Compartir
Publicidad

Juventud y desapego del automóvil, un problema que crece, y con cifras

Juventud y desapego del automóvil, un problema que crece, y con cifras
124 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy día las principales empresas automovilísticas ya no dependen tanto del primer mundo, donde se está produciendo una involución social respecto al automóvil. Son los países emergentes los que salvan las cuentas, porque cada vez tienen más clase media con ganas de medios de locomoción. En las marcas de lujo el efecto es aún mayor.

Progresivamente los países industrializados están llegando a un punto de máxima saturación de vehículos por habitante, o ya han alcanzado el cénit y a partir de ahí la cosa va para abajo. ¿Os acordáis del artículo de "el amor por el coche de la generación Y":https://www.motorpasion.com/otros/el-amor-por-el-coche-de-la-generacion-y-ya-no-es-lo-que-era? Pues de eso vamos a hablar ahora.

Ciertamente los editores y miembros de la comunidad de Motorpasión no somos representativos de esta tendencia social. Empezó en Japón, donde automóvil no es sinónimo de libertad y movilidad. Las megalópolis japonesas tienen transporte público eficiente y rápido, y aspirar a -una caja de zapatos- un kei-car no emociona mucho que digamos, y en propiedad aún menos.

Mitsubishi i en Tokio

¿Dónde está el origen del problema?

El efecto se va contagiando a otras regiones, como Estados Unidos o Europa. Las razones son muy variadas y complejas, también se están retrasando las edades para tener hijos, formar matrimonios, comprar viviendas, automóviles... la rueda del consumismo está empezando a necesitar mucho aceite con los nacidos de los 80 en adelante.

En estos países industrializados hay denominadores comunes, como lo que ha aumentado el coste de esta movilidad, combustible aparte, con un sistema impositivo asfixiante, la crisis económica, inestabilidad laboral y personal... Es un cambio de ciclo con todas las letras. Lo dicho, Motorpasión no representa eso.

La consultora KPMG ha preguntado a 200 altos directivos del sector del automóvil (fabricantes y auxiliares), y concluye que el 46% de ellos piensa que los menores de 25 años han perdido el interés en el coche en propiedad, aunque también cae el interés en los maduritos (más de 50 años).

BMW i3

¿Y después qué?

Los fabricantes de automóviles están migrando hacia un modelo de negocio más genérico, soluciones de movilidad. No solo se trata de vender coches, sino de vender soluciones, como coches de alquiler, compartidos, eléctricos, etc. Hay varios experimentos al respecto que van ganando popularidad.

Desde Estados Unidos llega un dato preocupante, en 2012 solo el 27% de los coches nuevos se los compraron personas de menos de 34 años. Y no hablamos precisamente de un mal ejercicio en ventas, porque allí la crisis que tienen es diferente a la europea. El dato europeo puede ser peor, y no me sorprendería.

Se está trabajando mucho en ofrecer a la gente coches adecuados a sus nuevos gustos, como la manía por la conectividad, la conducción autónoma para quien pasa de conducir, los "todoterrenos de palo" (crossover)... ¿Nos sorprende que estén en plena decadencia las berlinas o los todoterrenos de concepción clásica? No deberíamos.

Peugeot 2008 y Renault Captur

Si los países emergentes frenasen su demanda la industria del automóvil se enfrentaría a uno de los mayores problemas de la historia. Si los jovenes no alimentan la rueda del consumismo, mal asunto. Hay que admitirlo, esta industria se basa en el consumismo, si hiciésemos como los cubanos y mantuviésemos los coches 50 años, se va al cuerno.

Por otro lado hay que encontrar el punto de racionalidad. Una de las absurdeces del mundo desarrollado es carreteras colapsadas de coches que transportan a una sola persona a corta distancia. Tampoco hay que irse al extremo opuesto, en el que usamos el coche hasta para ir a por el pan.

Esta es la época que nos ha tocado vivir, amigos míos. La pasión por el automóvil no está en su mejor momento y no faltan los motivos. Resistamos cuales galos ante los romanos, y si hemos de desaparecer, que sea lo más tarde posible. Si no, el paso siguiente será ilegalizar la conducción manual, porque ¿p'a qué?

Conducción autónoma

Japón también tiene otras preocupantes tendencias como la creciente tasa de suicidios o el progresivo "desinterés por los jovenes en ¡el sexo!":http://www.abc.es/sociedad/20131027/abci-sexo-japoneses-201310271510.html independientemente de chicos y chicas. Espero que ese tipo de cosas no nos las exporten, ¡por favor! Prefiero estar más cerca del cavernícola.

¿Qué pasará con la generación siguiente? Los que ahora van a primaria, cuando tengan 18 años, seguramente no tendrán más ganas de movilidad y libertad que sus padres. Nacerán en el despegue de la conducción autónoma, el ocaso del motor de combustión interna y el auge de los coches eléctricos.

Ya estamos contemplando cómo los nacidos a finales de los 90, que ya van cumpliendo mayoría de edad, continúan la tendencia. Ya no nos "la medimos" con el coche, sino con el teléfono móvil o la tableta. ¿Acaso ha llegado el automóvil a su máximo de esplendor ya? Pues es un temor cada día más fundamentado.

Cabría preguntarse hasta qué punto los gobiernos han alimentado esta tendencia a base de freír al automóvil a impuestos, tasas y demás... hasta hacerlo algo inviable para un segmento muy relevante de la población. El futuro está en invertir en alquiladoras de automóviles, su negocio está mejorando.

Vía | "La Vanguardia":http://www.lavanguardia.com/economia/20140107/54397839627/desinteres-jovenes-coche-inquieta-fabricantes.html En Motorpasión | "El amor por el coche de la generación Y, ¿ya no es lo que era?":https://www.motorpasion.com/otros/el-amor-por-el-coche-de-la-generacion-y-ya-no-es-lo-que-era

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio