Probamos el Audi RS e-tron GT en circuito y sacamos el máximo partido en pista a este sorprendente coche eléctrico
Pruebas de coches

Probamos el Audi RS e-tron GT en circuito y sacamos el máximo partido en pista a este sorprendente coche eléctrico

Cuando Audi nos presentó hace unas semanas el nuevo Audi e-tron GT afirmó que era "el mejor Audi jamás construído". Para comprobarlo, en esta ocasión hemos podido probar la versión más deportiva de este modelo de coche eléctrico, el RS e-tron GT, y lo hemos hecho en el siempre desafiante Circuito del Jarama durante la Audi Driving Experience.

El tiempo pasa y el panorama en el sector automovilístico va cambiando semana a semana y mes tras mes hacia la electrificación y los coches puramente eléctricos, que van ganando cuota a los de gasolina y diésel a ritmo imparable.

Audi Driving Experience Jarama 13

Esa apuesta por la electrificación nos ha llevado al momento actual en el que ya hay en las calles coches eléctricos tan bestias como este que hoy nos ocupa, el Audi RS e-tron GT.

Se trata del primer Audi RS completamente eléctrico y un coche que claramente, gracias a elementos como los frenos carbono cerámicos o la suspensión adaptativa, más allá de sus dos motores conjuntos llegando a desarrollar 646 CV de potencia, quiere convertirse en el nuevo estandarte entre las berlinas de altas prestaciones. No pretende ser un superventas, pretende convertirse en icono de la electrificación.

Audi Driving Experience Jarama 16
Para desentumecer, empezamos con pruebas de aceleración y frenada

Para poner a prueba un coche de semejante potencial, capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, la carretera se queda claramente pequeña. Es más, cualquier carretera se queda corta ante un RS e-tron GT. Así pues, había que acudir a un circuito para comprobar cuál es realmente el potencial de esta bestia.

El circuito, un reto importante para el coche eléctrico

El centro de gravedad del Audi RS e-tron GT es más bajo que el del superdeportivo de la marca, el Audi R8 V10. Este dato se consigue porque  el paquete de baterías de 93 kWh va dispuesto en el suelo. Es un elemento que hace que el peso total de este coche se vaya hasta los 2.422 kilos, cuando un Audi RS7 que podría considerarse su equivalente de gasolina, pesa 2.140 kilos.

Audi Driving Experience Jarama 8

Esos casi 400 kilos de diferencia entre uno y otro apenas se perciben cuando conduces este coche en carretera, pero en un circuito de alta velocidad la cosa puede ser muy distinta y ese sobrepeso, unido a las inercias que suelen acompañar a esos kilos de más, podrían suponer un importante handicap a nivel dinámico.

Audi debía estar muy segura de las capacidades del RS e-tron GT cuando decidió incorporar a la flota de vehículos de su curso de conducción más avanzado, el Sportscar, este nuevo modelo acompañando a los todopoderosos Audi R8 V10 Performance que ya hemos conducido en alguna otra ocasión.

En la propia información oficial de la marca, dicen que "además de sentir la adrenalina que desprende el superdeportivo por excelencia de Audi, todos los participantes podrán disfrutar con las indescriptibles sensaciones que es capaz de ofrecer la tecnología de propulsión eléctrica". Ole por su valor.

Audi RS e-tron GT Circuito del Jarama

La jornada del curso de conducción Sportscar de la Audi Driving Experience comenzaba con la parte teórica, donde se recordaban algunas pautas básicas a la hora de conducir un vehículo en circuito, como la importancia de una correcta posición al volante, el mirar lejos para anticipar la trazada y las referencias de paso por curva con puntos de frenada, giro y aceleración.

Conducir un coche así en circuito exige cambiar algunas referencias que tenemos muy grabadas en nuestra cabeza

Con la llegada de este nuevo RS e-tron GT, muchas de las referencias que uno tiene grabadas hasta la fecha en su mente han de pasar por una profunda revisión. El tiempo y la velocidad a la que llegas a la siguiente curva, el punto donde debes dar gas o la capacidad que tiene un coche para frenar han de pasar por un formateo completo, ya que el RS e-tron GT las modifica de raíz.

Lo comprobamos incluso antes de salir a pista al volante del nuevo RS e-tron GT, ya que en un coche eléctrico no es necesario calentar la mecánica antes de abandonar el pit lane.  Basta con darle al botón de arranque, salir a pista y poder empezar a sacarle el máximo partido, ya que la mecánica no ha de coger temperatura y desde que lo pones en ON, ya está dispuesto a ofrecer el máximo rendimiento.

Audi Driving Experience Jarama 24

Solo has de preocuparte por la temperatura de los neumáticos y los frenos, pero te aseguro que en una bestia de casi dos toneladas y medio de peso la temperatura óptima de ambos elementos se consigue en la primera apurada de frenada.

Salimos de la curva de final de recta del Circuito del Jarama dando gas a fondo todavía con el volante algo girado, y en apenas décimas de segundo estás tan lejos de donde empezaste a acelerar que tu cabeza envía la orden de levantar el pie derecho, cuando ese tramo normalmente lo haces a fondo incluso en los coches de combustión más potentes.

Aquí lo que ocurre es que tienes toda la potencia disponible desde el momento en que hundes el pie derecho y los 830 Nm te empujan hacia adelante con tanta fuerza que llegas a la segunda curva del circuito, Varzi, mucho antes y más rápido de lo que lo harías en un superdeportivo como el Audi R8 V10.

Audi R8 V10 y Audi RS e-tron GT
El Audi RS e-tron GT hace fácil lo que en el R8 exige pericia y concentración al volante

El paso por curva es impecable. Las inercias provocadas por los kilos te empujan hacia afuera inevitablemente, así que sujetas con fuerza el volante y te empeñas en mantener la trazada que conocías de tantas y tantas vueltas al trazado madrileño, aunque tal vez este coche exija trazadas nuevas para sacarle el máximo partido.

Pasamos las eses de Le Mans y el Audi RS e-tron GT demuestra que es lo más parecido que existe a jugar al Scalextric con un coche de verdad. El tiempo que tardas en pasar de la primera curva a izquierda a la siguiente más cerrada a derecha solo depende de la intensidad con la que pises el acelerador, igual que en el Scalextric solo depende de la intensidad con la que pulsas el gatillo del mando.

El coche admite todo y transmite su descomunal potencia al asfalto sin rechistar. Lo volvemos a comprobar dando gas a la salida de Le Mans para encarar la Rampa Pegaso y el Puente Dunlop, un tramo que también se ha de hacer a fondo en otros coches superdeportivos, pero que en este exige echarle valor e intentarlo un par de veces antes de poder hacerlo con el pie derecho a fondo y con confianza.

Audi Driving Experience Jarama 4

La subida la hace a ritmo de cohete espacial en maniobra de despegue. Vas tan rápido que no te da tiempo a fijarte en las referencias que tienes a la vista normalmente. Todo es diferente en este coche, y lo es también el hecho de llegar a coronar la pendiente tan rápido que tienes que tocar ligeramente el freno para asentar el coche antes de encarar las rápidas enlazadas de Ascari.

Si has tenido el valor de salir acelerando a fondo desde Le Mans, estarás llegando a esa zona a más de 180 km/h. Si no te has atrevido y has dado gas a fondo después del Puente Dunlop, también estarás llegando a esa velocidad.

A toda esa potencia bruta e ingente que entrega este coche, se une otro factor, el todo o nada con el acelerador. No hay cambios de marchas (tiene dos marchas que gestiona automáticamente) y basta con pisar el acelerador a fondo para que el coche salga disparado hacia adelante sin una mínima concesión. Todo pasa a una velocidad inaudita.

Audi Driving Experience Jarama 22

Saliendo de La Hípica el RS e-tron GT tiene una capacidad alucinante para traccionar, pasando toda la potencia al asfalto con suma precisión y sin dejar que se manifieste el más mínimo atisbo de derrapaje. Es otro de sus puntos fuertes esa capacidad de aceleración gracias al reparto de potencia instantáneo entre ambos ejes, que siempre garantiza la tracción óptima.

Una vez más antes de la rápida a izquierda de la bajada de Bugatti, llegas tan rápido que es necesario un toque de freno para asentar el coche y para bajar ligeramente la velocidad antes de empezar a girar. Impone respeto tirarte por semejante rampa en una berlina de 2,5 toneladas a esa velocidad.

Y es entonces, en la frenada más intensa del circuito, cuando sale a relucir otra de las características de este coche. Al contrar con un sistema de recuperación de frenada, el tacto del pedal de freno no es todo lo preciso que me gustaría. El primer tramo de pedal se nota muy asistido, muy ficticio y con poca posibilidad de modular la potencia. Si sigues a fondo para detenerlo, el coche se detiene en muy pocos metros demostrando una potencia inaudita con muy poco tacto a través del pedal.

Audi Driving Experience Jarama 18

Una tras otra van pasando las vueltas y vamos cogiéndole el punto al carácter del RS e-tron GT. Es un coche que se conduce de forma muy distinta a una berlina de altas prestaciones de combustión. Aquí más que buscar el paso por curva más rápido, lo que tienes que hacer es buscar la trazada que te permita frenarlo bien pronto, solventar el vértice de la curva con soltura y lo más importante, estar listo lo antes posible para pisar a fondo el pedal del acelerador. Ahí esta la clave teniendo tanta caballería a tu disposición desde que pisas rl acelerador.

Así conseguirás sacarle todo el partido a esa enorme caballería y a su fuerza instantánea, marcado las diferencias con cualquier otro coche que puedas imaginar.

Pudimos comprobarlo nada más bajarnos del Audi RS e-tron GT subiéndonos en todo un Audi R8 V10 Performance, un superdeportivo con motor V10 de 620 CV que bien llevado, es sin duda uno de los coches más rápidos del mundo.

Pese a las demostradas credenciales del R8, en cierta medida queda eclipsado por el eléctrico porque para llevar el ritmo que te permite el RS e-tron GT sin esfuerzo, en el R8 V10 Performance has de esforzarte y ser muy bueno conducéndolo.

¿Cómo puedo hacer un curso de la Audi Driving Experience? ¿Cuánto cuestan?

Audi Driving Experience Jarama 19

Los próximos cursos Sportscar de la Audi Driving Experience en nuestro país tendrán lugar del 26 al 28 de mayo en el Circuito de Montmeló (Barcelona).

Pasado el verano, del 23 al 25 de septiembre la escuela de conducción de Audi se traslada a Ascari (Málaga), donde se impartirán los cursos Performance, ideales para los que buscan familiarizarse con las técnicas de conducción que permiten sacar el máximo partido a las prestaciones de su vehículo.

Más adelante los cursos Progressive tendrán lugar en el Circuito de Los Arcos (Navarra) los días 14 y 15 de octubre. En todos ellos los coches serán e-tron GT, además del Audi R8 Coupé, el TT Coupé, el RS Q8, el RS 7 Sportback, el RS 5 Sportback, el RS 4 Avant o el e-tron Sportback.

Audi Driving Experience Jarama 26

Sus precios son muy asequibles, ya que los más avanados que son los cursos Sportscar tienen un precio de 550 euros para los clientes de Audi, y de 650 euros para el resto de participante. Un nivel más abajo, pero no por ello menos interesantes, los cursos de la modalidad Performance cuestan 420 euros y 340 euros, respectivamente, mientras que los Progressive oscilan entre los 200 euros (cliente) y los 240 euros (no cliente).

Sin duda, invertir en un curso de conducción es muy acertado. En ellos, además de pasártelo en grande, también puedes aprender a reaccionar ante situaciones que de no haberlas vivido antes, pueden terminar en accidente. Me refiero a esas frenadas de emergencia esquivando un obstáculo o a esos deslizamientos que nunca quieres encontrarte en carretera abierta. Si te los encuentras, mejor estar bien formado.

En Motorpasión | Alquilar una autocaravana. Todo lo que debes saber para viajar cómodamente al mejor precio | Primer contacto: CUPRA Formentor VZ5, un SUV de 390 CV y tracción total con alma de Audi RS (vídeo) | Los conductores que estarían exentos de pagar peaje en las carreteras de España, según la DGT

Temas
Inicio