Cuando Osama Bin Laden evitó la quiebra de Williams: la historia del patrocinio más ignominioso de la Fórmula 1
Fórmula1

Cuando Osama Bin Laden evitó la quiebra de Williams: la historia del patrocinio más ignominioso de la Fórmula 1

Osama Bin Laden fue durante muchos años uno de los criminales más buscados del mundo. Después de los atentados del 11-S, el líder del grupo terrorista Al-Qaeda fue perseguido por los Estados Unidos en Oriente Medio hasta ser asesinado en la Operación Lanza de Neptuno en 2011, tras una década de caza.

Lo que menos gente sabe es que Bin Laden tuvo una relación muy tácita con la Fórmula 1 mucho antes de que todo esto pasara. Concretamente, fue a finales de los '70, cuando Frank Williams acudió a Oriente Medio a encontrar dinero que salvase su equipo de Fórmula 1 y volvió con el patrocinio más ignominioso de la historia.

Los petrodólares saudíes salvaron Williams a finales de los '70

Frank Williams F1 1979

Todo ocurrió después de la temporada 1977. Walter Wolff compró el equipo Williams de Fórmula 1 para rebautizarlo con el nombre de Wolff Racing y hacer una de esas historia únicas de la Fórmula 1. En su primera carrera, en Argentina, ganaron. Incluso Jody Scheckter estuvo a punto de levantarle el título a Niki Lauda. Pero un año después el equipo desapareció.

Mientras esto pasaba, Wolff despidió a Frank Williams como jefe de lo que hasta entonces había sido su equipo y el británico hizo el petate para volver a crear de cero su propio equipo, el que ahora conocemos como Williams. Pero necesitaba un buen sustento económico para que el castillo de naipes no se le desmoronase.

Bin Laden Familia

Así que Williams decidió buscarlo en Oriente Medio. Con un piloto de Fórmula 3 haciendo de intermediario, el británico consiguió contactar con el príncipe Sultan bin Salman, y en enero de 1978 le invitó a visitarle en su palacio real en Riad. Allí, Williams encontró la salvación para su equipo de Fórmula 1.

Cuenta la leyenda que lo primero que llamó la atención a Williams de Riad fue la inmensa carretera que iba del aeropuerto al palacio, bordeada de árboles y jardines en pleno desierto. Había sido diseñada por la empresa de Mohammed Bin Laden, el padre de Osama Bin Laden. Y no era la última vez que iba a escuchar hablar de él.

Bin Laden Williams F1

Tras una larga reunión con el príncipe, Williams logró sacarle una ayuda importante al reino saudí. Pecan muchos de creer que la actual es la única época en la que la Fórmula 1 se ha vendido a los petrodólares, pero ya ocurrió a finales de los '70. Varias empresas saudíes lucieron sus logos en el carenado de Williams.

Entre ellas, la empresa Bin Laden, que se estima que aportó cerca de 100.000 libras a la causa de Williams. Saudi Airlines Saudia Airlines, Albilad, Dallah Avco y TAG fueron otros de los patrocinadores saudíes que sacaron a Williams de la quiebra. Pero la pegatina de Bin Laden en el faldón del coche queda para la historia ignominiosa de la Fórmula 1.

Williams Silverstone F1 1979

Hay que decir que por entonces Osama Bin Laden ya estaba bastante alejado de la familia, y que pronto se enrolaría en las filas de Al Qaeda para participar en la guerra de Afganistán. Fue su hermano Salem Bin Laden quien llevó las negociaciones directas con Williams, toda vez que el padre ya había fallecido.

El patrocinio no duró mucho, ya que Williams intuyó que los saudíes se aburrirían pronto de la Fórmula 1, así que comenzó a buscar nuevos inversores. Pero para la historia queda que en la primera victoria de Williams en la Fórmula 1, en Silverstone 1979, el logo de Bin Laden lucía en el faldón del monoplaza.

Temas
Inicio