intenso como en un Mercedes A CDI (referencia en brusquedad). Si se hace con cuidadín, se nota menos, pero se nota.

De serie no tiene el control de crucero, cuesta 150 euros en esta versión. En las primeras unidades se montaba de postventa, ahora puede ser integrado. Otra carencia que le encontré es la falta de intermitencia de un toque, pero en el fondo es una chorrada. No me convence el tono de la iluminación instrumental.

Kia cee

Tiene ordenador de a bordo, informa a través de la pantalla de la consola central. Sus funciones se alternan con un botón sobre el salpicadero, no directamente a mano. En el tablero de instrumentos podemos ver el kilometraje total y dos odómetros parciales nada más. No echo de menos indicadores.

Aunque no he tenido la oportunidad de probarlo a fondo en un puerto, me parece que no tiene ningún problema de estabilidad y que el tacto es muy parecido a modelos como el Peugeot 308 o el Opel Astra. Da la suficiente confianza, cosa que no hace el Kia Rio, el salto cualitativo es innegable.

No he notado diferencias apreciables respecto a cuando estaba nuevo. Consume menos gasóleo, lo normal. En mis manos se ha movido en la horquilla de 4,6-5 l/100 km, según el ordenador, y conduciendo a velocidades normales (hasta 130 km/h de marcador). En cuanto a los neumáticos, ahora viene lo gracioso.

Kia cee

Nunca se han cambiado, y no hace falta. Las ruedas delanteras y traseras no han llegado al punto de desgaste superior al legal, las delanteras aún aguantan 5.000 km más según la marca, y las traseras aún tienen trote por delante. La conducción que se le ha hecho ha sido suave, deportiva casi nunca.

Está claro, las ruedas de baja resistencia a la rodadura, con una conducción suave pueden durar una barbaridad sin una degradación de sus prestaciones, aunque todo neumático las pierde progresivamente en función de su desgaste. Si algún día Kia se enrolla y nos deja un coche, ya haré una prueba más completa.

En opinión de su propietaria tiene potencia más que suficiente para todos los días, de hecho se escogió el modelo de 115 CV por el equipamiento y no por la potencia (el de 90 CV es más básico). El motor superior, de 140 CV, no es necesario para la mayoría, sobre todo si no se adelanta con frecuencia y se respetan los límites de velocidad.

Kia cee

Acerca del interior

Brevemente os comento que da una sensación muy sólida y teniendo en cuenta lo que cuesta tiene una calidad muy buena, más cercano a León, Focus o Astra que a Lacetti o modelos inferiores. Los materiales aguantan bien el desgaste, sólo la carcasa del volante ha achacado más el tiempo por arañazos.

El retoque fotográfico ha sido el mínimo para que pueda apreciarse esto. Envejece muy bien, pero ojo, ¡que tiene sólo dos años! En la próxima parte os hablo del mantenimiento y demás. No me parece que la dureza de los asientos haya cambiado desde que estaba nuevo, así que son duritos y punto pelota.

Me gusta la apariencia de los materiales, hay más de un acolchado, fondos de goma o detalles de calidad. Por otra parte la guantera es de plástico liso sin tapizar o tiene plásticos muy duros en zonas bajas. Lo único que no funciona igual es el hidráulico del portón del maletero, sube poco y despacio.

NOTA: Casi todas estas impresiones son válidas para el Hyundai i30 1.6 CRDi Style, es prácticamente el mismo coche.

En Motorpasión | Kia cee'd 1.6 CRDi con 60.000 km, miniprueba (parte 2)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio