Publicidad

¡Batalla en casa! El Porsche Taycan Turbo S y el Porsche 911 Turbo S se enfrentan en un duelo de aceleración fratricida

¡Batalla en casa! El Porsche Taycan Turbo S y el Porsche 911 Turbo S se enfrentan en un duelo de aceleración fratricida
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los coches eléctricos presumen de imponerse en aceleración a un modelo de combustión similar en potencia y prestaciones gracias a su entrega inmediata de par pero, ¿qué ocurre si se enfrentan en cuarto de milla el más prestacional de los Porsche 911 con el más deportivo de los Porsche Taycan?

El portal británico que compara precios de coches nuevos, Carwow, ha querido responder esta pregunta poniendo frente a frente al nuevo Porsche 911 Turbo S y al Porsche Taycan Turbo S en un drag de aceleración y mostrarlo en este vídeo publicado en su canal de Youtube.

Futuro y tradición, cara a cara

Porsche Taycan prueba contacto

Con el Porsche Taycan, la marca alemana ha querido plasmar la esencia de su modelo estrella, el Porsche 911, tanto en lo que toca a diseño (salvando las distancias) como en lo que respecta a dinámica y deportividad sobre el asfalto.

Así, el Taycan Turbo S, que hereda el apellido pero que no integra turbo alguno en su mecánica eléctrica conformada por un motor para cada eje, es una bestia de cero emisiones y 625 CV, que puede llegar a firmar los 761 CV y unos estratosféricos 1.050 Nm de par máximo con su función overboost.

Porsche 911 Turbo S 2020

Por su parte, el último Porsche 911 Turbo S se postula como el 911 Turbo más potente de todos los tiempos: también tracción total, su corazón bóxer de 3.8 litros llega hasta los 650 CV y los 800 Nm de par. Cifras menores sobre el papel a las del Taycan si echa mano del overboost.

No obstante, en lo que respecta a prestaciones, el 911 más bruto promete hacer el 0-100 en 2,7 segundos, mientras que el Taycan Turbo S hace lo propio en 2,8 segundos con el overboost y activando el Launch Control: una décima más lento. En ello tiene mucho que ver el peso: el Taycan para la báscula en 2.300 kilos, mientras que el 911 Turbo S lo hace en 1.650 kilos.

Con estos datos en la mano, Carwow enfrenta a estas dos purasangre nacidos en los cuarteles de Stuttgart y el resultado tras dos pasadas es que el Porsche 911 Turbo S bate al Taycan Turbo S por exactamente la misma diferencia que juran tener sobre el papel: el eléctrico cruza la meta 402 metros después en 10,3 segundos y el 911 Turbo S en 10,2 segundos.

Bien es cierto que el Taycan acaba de llegar y que aún tiene mucho margen de mejora, mientras que el Porsche 911 lleva años desarrollándose a través de diferentes generaciones. Es conclusión, el eléctrico ya le pisa los talones. Sea como fuere Porsche puede estar encantada de esta batalla entre dos de sus retoños más potentes, pues se queda en casa.

En Motorpasión | Ruta a la búsqueda del olvidado Circuito de Vilafranca del Penedés al volante de un BMW M2 Competition

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios