Se acabó: el descuento de 20 céntimos para gasolina y diésel será sustituido por estas medidas

Se acabó: el descuento de 20 céntimos para gasolina y diésel será sustituido por estas medidas
9 comentarios

Es definitivo, en el último Consejo de Ministros de este 2022 se ha decidido lo que ya se venía adelantando desde hace varias semanas: el descuento directo de los 20 céntimos aplicado a los carburantes se acaba el 31 de diciembre.

Es decir, que a la hora de ir a repostar a las gasolineras, no se aplicará esta bonificación que lleva activa desde primavera y que se prorrogó hasta final de este año. Al menos a todos los conductores.

Así, en esta reunión se han acordado medidas de bonificación en los combustibles únicamente para ciertos sectores que puedan verse más afectados por los aún elevados precios del diésel. Por ejemplo los transportistas. Éstas se enmarcan en el sexto paquete de ayudas ya aplicado por el Ejecutivo y que irá dotado de 10.000 millones de euros.

El precio más bajo de los carburantes ha acabado con la bonificación para todos

Surtidores diésel y gasolina en estación de servicio

Era lo esperado: el descuento universal de 20 céntimos desaparece para todos. Así, a partir del domingo 1 de enero el grueso de conductores no verá reflejado en el ticket esta bonificación y repostará al precio fijado en dicha estación para la gasolina y el diésel, sin descuento alguno.

Más colas en las gasolineras para repostar los últimos días de 2022. Eso significa que hasta el 31 de diciembre, es decir el sábado, sí que se podrá aún disfrutar de esta bonificación, por lo que es buen momento para repostar a un precio más asequible. Y eso puede traer consigo un problema.

Y es que las estaciones ya han augurado un posible colapso en las gasolineras, con largas colas para repostar estos días y posibles desabastecimientos puntuales.

De nuevo se ha trabajado a contra reloj, pues el anuncio oficial se ha hecho efectivo a cuatro días de que acabe el año. Aunque es cierto que se había adelantado que sería así, la confirmación ha tenido lugar tras el Consejo de Ministros. Las estaciones de servicio llevan semanas demandando conocer las medidas definitivas para estar preparadas.

Precios a la baja. El fin del descuento de los combustibles ha venido de la mano de "la buena tendencia en el precio de los carburantes", según ha señalado el propio presidente del Gobierno en una rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo. Precisamente era el principal indicador que tendría en cuenta el Ejecutivo para prorrogar la medida o no.

Y lo cierto es que han ido a la baja en las últimas semanas, alejándose de sus precios máximos históricos alcanzados este año, en los que la gasolina y el diésel llegaron a firmar los 2,15 euros y 2,10 euros respectivamente.

A día de hoy, el precio medio de la gasolina se sitúa en los 1,57 euros el litro y el gasóleo en los 1,65 euros el litro. Solo el tiempo dirá si esta tendencia a la baja ha llegado para quedarse, o vuelven nuevos repuntes. Lo que es evidente, sea como fuere, es que desde enero será más caro repostar el coche al desparecer la bonificación obligada.

El Ejecutivo ha optado por mantener otras ayudas que tienen el transporte público en la ecuación, como prorrogar el descuento del 30 % en los abonos (en aquellas comunidades que ya lo bonifican), así como los abonos gratuitos en trenes de media distancia y Cercanías o autobuses de larga distancia. En definitiva, alivian el bolsillo de los usuarios mientras impulsan el uso de los medios de transporte público frente al privado (coche, moto etc.).

Descuentos en el carburante, no al repostar y solo para transportistas y otros sectores

Camiones y coches circulando en autovía

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Pedro Sánchez también ha despejado dudas sobre si la medida se mantendrá para algunos conductores. Algo que también se había adelantado desde hace tiempo.

Bonificación solo para algunos y que no siempre será de 20 céntimos. Sánchez ha remarcado que "se mantendrán medidas de bonificación para los sectores más afectados", que son "transportistas, agricultores, pescadores y otros", aunque sin detallar cómo.

Pero según confirma El País, lo que se hará es mantener el descuento de 20 céntimos para estos usuarios. Se intenta así evitar un nuevo paro del transporte, pues ya se había amenazado con nuevas actuaciones si se quedaban sin la bonificación en los carburantes.

No obstante, según detalla la Cadena Ser, la bonificación de 20 céntimos se mantendrá durante el primer trimestre de 2023 (hasta finales de marzo), para pasar a ser de 10 céntimos por litro de abril a junio inclusive.

Además, no se aplicará directamente en las gasolineras al repostar, sino a final de cada deduciéndolo mes sobre el importe gastado. Y esto en caso de los transportistas, porque para los agricultores la ayuda directa por el citado importe se aplicará mediante la devolución del impuesto especial de hidrocarburos

El diésel más caro que la gasolina. No hay que olvidar, que el diésel, pese a haber bajado su precio, sigue más caro que la gasolina. Y este carburante es precisamente el que en su gran mayoría alimenta los propulsores de vehículos de transporte de mercancías, como camiones, además de los agrícolas o barcos.

Estos suelen repostar con gasóleo A o bien con gasóleo B. El primero es que tiene desde hace tiempo un precio más elevado, rondado ahora entre los 1,7 y los 1,6 euros el litro. Por su parte el segundo se sitúa hoy en los 1,32 euros el litro de media.

¿Y para taxis, VTC o autobuses? No se ha detallado, pero se entiende que la bonificación permanecerá para todo el sector del transporte y ello incluye el de personas, ya sea colectivo o discrecional.

Bono social de 200 euros, pero no solo para gasolina

Billetes de euro

Otra de las nuevas medidas aprobadas hoy, y que se aplicarán el año que viene, es la implantación de bono social que irá destinado a ayudar a los hogares más desfavorecidos.

Sánchez ha señalado que será de 200 euros y anual, se entiende en un único pago, e irá destinado a la compra de bienes esenciales para paliar la subida de precios: en esencia el de los alimentos, pero también por ejemplo el de los combustibles. El Gobierno estima que beneficiará a unos 4,2 millones de hogares.

A falta de conocer los detalles que se definirán en el Real Decreto Ley que recoge las nuevas medidas, y que se publicará esta semana, se ha adelantado que podrán solicitarlo hogares con ingresos anuales menores a los 27.000 euros en total.

Este bono social no va destinado como tal a aliviar el bolsillo a la hora de repostar el coche o vehículo como sí ocurre en Francia, que será de 100 euros al año y solo para los que precisen del coche para ir al trabajo. Esos 200 euros, a fin de cuentas, son una suerte de ayuda para cubrir los gastos en general de las familias más desfavorecidas.

Temas