Probamos el Ford Mustang Mach-E: un SUV eléctrico de 351 CV capaz de reinterpretar el placer de conducir el Mustang de siempre
Pruebas de coches

Probamos el Ford Mustang Mach-E: un SUV eléctrico de 351 CV capaz de reinterpretar el placer de conducir el Mustang de siempre

Emoción, libertad, rebeldía. Esas son algunas de las palabras que te encuentras al comenzar a leer el dossier ndel coche que hoy nos ocupa, el Ford Mustang Mach-E. Este coche eléctrico está llamado a reinterpretar al Mustang en la era de la electromovilidad y llega con hasta 351 CV, 540 km de autonomía y muchas de esas soluciones con las que Tesla fue disruptiva en el sector del automóvil. Lo hemos conducido y estas han sido las primeras impresiones.

Quiero empezar este artículo dándole la enhorabuena al equipo de desarrollo del Mustang Mach-E. Imagino lo complicado y tedioso que tuvo que ser, en una compañía con tanta historia y un linaje tan arraigado como Ford, convencer a las altas esferas que a partir del 2021 el Ford Mustang tendría que ser un SUV eléctrico que, sobre el papel, poco o nada tiene en común con el deportivo coupé más vendido de Ford, el Mustang.

Así, con un pensamiento disruptivo, capaz de romper con lo establecido, es como se consigue destacar en un sector, el del automóvil, donde cada vez son menos los que hacen propuestas arriesgadas, controvertidas, diferentes. Te puede gustar más o menos que este coche sea el Mustang actual, y lo entiendo. Lo que no entiendo es que alguien ponga en duda que esta apuesta arriesgada, ya ha cumplido su objetivo, que todo el mundo hable de él.

Diseño con aire a Mustang en formato SUV

Ford Mustang Mach E Prueba Contacto 58

Más allá del nombre y del pony que preside todos los emplazamientos donde normalmente debería estar el logotipo de Ford, tales como la parrilla delantera, el portón posterior, los bujes de las ruedas o el centro del volante, lo cierto es que en este coche se mantienen ciertos rasgos de innegable origen Mustang.

Ford espera que en un año completo este Mustang obtenga más ventas que el Mustang tradicional

Me refiero al capó, largo y con mucha presencia, así como al estilo de la parte posterior, especialmente a la altura del pilar C, terminando en los pilotos posteriores que gracias a sus tres barras y aplicando algo de imaginación, pueden verse como una reinterpretación moderna de las ópticas posteriores de los Mustang que conocíamos hasta la fecha.

Ford Mustang Mach E Prueba Contacto 73
Mide 4,7 metros de largo y parece más bajo y compacto que la mayoría de los SUV de su segmento

Por sus 4,7 metros de largo, este coche se mete de lleno en el segmento SUV,  el estrella hoy en día en el mercado. Será rival directo de otros coches eléctricos como el Tesla Model Y, que todavía no se vende en España, el BMW iX3 que en nada estará en las calles, el Jaguar I-PACE que acaba de recibir una actualización, el Mercedes-Benz EQC, el Škoda Enyaq y el Volkswagen ID.4 entre otros.

Por sus formas y por cómo baja la línea del techo al llegar a la zona posterior, estamos ante un coche que adopta el estilo tan de moda de los SUV coupé. Además es bastante compacto y bajo, por lo que a simple vista recuerda más a un CUPRA Formentor que a un BMW iX3.

Calidad superior a cualquier otro Ford en el interior

Ford Mustang Mach-E interior
La pantalla de 15,5 pulgadas vertical es lo más llamativo, pero se complementa con otra de 10 pulgadas muy práctica tras el volante

Si nos vamos al interior, lo que encontramos es un habitáculo muy amplio y bien resuelto, con capacidad para cinco ocupantes. Las baterías van situadas en el piso del vehículo, los motores en los ejes y eso permite maximizar el espacio interior, de forma que cinco adultos pueden viajar cómodamente en él sin rechazar a los 402 litros de maletero posterior, los mismos para las versiones AWD o RWD. A ellos se unen los 81 litros del maletero delantero, que por cierto es drenable para poder meter bañadores o trajes de surf mojados.

Tendrá actaulizaciones en remoto que podrán afectar tanto al software del infoentretenimiento como a la gestión de la amortiguación o incluso a la capacidad de la batería si fuese necesario

Es un interior que transmite una sensación de calidad superior a la habitual en coches Ford. Asientos de cuero en todas las versiones, acabados de gran calidad con detalles como las costuras en color rojo, el equipo de música firmado por Bang&Olufsen y una gigantesca pantalla central de 15,5 pulgadas en posición vertical son sus principales credenciales.

Ford Mustang Mach-E interior
El equipo de música de Bang&Olufsen y los acabados en cuero con costuras en rojo destacan en el interior

Basta con asomarse a su habitáculo para darse cuenta que este coche pretende conquistar a un tipo de público que, me atrevo a decir salvo contadas excepciones, no tenía un Ford entre sus opciones de compra hace tan solo un año. Clientes de coches eléctricos, anticipados en muchos casos a las preferencias del gran público. Ese es el target del Ford Mustang Mach-E.

La técnica del Mustang eléctrico

Si nos vamos a los detalles técnicos, el Ford Mustang Mach-E está a la venta  en cuatro configuraciones posibles. Tracción trasera o tracción total, con batería estándar o de autonomía extendida.

Ford Mustang Mach-E dinámica

Así se compone la gama del Ford Mustang Mach-E:


Autonomía estandar rwd

autonomía estándar awd

autonomía extendida rwd

autonomía extendida awd

batería

68 KWH

68 KWH

88 KWH

88 KWH

AUTONOMÍA

440 KM

400 KM

610 KM

540 KM

POTENCIA

269 CV

269 CV

294 CV

351 CV

PAR MOTOR

430 NM

580 NM

430 NM

580 NM

Siguiendo además con la tradición del Mustang deportivo, Ford lanzará más adelante una versión de muy altas prestaciones y marcado carácter deportivo, el Mustang Mach-E GT que con sus 487 CV y 860 Nm de par, debería poder acelerar de 0 a 100 km/h en  3,7 segundos.

Ford Mustang Mach-E esquema baterías
Las baterías dispuestas en el sueño y los motores en los ejes permiten maximizar el espacio interior

Las baterías van situadas en el piso del coche, entre ambos ejes, y cuentan con 288 celdas de ion-litio para la de autonomía estandar y 376 celdas de ion-litio para la de autonomiía extendida. Gracias a esa disposición se consigue un centro de gravedad muy bajo.

Las baterías tienen un sistema de refrigeración líquida para conseguir tiempos de carga optimizados. Además van aseguradas dentro de un estuche impermeable rodeado de una protección de absorción de impactos.

Ford Mustang Mach-E carga Ionity
La toma de carga está situada en la aleta delantera izquierda

La potencia de carga máxima es de 150 kW, por lo que el Mustang Mach-E con batería extendida y tracción trasera gana una autonomía de hasta 119 km en 10 minutos de carga en estaciones de carga rápidas, mientras que el Mustang Mach-E de autonomía estándar carga entre el 10 y el 80 por ciento en aproximadamente 38 minutos en cargador rápido.

En marcha con el Mustang Mach-E

De lo que realmente había ganas en esta ocasión, era de probar el Ford Mustang Mach-E en esta primera toma de contacto, tener sensaciones al volante y sacar unas primeras conclusiones del aspecto dinámico del coche.

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 94

¿Por qué tantas ganas de conducir un "simple" coche eléctrico? Pues porque desde la propia marca habían generado grandes expectativas con frases como "El nuevo Mustang Mach-E, un modelo totalmente eléctrico. Es rápido. Es divertido. Es libertad. Para una nueva generación de propietarios de Mustang”. Lo dijo Bill Ford, Presidente Ejecutivo de Ford Motor Company.

Recogemos el nuevo Ford Mustang Mach-E en el aparcamiento del nuevo hotel Four Seasons de Madrid, epicentro del lujo y la actividad cool ahora mismo en la capital. La unidad que íbamos a probar era la más capaz de las disponibles hasta ahora, con tracción integral y 351 CV así como batería de rango extendido, lo cual le debería dar 540 km de autonomía máxima.

Ford Mustang Mach-E

Callejeando por el centro de Madrid, las primeras sensaciones al volante del Mustang Mach-E son muy agradables. La gran superficie acristalada, unida al techo panorámico de cristal que siempre va abierto al carecer de cortinilla de cierre, hacen que el interior se perciba muy luminoso.

El techo no tiene forma de taparlo por completo, como ocurría también en el Porsche Taycan. Para que eso no suponga un problema, cuenta con un revestimiento en el cristal con protección infrarroja que según Ford asegura que el interior permanece fresco en verano y caliente en invierno. También hay una capa que elimina rayos ultravioleta.

Ford Mustang Mach-E techo panorámico

La respuesta a los movimientos de acelerador es instantánea y se mueve con la agilidad que le exigamos a base de pedal derecho, una dirección precisa y en general unas dimensiones del coche que no lo hacen nada torpe en ciudad.

Jamás echas en falta prestaciones. Salir de primero en cada semáforo solo es cuestión de cuanto quieras pisar el acelerador. No olvidemos que hace 0 a 100 km/h en 5,1 segundos.

Ford Mustang Mach-E Prueba

En el habitáculo del coche, apenas encontramos botones físicos. Solo los situados en el volante multifunción activan las funciones tradicionales que también encontramos en otros Ford. El resto de comandos se manejan desde la gigantesca pantalla de 15,5 pulgadas a la que, a pesar de abrumar un poco al principio, es fácil adaptarsse gracias a su sencilla arquitectura de menús.

La selección de marchas se hace mediante un mando giratorio situado entre ambos asientos delanteros

Es una pantalla con gráficos simples e intuitivos y una velocidad de respuesta de lo mejor que hemos visto hasta ahora en un coche. Además cuenta con función de deslizamiento y pellizco como los smartphone de hoy en día.

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 114
La pantalla de 10 pulgadas tras el volante, parece pequeña pero se ve muy bien

En el Mach-E se emplea la tecnología SYNC 4, que duplica la potencia y rapidez de la SYNC 3 y además me ha parecido infinitamente más sencillo de manejar que el de cualquier otro Ford.

Es muy cómoda la enorme superficie con forma plana y de goma situada entre ambos asientos delanteros. Ahí disponemos de un hueco para dejar objetos cotidianos, dos portabebidas, y una superficie engomada con función de carga inalámbrica del teléfono.

Dos pedales o solo uno

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 68

El Mach-E cuenta con tres modos de conducción: Active, Whisper y Untamed. Independientemente del modo de conducción seleccionado en cada momento, puedes activar o desactivar el e-One Pedal, la frenada regenerativa de mayor intensidad cuando sueltas el pie del acelerador.

Con él activado, vayas en el modo que vayas, sentirás esa frenada intensa cuando sueltas el acelerador y cómo el coche recupera energía. Me gusta porque fue sencillo adaptarme a conducir con él, ya que tiene un nivel de intensidad muy equilibrado.

Saliendo a carretera por la autovía A3, lo cierto es que los consumos y autonomía del Ford Mustang Mach-E animan a hacer el viaje hasta Valencia, para por qué no, visitar la planta que Ford tiene en Almussafes. El ordenador de abordo marcaba más de 380 kilómetros de autonomía después de haber recorrido ya más de 50 kilómetros con el coche.

Me voy al ordenador de abordo y veo los consumos que está marcando el coche, que sorprendentemente no superan los 19 kWh/100 km. Ese registro de mantiene durante toda la prueba, y eso que jugué con los diferentes modos de conducción, no me corté a la hora de exigirle a la mecánica para ponerla a prueba y ojo, siempre con la climatización activada.

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 26

Ese va a ser sin duda uno de los puntos fuertes del Mustang, su eficiente gestión de la energía, que le permite superar los 600 km de autonomía en la versión más capaz.

La suspensión MagneRide se va adaptando a carretera, modificando su dureza de forma constante. Solo en los tramos más bacheados podrías echar en falta algo más de filtración, porque en el resto de circunstancias ofrece muy buen equilibrio entre confort y aplomo en carretera.

Tres modos de conducción

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 39

Los saltos entre los tres modos de conducción son notables. En Whisper (susurro en inglés) la dirección se percibe algo más ligera, responde suavemente a los movimientos de acelerador y la cabina se pre-configura a nivel lumínico para hacer que la experiencia sea relajada y placentera. Este es el modo de conducción más recomendado para situaciones de baja adherencia, porque la suavidad favorece que no haya pérdidas de tracción, aunque estas no son un problema en las versiones AWD.

Si pasas al modo Active, como su propio nombre indica las reacciones se vuelven más inmediatas, hay más carácter y diversión al volante. Las luces en color azul impregnan el habitáculo pero se mantiene el ECO mode para maximizar la energía disponible.

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 21
Acelera de 0 a 100 km/h en solo 5,1 segundos

El modo más deseado y donde el Mach-E se desata es el Untamed (sin domar en inglés), en el que la dirección gana dureza, el motor se nota más vivo e incluso cuando sueltas el acelerador simula una reducción de marcha. Todo ello acompañado por un sonido ficticio que se transmite a través de los altavoces, que simula un motor de combustión con distinta gradación a medida que exijamos más o menos a la mecánica. No, si lo estabas pensando este sonido no trata de imitar el gorgoteo del V8 atmosférico de un Mustang clásico, pero aun así es un sonido muy agradable y conseguido.

Los modos de conducción influyen en la respuesta del motor al acelerador, la dureza y rapidez de la dirección, firmeza de la suspensión y gestión de la batería, así como en el control de tracción y estabilidad y en el reparto de par

Cuando llegan curvas, y de esas pudimos hacer unas cuantas durante esta primera toma de contacto, el Mustang Mach-E saca a relucir muy buenas formas, gracias a un centro de gravedad muy bajo y a que gira muy plano.

Ford Mustang Mach-E curvas

Permite un paso por curva alto y además no es de los coches eléctricos que más adolece los kilos de peso por las baterías. Al contrario, permite bastantes alegrías a quien lo conduce, y eso es muy Mustang.

A la salida de las curvas, basta con enfocar la dirección hacia donde queramos ir, dar gas con decisión y el coche avanzará sin contemplación. En este aspecto dinámico me ha recordado más al Jaguar I-PACE que a un Tesla Model X.

Conclusiones del Ford Mustang Mach-E

Ford Mustang Mach-E

El Ford Mustang Mach-E me ha dejado un excelente sabor de boca después de esta toma de contacto. Creo que la marca norteamericana ha hecho un fantástico trabajo a la hora de desarrollar su primer coche eléctrico y el Mach-E está preparado para plantar cara a sus rivales más directos, así como para defender con honor el nombre Mustang.

Tiene un diseño con personalidad, buenos acabados, la dosis justa de tecnología que se espera de un coche así y dinámicamente es complicado hacerle algún reproche. Por si eso fuese poco, también es capaz de conseguir unos consumos tan ajustados que le convierten en el auténtico referente en este sentido después de Tesla y su magia para ahorrar kWh.

Precios del Ford Mustang Mach-E

Ford Mustang Mach-E Prueba Contacto 111

versión

Rango batería

Potencia

Precio

RWD

Estándar

269cv (198 kW)

48.472€

RWD

Extendido

294cv (216 kW)

56.277€

AWD

Estándar

269cv (198 kW)

55.772€

AWD

Extendido

351cv (258 kW)

64.902€

El Ford Mustang Mach-E llega con unos precios muy interesantes, ya que se sitúa a medio camino entre coches eléctricos de un nivel claramente inferior, como los Hyundai Kona Electric o el Volkswagen ID.4 más pequeños y menos potentes, y los modelos Premium como el BMW iX3 o el Audi e-tron.

Con un precio para la versión más accesible de 48.472€ que le permite acogerse a potenciales planes de ayuda a la compra como el Moves, el Ford Mustang Mach-E está listo para hacer que Ford brille con luz propia en la era del coche eléctrico. Las primeras unidades llegarán en mayo a España.

En Motorpasión | La trampa que esconde comprar un coche eléctrico hoy: venderlo de segunda mano en unos años será misión imposible | Primeras impresiones con el Lamborghini Huracán STO, el auténtico toro italiano de circuitos válido para carretera | Así funciona la suscripción de coches, o cómo matar la permanencia del renting y tener un coche como quien contrata Netflix

Temas
Inicio