Publicidad

Mercedes-Benz podría abandonar a Renault para comenzar a usar motores Volvo en las versiones de acceso

Mercedes-Benz podría abandonar a Renault para comenzar a usar motores Volvo en las versiones de acceso
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

No es un secreto, los motores de los modelos de Mercedes-Benz de pequeña cilindrada y poca potencia no son de desarrollo propio, proceden de Renault. Para Daimler es la manera más económica de contar con motores para sus modelos de acceso del Clase A y sus derivados (como el Clase B o el CLA Coupé) sin tener que desarrollar unos motores que no tendrían cabida en el resto de la gama. La operación no sería rentable. Sin embargo, en un futuro, estos motores podrían pasar a ser de Volvo.

Y es que según Automobilwoche, la edición en alemán de Automotive News, y citando a un responsable de la marca sueca, Daimler y Volvo estarían estudiando colaborar en el desarrollo de motores de combustión interna.

De momento, los dos grupos están en la fase de negociación y no hay nada firmado. Para un responsable de Daimler, la colaboración con Geely está siendo finalmente positiva. Recordemos que Geely es dueña de Volvo y posee el 10 % del grupo Daimler.

El pasado mes de octubre, Volvo Cars y Geely anunciaron la fusión de sus operaciones de motores de combustión en un negocio independiente con el fin de establecer un nuevo proveedor global que buscará desarrollar motores de combustión de próxima generación y motores híbridos. Y las motorizaciones híbridas desarrolladas por Volvo para esta nueva entidad serían muy interesantes para Mercedes-Benz.

Volvo y Geely necesitan a Daimler

Mercedes Volvo motores híbridos

Hace unos meses Daimler anunció que no desarrollaría más motores de combustión a corto y medio plazo para centrarse en la electrificación de éstos y el desarrollo del coche eléctrico. La razón, muy sencilla, es que todos los motores de desarrollo propio de Mercedes son nuevos y pueden estar más de 20 años en la gama mediante simples actualizaciones. Así, en principio, la colaboración con Volvo se centraría en los motores de pequeña cilindrada y propulsores híbridos.**

Para el accionista principal de Daimler, Geely**, la operación -si finalmente se materializa- sería más interesante que dejar que Daimler siga vinculada a Renault. De esta forma, todo quedaría en casa, de cierta manera. Pero sobre todo la nueva entidad que fabricará estos motores tendría así un cliente primordial por su volumen de ventas.

Volvo híbrido

Y es que aunque las marcas controladas por Geely, como Volvo (que vendió algo más de 700.000 coches en 2019), Lynk&Co, LEVC o Lotus -de forma anecdótica-, sin duda equiparán estos motores, el volumen de ventas al que aspira Daimler (de casi 2,34 millones de coches en 2019) cementaría la rentabilidad de la unidad de producción de motores de combustión interna ideada por Volvo y Geely.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes Clase E 300 de: coche híbrido con motor diésel y etiqueta CERO que entra en áreas restringidas al tráfico | Probamos el Volvo XC40, un SUV compacto con argumentos para ser todo un éxito

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios