Adiós al Opel Insignia, la berlina deja de fabricarse este año para dejar paso a un SUV eléctrico

Adiós al Opel Insignia, la berlina deja de fabricarse este año para dejar paso a un SUV eléctrico
21 comentarios

El Opel Insignia dejará de fabricarse antes de que finalice este año. Actualmente, sale de las líneas de montaje de la planta principal de Opel, en  Rüsselsheim. Un portavoz de la empresa matriz de Opel, Stellantis, confirmó la información el pasado viernes.

Es algo que se venía venir. Su versión Vauxhall para el Reino Unido, ya ha dejado de venderse allí desde el pasado mes de mayo y a finales de 2021, la carrocería familiar del Opel/Vauxhall Insignia dejó de fabricarse.

Con el cese de producción del Insignia, la planta de Rüsselsheim se destinará ahora en su totalidad a la fabricación del Opel Astra y del nuevo DS 4. Según Stellantis: “la interrupción del Insignia, con su plataforma no electrificable, favorece el aumento más rápido de la producción del Astra".

El Opel Insignia es actualmente el último coche de la gama Opel desarrollado por General Motors. La filial de Stellantis aún no ha desvelado un modelo sucesor del Insignia. Sin embargo, Opel había anunciado que se ofrecerían variantes eléctricas en todas las gamas de modelos a partir de 2024. Hasta ahora, esto se había interpretado como la fecha de finalización del Insignia.

Así, el futuro buque insignia de Opel será eléctrico, o como mínimo contará con una versión 100 % eléctrica. Sin embargo no está claro que se trate de una berlina al uso, ya sea con carrocería fastback similar al Insignia o de tres cuerpos. De hecho, todo apunta a que será de tipo SUV, quizá con un concepto similar al de los nuevos Peugeot 408 y Citroën C5 X, mezcla de SUV y berlina fastback.

Opel Insignia

Hace tiempo que las berlinas ya no gustan. Salvo contadas excepciones, como los sempiternos Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C, ningún modelo ha superado las 15.000 unidades vendidas en el primer trimestre de 2022. Y eso es incluyendo la variante station wagon en la ecuación.

La desaparición del Insignia sigue a la del Ford Mondeo, que dejó de producirse en marzo de este año, así como la versión sedán del Volkswagen Passat y la desaparición del Renault Talisman a principios de este año.

Opel Insignia GS

Con el cese de producción del Insignia, a la rama europea de Stellantis sólo le quedarán como berlinas generalistas (Maserati juega en otra liga) los Peugeot 508 y Alfa Romeo Giulia, el cual ya sabemos que su sustituto será eléctrico.

Opel Insignia, Buick Regal y Holden Commodore: tres nombres, un mismo coche

Buick Regal GS

El actual Opel Insignia es la segunda generación del modelo y debutó en el Salón de Ginebra de 2017 como Opel Insignia Gran Sport. A lo largo de su carrera estuvo disponible con motores gasolina de 140 CV a 260 CV y en diésel, de 110 a 210 CV.

Sin embargo, en la actualidad, en España ya sólo está disponible con un 2.0 litros turbodiésel de 170 CV y un 2.0 litros turbo gasolina de 170 CV, 200 CV y 230 CV, exclusivamente disponible este con el acabado GSi y la tracción integral.

Desarrollado por General Motors, el Insignia también se vendió como Buick Regal en diversos mercados, como Estados Unidos, Canadá y China, así como Holden Commodore en Australia y Nueva Zelanda. Y por supuesto, como Vauxhall Insignia en el Reino Unido.

Holden Commodore

Tras la compra de Opel por parte del entonces grupo PSA en 2017, las versiones Buick y Holden dejaron de fabricarse en 2020, GM matando de paso la histórica marca australiana Holden en 2021.

Temas
Inicio