Compartir
Publicidad

¡A todo SUV! El Mercedes-AMG GLC 63 S ya es el todocamino más rápido de Nürburgring con un crono de 7:49.369

¡A todo SUV! El Mercedes-AMG GLC 63 S ya es el todocamino más rápido de Nürburgring con un crono de 7:49.369
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Alfa Romeo Stelvio QV ha dejado de ser el SUV de producción más rápido de Nürburgring. Tras mantenerse en el trono durante más de un año, otro todocamino se ha hecho con el título: el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+. El modelo de Affalterbach, sin modificación alguna y ante notario, ha conseguido bajar el registro en más de dos segundos, por lo que a partir de este momento y hasta que otro SUV le quite el puesto, será el nuevo rey de los todocamino en el Infierno Verde.

En septiembre del año pasado, el Alfa Romeo Stelvio QV conseguía completar los 20,8 kilómetros que componen el Nordschleife de Nürburgring en 7 minutos, 51 segundos y 7 décimas. Una marca que le servía para desbancar al Porsche Cayenne Turbo S que, a su vez, le quitaba el puesto al Range Rover Sport SVR. Y ahora el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ se suma a la lista de modelos SUV que han conquistado Nürburgring.

El todocamino de la estrella ha marcado un crono de 7:49.369, que si bien no deja tan atrás al Stelvio QV como lo hiciera el modelo italiano con el Cayenne, le ha servido para adelantarle por la derecha. Y eso que Mercedes-AMG decía no estar interesada en los récords...

Batiendo al Stelvio QV en un único intento

Pese a que el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ y el Alfa Romeo Stelvio QV calcan potencia, ambos rinden 510 CV, el germano ha sido capaz de robarle el primer puesto al italiano. Bien es cierto que el GLC 63 S 4MATIC+ cuenta con un corazón más poderoso: un V8 de 4.0 litros biturbo frente al V6 de 2.9 litros del Stelvio QV.

Seguramente también ha tenido mucho que ver el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT-9, así como la tracción integral AMG Performance 4MATIC+ con distribución variable de par o el diferencial electrónico de deslizamiento limitado. Con estas armas, el SUV alemán ha ido a la conquista de Nürburgring y se ha llevado el título a casa.

A sus mandos, por cierto, se ha puesto Markus Hofbauer, ingeniero de desarrollo de Mercedes-AMG, que, con un sólo un intento, consiguió batir la marca del Stelvio QV. Cortito y al pie. Recordemos que el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ hace gala de una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente) y que hace el 0-100 en 3,8 segundos.

Cuatro reyes en cuatro años

Nürburgring

En los últimos cuatro años ya hemos tenido a cuatro SUV reventando récords en Nürburgring. En 2014 el Range Rover Sport SVR se hacía con el título para verse despojado de él sólo un año más tarde por el Porsche Cayenne Turbo S, que obtenía una marca de 7:59.74 minutos. Tres años se mantuvo en lo más alto el todocamino de Stuttgart hasta que llegó el Stelvio QV para arrebatarselo.

Y de nuevo, sólo un año después, otro alemán pone su bandera en el Infierno Verde. Al ritmo que están llegando los SUV deportivos, no de extrañar que el trono le dure poco. Por ejemplo, el Lamborghini Urus, a pesar de que varios rumores apuntaba a que se pondría a la tarea en el Anillo Norte esta primavera, aún no ha probado suerte. Por no mencionar que Porsche podría buscar revancha con el recién llegado Porsche Cayenne E-Hybrid.

En otra liga estaría el Škoda Kodiaq RS, que ya se convirtió este verano en el SUV de siete plazas más veloz de Nürburgring. Su marca fue de 9 minutos y 29 segundos. Entre SUV anda el juego últimamente en el Infierno Verde...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio