Publicidad

El lado oscuro del matrimonio PSA y FIAT: hasta ocho marcas podrían estar en la cuerda floja
Industria

El lado oscuro del matrimonio PSA y FIAT: hasta ocho marcas podrían estar en la cuerda floja

Ahora ya no hay vuelta atrás, PSA y FCA se unen para formar el cuarto fabricante mundial del sector de la automoción por volumen y tercero por ingresos. El grupo resultante tendrá un portfolio de 14 marcas. Carlos Tavares, que se convertirá en el primer ejecutivo del nuevo grupo, aseguró hace unas semanas que tenía intención de conservar todas las marcas, aunque él y su equipo eran conscientes del reto que eso supone.

Algunas tienen sus supervivencia asegurada, como Peugeot, Citroën, Opel, Fiat, RAM y Jeep (éstas dos son las gallinas de los huevos de oro del grupo FCA), mientras que otras, especialmente en el lado de FCA, parecen estar en el UCI y no han gozado de inversión en los últimos años. Estas son las marcas que podrían estar en la cuerda floja o simplemente generan ciertas dudas.

Abarth

Abarth 595

Las versiones deportivas del Fiat 500 y del Fiat 124Spider son modelos con un elevado margen de beneficio. El coste de fabricación de un Fiat 500 es de aproximadamente 5.000 euros por unidad, un poco más en el caso de un Abarth 595. Pero mientras que la gama del Fiat 500 culmina en 20.850 euros, la de Abarth comienza en 20.100 euros y puede subir a más de 30.000 euros para un Abarth 695 de 180 CV y cambio robotizado secuencial.

Así, por mucho que Carlos Tavares sea fan de competición, piloto amateur y consiguió resucitar con éxito Alpine cuando estaba en Renault, la supervivencia de Abarth se dará si son capaces de crear nuevos modelos por los que la clientela esté dispuesta a pagar un plus (un premium, como se dice en la industria). Fue el caso para el Punto Abarth y el 595 derivado del 500, pero no lo lograron realmente con el 124 Spider.

Alfa Romeo

Alfa Romeo Stelvio

Alfa Romeo lleva 20 años perdiendo dinero. Todos los intentos de reavivar la marca desde que empezó su descenso con el fin de producción del Alfa Romeo 159. Las ventas no están a la altura de las esperanzas ni su historia. Las ventas globales aumentaron en un 10 % en 2018, a 119.269 vehículos, de los cuales el 69 % se vendieron en Europa y el 21 % en América del Norte. Pero en Europa, al menos, las ventas han caído fuertemente este año para llegar a las 45.232 unidades hasta finales de octubre frente a las 74.746 unidades del mismo período en 2018.

La gama actual en Europa cuenta con tres modelos, el Giuletta -que está cerca del fin de su vida comercial-, el Giulia y el Stelvio. Y no es que todos los proyectos de los que la marca alardeó en su planos de desarrollo a futuro fueran cancelados, es que nunca se empezaron a desarrollar. Solo el Alfa Romeo Tonale híbrido enchufable parece tener alguna posibilidad de hacerse realidad. Sin duda la tarea más complicada para el Tavares y su equipo será decidir si vale la pena salvar Alfa Romeo o venderla al mejor postor.

DS Automobiles

DS 7 Crossback E-Tense

Creada como marca premium casi de la nada en 2014 a partir del éxito del Citroën DS 3, la marca cuenta ahora con sus modelos propios y apuesta por la electrificación como sello diferenciador (DS 3 Crossback E-Tense y DS 7 Crossback E-tense). A pesar de vender tan solo 53.300 unidades en 2018 (sobre todo en Europa donde Francia y España son su primer y segundo mercado, respectivamente), en PSA aseguran que la marca es rentable. Si DS Automobiles es capaz de mantener esa rentabilidad a largo plazo, su futuro está asegurado. Pero al ser una marca joven, todavía planea un atisbo de duda.

Dodge

Dodge Police

Dodge es la marca deportiva del grupo de marcas de Chrysler. Su principal mercado es Norteamérica, donde ha vendido la mayor parte de las 554.782 unidades que colocó en 2018. Ha supuesto un incremento del 3,9 % con respecto a 2017. Las ventas a cuerpos policiales al otro lado del charco han contribuido notablemente a ese resultado positivo. Sin embargo, FCA no tiene ni un nuevo modelo previsto para esta marca desde hace ya tres años. Básicamente, será uno de los “marrones” que deberá solucionar Tavares y que acompañan la compra de FCA (porque nunca una fusión al 50/50 es realmente al 50/50, en los hechos siempre termina siendo una compra-venta disfrazada de fusión).

Chrysler

Chrysler Pacifica

A priori, Chrysler, que da nombre al grupo Fiat Chrysler Automobiles, debería tener su futuro asegurado. Sin embargo, está sobreviviendo como puede con tan solo dos modelos en su gama. El monovolumen Chrysler Pacifica -único híbrido enchufable del grupo FCA- y con la berlina 300C, que durante un tiempo se vendió en Europa como Lancia.

El año pasado, Chrysler vio como disminuían sus ventas 13 % para alcanzar las 178.102 unidades en todo el mundo, de las cuales 166.000 fueron en Estados Unidos. Este año, las ventas en su mercado doméstico han bajado un 26 % hasta el tercer trimestre. Y al igual que para Dodge, FCA lleva años sin realmente tener previsto algún modelo nuevo a corto ni medio plazo para Chrysler.

Lancia

Lancia

Sergio Marchionne ya había anunciado que Lancia, limitada al mercado italiano, desaparecería cuando el Ypsilon dejase de venderse en Italia. Sin embargo, Lancia vende más coches en Italia con un solo modelo en su gama que Alfa Romeo en toda Europa. El Ypsilon, que toma por base el Fiat 500/Fiat Panda, es un modelo ya rentabilizado y que se vende bien en Italia.

El problema será qué hacer con Lancia una vez que el Ypsilon ya no guste en Italia. Relanzar la marca en Europa sería complicado y competiría de forma frontal con DS Automobiles en el segmento premium. Dejarla en Italia vendiendo FIAT muy equipados quizá tampoco sea la solución. De todas las marcas es la que más probabilidades tiene de finalmente desaparecer, tal y como estaba previsto.

Maserati

Maserati Levante

Del grupo de marcas que aporta FCA, Maserati es la única marca realmente de lujo y que todavía goza de cierto prestigio que habría en el nuevo grupo PSA-FCA. Sin embargo, a pesar de una gama con tres modelos, las berlinas Ghibli, Quattroporte y el SUV Levante, las ventas en 2018 bajaron hasta las 35.238 unidades. Y sigue bajando en 2019.

Para Tavares, poder tener un pie en el segmento del lujo es un activo que en principio no querrá perder, sin embargo relanzar la marca va a requerir una inversión tan importante que o bien sacrifica alguna marca para lograrlo o finalmente decide venderla. Recordemos que para Tavares, Maserati y Alfa Romeo son marcas con mucho potencial. Y eso significa que podrían llegar a volver a estar en lo más alto, pero que también serían las marcas en dificultad más fáciles de vender.

Vauxhall

Vauxhall Insignia Gsi Grand Sport 2

La histórica marca inglesa lleva varias décadas reducida a vender los modelos Opel con volante a la derecha en el Reino Unido. Y ese es su único mercado. Con fábricas en el Reino Unido y un Brexit que se hará realidad, no solamente Vauxhall podría seguir en el grupo sino que además podría incluso crecer si finalmente no hubiese acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea.

En Motorpasión | Probamos el nuevo Peugeot 208: un coche utilitario ahora con instrumentación 3D y de lo más divertido en su versión de 130 CV | Probamos el Alfa Romeo Stelvio Speciale 280 CV, un SUV que se mueve como un turismo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios