El primer híbrido que Peugeot quiso vender en su historia llegó hace más de un siglo, y no era un coche: era un tanque

El primer híbrido que Peugeot quiso vender en su historia llegó hace más de un siglo, y no era un coche: era un tanque
5 comentarios

"A menudo oímos decir que los motores híbridos son recientes, pero eso no es cierto", comenta Hervé Charpentier, conservador del Museo de la Aventura de Peugeot en Sochaux. Y así es, el primer coche híbrido fue creado por Ferdinand Porsche para la marca Lohner en 1899, el conocido como Lohner-Porsche. Peugeot es otra marca que experimentó en este campo hace más de 100 años ya. "El primer híbrido [de Peugeot] fue un vehículo blindado fabricado en 1917”.

Antes de los Peugeot 508 RXH y 3008 RXH y de la gama actual de híbridos enchufables, con los 508 HYbrid y 3008 HYbrid, el nuevo 508 Sport Engineered de 360 CV o el más reciente aún Peugeot 308, Peugeot ya fabricó un modelo híbrido.

Comercializados a principios de 2012 con algunas semanas de diferencia, los 508 y 3008 RXH se caracterizaban por la combinación de un motor eléctrico en la parte trasera y de un diésel 2.0 HDi de 163 CV bajo el capó delantero. Esta solución se ha abandonado en favor de los motores 1.6 turbo gasolina y de la carga vía enchufes, en versiones de tracción delantera o tracción integral. Pero hace un siglo, Peugeot ya había experimentado con los motores híbridos, aunque su público era muy diferente del de ahora.

En la Primera Guerra Mundial, la marca respondió a un concurso del ejército galo que necesitaba un carro blindado. Presentado en 1917, este tanque utilizaba un motor de gasolina de unos 100 CV de potencia para alimentar un generador.

Éste a su vez alimentaba los inductores de dos motores eléctricos, colocados directamente en las ruedas dentadas y delanteras, las encargadas de accionar las orugas. A primera vista, puede parecer que Peugeot no buscó la solución más fácil.

Carro combate híbrido Peugeot

La razón de esta aparente complejidad técnica es que “permitió a Peugeot evitar tener que diseñar una transmisión, algo que puede ser muy compleja en un vehículo de orugas", explica Hervé Charpentier. No solamente se evitaba crear una transmisión, sino que también se reducían las posibles averías de la misma al no estar presente. Y eso, en el campo de batalla siempre es una ventaja.

Un sistema híbrido en serie

Carro combate híbrido Peugeot

Así, el motor no tenía conexión mecánica con las ruedas y solo los motores eléctricos movían las ruedas. En definitiva, era un sistema híbrido en serie, también conocido como eléctrico de autonomía extendida y que en algunos mercados está gozando de cierto auge. Por ejemplo, en la producción actual, Nissan ha alcanzado los primeros puestos en ventas en Japón con modelos equipados con este tipo de propulsión, con sus modelos e-Power.

Perfectamente funcional, este prototipo también se benefició de una mejor protección y de una suspensión más eficaz que su rival en el concurso, el Renault FT-17. Sin embargo, fue el tanque de Renault el elegido, gracias a su menor peso y sobre todo a su torreta giratoria. Y es que el cañón en el tanque de Peugeot tenía una movilidad reducida.

Renault FT-17
El Renault FT-17 fue finalmente el escogido por el ejército francés.

También se dice que Peugeot no tenía suficiente capacidad de producción para entregar los tanques en el plazo previsto. Sea como fuere, el ejército francés escogió el modelo de Renault y en consecuencia, sólo se fabricó un ejemplar del Peugeot, frente a los más de 3.500 ejemplares del Renault FT-17.

Habría que esperar a 1991 para volver a ver un Peugeot híbrido. Fue con un prototipo de Peugeot 405 diésel, un precursor de la tecnología del entonces grupo PSA y que veríamos en el Peugeot 508 RXH.

Luego le tocó el turno al Peugeot 307. Este ya era un coche muchos más cercano a la producción, pues la marca probó a partir de 2006 en interno toda una flota de 307 de diversas carrocerías, incluyendo el coupé-cabriolet. Sería el último paso antes del lanzamiento del 3008 y del 508 RXH en 2012.

En Motorpasión | Probamos el Peugeot 508 PSE: una berlina híbrida enchufable de 360 CV menos agresiva de lo que parece

Temas
Inicio