Compartir
Publicidad

Sabemos algo más del motor rotativo de Mazda: también lo veremos en un coche híbrido

Sabemos algo más del motor rotativo de Mazda: también lo veremos en un coche híbrido
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque Mazda no haya inventado el motor rotativo, ya que fue el Dr. Felix Wankel, la firma de Hiroshima lo ha hecho suyo gracias al trabajo de Kenichi Yamamoto, es una de sus señas de identidad. Aunque desde el cese de la fabricación del Mazda RX-8 no hemos vuelto a ver un motor rotativo en un Mazda. Pero la espera podría llegar a su fin más pronto de lo que pensamos, formando parte de un coche híbrido.

El motor rotativo de Mazda desapareció de la gama debido a las normas sobre emisiones cada vez más duras, las cuales un motor cuyo consumo no era precisamente bajo no podía cumplir. Aun así, Mazda nunca abandonó el desarrollo del motor rotativo, justamente para poder adecuarlo a las normas y reducir su consumo.

Ichiro Hirose, jefe del departamento de desarrollo de motores, en declaraciones a Drive.com.au durante el Salón de Ginebra, ha reconocido que el motor rotativo que iba a ser inicialmente un generador en un coche eléctrico de autonomía extendida se ha convertido en un propulsor mucho más versátil.

Según Hirose, el nuevo sistema de propulsión híbrido con motor rotativo (un eléctrico de autonomía extendida no deja de ser un híbrido en serie) es tan eficiente que se podría vender en cualquier mercado del mundo, incluso los que tienen las normas anticontaminación más severas.

Hirose afirmó que “si fuéramos a venderlo en Estados Unidos, cumpliría con las normas anticontaminación”. También es verdad que Hirose recalcó que de momento no tienen intención de lanzar al mercado un coche equipado con motor rotativo, pero que sí tienen la tecnología para poder hacerlo.

Hirose describe entonces lo que es esencialmente un sistema híbrido similar al de un Toyota Prius, es decir un híbrido eléctrico en serie-paralelo. Es un sistema en el que no solamente el motor de combustión interna genera electricidad sino que también acciona las ruedas del coche.

Del eléctrico de rango extendido al mild-hybrid

Mazda Rx9 01

Una de las ventajas del motor rotativo es su compacidad frente a un clásico motor de 4 o 3 cilindros. Esa compacidad lo hace ideal, siempre y cuando hayan resuelto sus inherentes problemas de consumo, para una utilización en un coche híbrido, liberando espacio para las baterías, el maletero o el habitáculo.

El enfoque de Mazda, con una plataforma eléctrica modulable y motor rotativo, es innovador ya que esa misma plataforma les puede servir tanto para un coche 100 % eléctrico (de baterías) como un híbrido enchufable e incluso un mildhybrid. Hirose explica que les permitiría variar el volumen que ocupan las baterías o el depósito de gasolina en función del modelo.

Hirose reconoce que la principal dificultad que tienen ahora mismo es en la fase de arranque. En un sistema híbrido, el motor debe poder arrancar de golpe (en un adelantamiento, por ejemplo) y es en esa situación que el nuevo motor Wankel de Mazda emite más. Están buscando la manera de que los catalizadores funcionen de forma óptima justo en ese momento.

De ahí que la plataforma les deje la libertad de hacer de ese coche un mild-hybrid, un híbrido enchufable, un eléctrico puro o un eléctrico de rango extendido, como explicaba el vice presidente de ventas y servicio al cliente de Mazda Europa en 2018, todo será en función de lo estrictas que sean las normas anticontaminación en cada mercado.

Así, esta tecnología, que en Mazda llaman XEV, podría llegar a los coches de producción en los próximos años. Si nada se tuerce, y en Mazda no suelen hacer anuncios de este tipo a la ligera, estamos más cerca que nunca de volver a ver un motor rotativo en el mercado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio