Compartir
Publicidad
Así es el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán, la berlina deportiva de acceso a la gama AMG, con 306 CV
Mercedes

Así es el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán, la berlina deportiva de acceso a la gama AMG, con 306 CV

Publicidad
Publicidad

El segundo miembro de la familia de modelos compactos de Mercedes-AMG ya está aquí. Después del Mercedes-AMG A 35 que probamos hace unos meses, la marca de Affalterbach presenta la variante más deportiva del Clase A berlina, o Mercedes-AMG A 35 Sedán, que comparte entrañas con su hermano compacto.

Esta berlina de cuatro plazas, de acceso a la gama AMG, se beneficia del mismo motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros y 306 CV, asociado tanto a un cambio automático AMG Speedshift DCT de doble embrague y siete velocidades como a la tracción total AMG Performance 4Matic.

El conocido bloque tetracilíndrico tiene una cilindrada de 1.991 centímetros cúbicos y está equipado con un turbo twin-scroll. Ofrece esa potencia máxima de 306 CV a 5.800 rpm, desarrollando a partir de 3.000 vueltas un par motor máximo de 400 Nm. Gracias a estas cifras, acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y puede alcanzar una velocidad punta limitada a 250 km/h.

Mercedes-AMG A 35 Sedán
Mercedes-AMG A 35 Sedán

Este 2.0 litros está dotado de un sistema Camtronic de alzado variable de válvulas, diversas soluciones para reducir fricciones internas y, además, va asociado a un sistema de escape que, por su parte, incorpora de serie una válvula que permite variar el sonido del mismo en función del modo de conducción elegido (Slippery, Comfort, Sport, Sport+ e Individual). Estos modos también afectan a la respuesta del motor, el cambio o la dirección, entre otras cosas.

El cambio de doble embrague cuenta con una función específica Race Start para arranques desde parado, así como un modo manual para poder cambiar mediante las levas, que impide que el sistema cambie de marcha por sí sólo. En cuanto a la tracción 4Matic, reparte el par de manera variable según la situación a través de un embrague multidisco de control electromecánico: desde sólo al tren delantero hasta en una proporción 50:50 en ambos ejes.

El modelo integra además lo que la marca llama AMG Dynamics, un sistema de control dinámico que ofrece dos niveles de intervención del ESP (Basic y Advanced) y tiene como objetivo mejorar el comportamiento del coche en conducción deportiva. El consumo medio homologado de este motor turbo, por cierto, es de 7,3 litros a los cien kilómetros.

Mercedes-AMG A 35 Sedán
Mercedes-AMG A 35 Sedán

De serie la suspensión de este A 35 Sedán está basada en torretas McPherson delante y un multibrazo trasero (de cuatro brazos) que toma componentes del A 45 4Matic. De manera opcional se ofrece la suspensión adaptativa AMG Ride Control con amortiguadores ajustables en tres niveles de dureza. El equipo de frenos está formado por discos ventilados y perforados de 350 mm delante y 330 mm detrás, junto a pinzas de cuatro y un pistón respectivamente (con inscripción AMG).

Para los clientes que busquen hacer incursiones en circuito, también se ofrece el llamado AMG Track Pace, un sistema de recopilación de datos que almacena información de hasta 80 parámetros del vehículo y que puede ofrecernos a través del sistema multimedia datos como tiempos de vuelta, tiempos por sector, diferencias, datos de prestaciones, etc...

Diseño, interior y tecnología

Por fuera este A 35 Sedán se distingue por rasgos AMG como la parrilla de doble lama, el splitter frontal, el agresivo difusor en color negro, el spoiler de la tapa del maletero, molduras cromadas, las dos salidas de escape o las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas, en diseño de radios dobles. Opcionalmente hay disponibles llantas también de 19 pulgadas.

Mercedes-AMG A 35 Sedán
Mercedes-AMG A 35 Sedán

El fabricante promete un buen espacio interior para sus cuatro ocupantes, así como un maletero de 420 litros de capacidad. Llama la atención el volante AMG de nueva generación, forrado en cuero perforado en las zonas de agarre, achatado en su zona inferior, con costuras en rojo y con controles táctiles integrados, entre otras cosas. El volante AMG Performance, con displays y mandos rotativos, se ofrece como opción.

Entre el equipamiento destacan los asientos deportivos forrados en cuero sintético y microfibra dinámica, los cinturones en rojo (a juego con las costuras), el acceso y arranque sin llave, la tapa de maletero eléctrica con función sin manos o el sistema multimedia MBUX con cuadro de instrumentos digital (que además ofrece tres diseños a elegir -), función "Hola Mercedes" o control gestual.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio