Compartir
Publicidad

Madrid Central, o el problema de las restricciones de tráfico para los comercios y restaurantes

Madrid Central, o el problema de las restricciones de tráfico para los comercios y restaurantes
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre los colectivos más afectados por la restricción al tráfico de Madrid Central, que comienza mañana viernes 30 de noviembre, se destaca el del comercio y hostelería cuyos establecimientos están ubicados dentro de su área acotada. Estos aseguran que su negocio se verá notablemente afectado por la entrada en vigor del proyecto, pero ¿qué recoge la normativa madrileña al respecto?

En primera instancia, los que lo tendrán más crudo serán los trabajadores de estos establecimientos (excepto los que hacen el horario nocturno), que no podrán acceder con su vehículo a Madrid Central (exceptuando motos con etiqueta B y C entre las 7:00 y las 22:00), como tampoco aparcarlo dentro del mismo a menos de que éste disponga de etiqueta Eco o Cero.

Las opciones quedan reducidas a, o bien aparcarlo en un párking público, con su consiguiente coste, o bien disponer de una plaza de garaje privada, ya sea en propiedad o arrendada.

Pero, ¿y qué hay de los vehículos que sirven suministro a estos negocios? Y sobre todo, ¿existe algún tipo de excepción de cara a comercios, restaurantes y hosteleros? Esto es lo que recoge el Ayuntamiento.

¿Qué ocurre con los transportistas?

Ups Girar Izquierda Mensajeria Paqueteria

Según la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid, encontramos recogidos dos supuestos que afectan directamente a comercios y hosteleros. El primero tiene que ver con las empresas que les surten los suministros y los vehículos que conforman su flota, así como los propios vehículos de los que disponen estos negocios.

Todos deben disponer de la autorización SER (ya necesaria desde que comenzara a regularse el aparcamiento en las calles de Madrid) para realizar labores de carga y descarga en comercios y restaurantes, que deben gestionar o haber gestionado ellos mismos.

Los que ya cuenten con dicho permiso, podrán operar dentro del perímetro de Madrid Central hasta la fecha en la que está en vigor, independientemente de su distintivo medioambiental. Sin embargo, todos aquellos transportistas que no hubiesen solicitado el mismo antes del 24 de octubre, no podrán acceder al permiso en caso de que el vehículo no disponga de etiqueta. Sí podrán solicitarlo aún y, hasta el 31 de diciembre de 2021, los miembros de este colectivo que dispongan de vehículos catalogados como B y C.

Ford MS-RT Transit Custom

Respecto al tipo de vehículo, podrán acceder los comerciales e industriales ligeros con una Masa Máxima Autorizada (MMA) inferior a 3.500 kilos, así como pesados de entre 3.500 kilos y 5.000 kilos. Es decir, aquellos ya contemplados para solicitar la autorización SER.

Asimismo, al margen que tenga autorización en vigor, a partir del 1 de enero de 2020 ningún vehículo sin etiqueta podrá prestar servicio de suministro y, desde el 1 de enero de 2022 tampoco podrán hacerlo los que dispongan de etiqueta B. Toca renovar flotas entre un año y dos años vista.

En su caso, el acceso a Madrid Central lo realizará de oficio el Ayuntamiento, por lo que no deben realizar ninguna gestión si ya cuentan con autorización SER. Los agentes de movilidad podrán solicitarles dichos permisos o, de no tenerlo aún, deberán presentar su autorización SER en vigor.

Casos excepcionales

Madrid Central: ¿cómo afecta a los comercios?

Por otro lado, el Ayuntamiento también contempla excepciones para comercios, restaurantes y hosteleros en caso de "aquellos vehículos de turismo cuyo acceso a Madrid Central resulte imprescindible para el adecuado desarrollo de la actividad". Aunque para ello deben estar constituidos como asociación.

Cada una de ellas dispone de 10 permisos al mes, asociados a matrícula, y son de un día de duración, teniendo validez entre las 00:00 y las 23:59 horas de la fecha solicitada. Asimismo, en caso de que un comercio o establecimiento de restauración esté dado de alta en varias asociaciones, el límite a 10 permisos se le computará sólo una vez.

Al igual que ocurre con los transportistas, tendrá acceso cualquiera de estos automóviles al margen de su distintivo medioambiental, pero a partir del 1 de enero de 2020, si uno de estos vehículos carece de etiqueta, no podrá solicitar permiso alguno, y por tanto, ni circular ni estacionar en Madrid Central.

Las asociaciones que representan estos comercios y restaurantes de la zona acotada podrán solicitar estos permisos personándose en la oficina de Madrid Central (Bustamente, 16), mediante cita previa, a partir del 8 de enero de 2019. ¿Y hasta entonces? Si son solicitados por los Agentes de Movilidad o por la Policía Municipal, deberán indicar la ubicación del negocio al que pertenecen o al que se dirigen.

¿Y qué hay de los trabajadores nocturnos?

Madrid

Al contrario de los trabajadores en horario comercial, Madrid Central sí permite el acceso con su automóvil particular a aquellas personas que trabajen en horario nocturno y que no residen en el Distrito Centro, lo que también incluye algunos restaurantes o comercios, aunque no son mayoría.

Se trata de aquellos cuyo horario comprende entre las 00:00 y las 6:30, que podrán circular y aparcar con su automóvil, independientemente de su etiquetado, al menos hasta el 31 de diciembre de 2019. De nuevo, a partir de 2020, aquellos que dispongan de coches sin etiqueta no podrán acceder a Madrid Central. ¿Pero hablamos de todos los trabajadores que cumplen con dicho horario? No. Es requisito indispensable que residan en un municipio fuera de Madrid.

Para conseguir dicho permiso, además, también tendrán que esperarse al 8 de enero y deberán solicitar cita previa. Antes de esa fecha, si los Agentes de Movilidad o la Policía Municipal lo requiere, deberán presentar un certificado de empresa donde figure su horario y lugar de trabajo, así como su DNI a fin de acreditar que vive fuera de la capital.

Comerciantes y hosteleros en contra

Madrid Central: restaurantes y comercios en contra

Muchos de estos comercios, restaurantes y empresas hosteleras han unido fuerzas contra el proyecto del consistorio en la Plataforma de Afectados por Madrid Central. Y sus actuaciones no se han hecho esperar.

En el mes de octubre ya estuvieron recogiendo firmas solicitando retrasar la activación de Madrid Central, consiguiendo un mes de margen con motivo del Black Friday. Sin embargo, con la inmimente puesta en marcha de las restricciones, realizarán varias acciones de protesta.

Entre ellas se destaca un apagón simbólico sobre las 19:00 horas el propio viernes 30 de noviembre en una de las arterias principales del centro, aunque no ha sido desvelada cual a fin de evitar presiones. Según publica 20 Minutos, los miembros de la plataforma consideran que se cierne "un peligro inminente al que se va a someter al tejido socioeconómico del centro histórico de la capital".

Además, tal y como recoge El Mundo, esta asociación solicitó en un acto celebrado ayer la dimisión de Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento, por su "su intransigencia, cabezonería e incapacidad para dialogar".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio