Mala noche es robar un Mazda y acabar detenido y en el hospital por encajarlo en las escaleras del intercambiador de Plaza Elíptica

Mala noche es robar un Mazda y acabar detenido y en el hospital por encajarlo en las escaleras del intercambiador de Plaza Elíptica
8 comentarios

Surrealista capítulo se ha vivido en el interior del intercambiador de Plaza Elíptica en Madrid: un Mazda6 ha quedado atascado en las escaleras que dan acceso al Metro tras precipitarse desde la primera planta.

Ha ocurrido sobre la medianoche de este martes y según ha informado el Ayuntamiento, se trata de un automóvil robado. El conductor ha sido detenido y los agentes de la Policía Municipal ya están investigando el origen y el desarrollo de este robo con accidente incluido.

Este verano ya hemos vivido varios extraños casos con coches como protagonistas: como este Skoda Karoq de alquiler atrapado en una cala de Calpe con baño incluido o este Maserati Levante varado en la playa de Marbella. Aunque en esta ocasión, mar y playa no están en la ecuación.

El ladrón ha dado positivo en cocaína

Pero, ¿y cómo acabó este Mazda6 en plenas escaleras que dan acceso al subterráneo del intercambiador de Plaza Elíptica?

Pues al parecer entró desde el acceso exclusivo de autobuses de la autopista A-42, irrumpiendo posteriormente en el interior del intercambiador, rompiendo las puertas de cristal y acabando en las escaleras, lo que supuso que bajó hasta dos niveles.

El conductor del coche, de 36 años de edad, lo había robado y debió equivocarse entrando en esta trampa de la que ya no podría salir. Lo que es una estupenda noticia para el dueño de este modelo nipón.

No lo es tanto como ha quedado el coche, pues tras el periplo quedó con el frontal dañado, así como en el perfil. Fruto, entendemos, de atravesar 'a lo bonzo' las puertas de cristal.

Afortunadamente no se han lamentado heridos tras el incidente, a lo que ayuda la hora en la que tuvo lugar el suceso. Tampoco el propio conductor sufrió heridas de gravedad, aunque fue trasladado al hospital 12 de octubre según las autoridades.

Para sacar al pobre Mazda6 de las escaleras, fue necesario un importante despliegue operativo de los Bomberos del Ayuntamiento de la capital, que lo remolcaron hasta el exterior.

Según informan varios medios, por ejemplo La Sexta, el ladrón dio positivo en cocaína y tiene antecedentes por violencia de género. El coche lo robó en las cocheras del Metro en Getafe, donde el incauto dueño del Mazda6 se dejó las llaves puestas.

Al parecer se dio cuenta de su error y lo pilló in fraganti ya en el coche: el ladrón lo agredió, se hizo con el coche y comenzó su huida acabando en el intercambiador de plaza Elíptica, recorriendo unos 10 kilómetros.

La Policía Municipal de Madrid sigue investigando este suceso al más puro estilo 'The Italian Job', pero a la madrileña.

Temas
Inicio