Publicidad

Volkswagen quiere que el nuevo Audi R8 sea un coche eléctrico, pero Audi Sport pelea por conservar el V10

Volkswagen quiere que el nuevo Audi R8 sea un coche eléctrico, pero Audi Sport pelea por conservar el V10
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

La dirección de Audi Sport aboga por mantener el V10 atmosférico en la próxima generación del Audi R8. Sin embargo, la voluntad del grupo Volkswagen y de las normas europeas hacen que cada día cobre más peso la vía del R8 100 % eléctrico.

Los fabricantes tienen que conseguir que compremos coches eléctricos para poder cumplir con la ya famosa media de 95 g/km de CO2 de la norma europea. Para ello hay dos maneras. Una es intentar democratizar el coche eléctrico con modelos de precio razonable (a falta de que sean todavía realmente asequibles), como PSA con los Peugeot e-208 y Opel Corsa-e.

Audi R8 V10

La segunda es proponer coches de nicho, que dejen un alto margen para financiar modelos de precio más razonable, es el caso de Audi con el SUV e-tron, el futuro Audi TT y el futuro e-tron GT.

Estos modelos de nicho, crean imagen, ponen el foco en la movilidad eléctrica y generan expectativa para luego proponer modelos más asequibles, como el Audi Q4 y el futuro compacto eléctrico de Audi que compartirá plataforma con el Volkswagen ID.3 y SEAT el-Born. Es una estrategia que le ha funcionado bastante bien a Tesla con los Model S y Model X para luego lanzar al mercado el Model 3.

Audi R8 V10

En el caso de Audi, que tiene en el superdeportivo R8 el modelo halo por excelencia, todo apunta a que la siguiente generación será eléctrico. Sin embargo, el propio director de Audi Sport (la antigua Quattro GmbH y responsable de los modelos S, RS y R8 de la marca) Oliver Hoffmann, sostiene en declaraciones a Autocar que desean mantener un V10 atmosférico en el siguiente R8.

Compartir plataforma con Lamborghini complica la llegada de un R8 eléctrico

Audi R8 V10

El actual Audi R8 y el Lamborghini Huracán comparten plataforma y el bloque V10, tal y como hicieron la primera generación de Audi R8 y Lamborghini Gallardo. La inversión en I+D y en el desarrollo de Lamborghini es posible porque la comparte con Audi. Es decir, sin R8 no habría Gallardo/Huracán y vice versa.

El problema para Audi es que Lamborghini no puede renunciar a un V10 atmosférico (al menos no a media plazo). Sí que habrá alguna forma de electrificación, ya sea mild hybrid o incluso PHEV, pero no un Lamborghini 100 % eléctrico. Y eso implica necesariamente una plataforma para un Audi R8 MkIII capaz de albergar un V10 y al mismo tiempo un completo grupo motriz eléctrico (motores y batería). La tarea parece complicada.

Si finalmente es así, también abriría la puerta a versiones especiales y limitadas, más hardcore, del futuro R8 con el V10 híbrido de Lamborghini. Unos modelos que Audi podría vender por un precio mucho más elevado que el del R8 eléctrico.

Sea cual sea la opción por la que se decante Audi, el siguiente Audi R8 promete ser de lo más interesante.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir