Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tiene que ser redondo el volante de un coche?

¿Tiene que ser redondo el volante de un coche?
Guardar
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por definición, cuando pensamos en un volante pensamos en algo redondo, igual que si pensamos en una rueda o en una pelota. Pero los volantes de los coches no tienen por qué ser completamente redondos, es más, personalmente considero que los redondos son los menos ergonómicos de todos.

A lo largo de la historia hemos visto todo tipo de volantes, desde el de Kitt en la serie “El coche Fantástico” compuesto únicamente por dos “brazos” que parten del centro en posición horizontal o el del primer Batmovil que solo era media circunferencia cortada por la parte de arriba. El ejemplo más extremo de que un volante no tiene que ser redondo lo vemos en los de los coches de Fórmula 1, más cuadrados que redondos y este año más llenos de botones.

Afortunadamente los fabricantes de coches han comenzado a darse cuenta de esto desde hace unos años, y las formas de los volantes están en constante evolución. Ahora es cada vez más habitual encontrarse con volantes que, a pesar de ser redondos, tienen la parte de abajo completamente plana…

Volante no redondo

Esto se da sobre todo en los modelos de corte deportivo, lo hemos visto en algunos como el Audi TT RS Roadster (prueba: parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4) o el SEAT Ibiza Cupra (prueba: parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4). Pero la evolución de los volantes va más allá, y recientemente he descubierto con agrado que poco a poco comenzarán a llegar los volantes más cuadrados que redondos.

Fue con el volante del Mercedes ML 350 CDI con el que hice la comparación entre lo que que se ahorraba rodando a 110 o a 120 km/h. El volante del todoterreno de Mercedes era más cuadrado que redondo, los laterales y las partes de arriba y abajo están muy achatadas, tanto que cuando coges el volante con las dos manos es más fácil tenerlas en paralelo que en posición diagonal entre si.

Volante más cómodo

Después de hacer más de mil kilómetros utilizando este volante con una forma tan característica, me di cuenta de que es mucho más ergonómico, cómodo y útil que un volante redondo tradicional. Algunos de vosotros pensaréis que por ejemplo en ciudad o en zonas de campo dónde hay que maniobrar, un volante normal es más cómodo, pero no es así.

Volante no redondo

Rodando a velocidad baja y cuando hay que mover mucho el volante, el que éste no sea completamente redondo te permite tomar más referencias, posicionar mejor las manos y saber en todo momento en que posición está la dirección. En carretera por su parte, la posición casi vertical de los laterales del volante hace que la postura de los brazos sea mucho más cómoda, y por tanto que el confort de marcha mejore.

Espero que en los próximos años esta evolución de la forma de los volantes continúe, y podamos llegar a conducir no dentro de mucho más coches con volantes evolucionados. ¿Para cuando ruedas que no sean redondas?

En Motorpasión | Se nota que fuiste diseñado con el volante al otro lado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos