Compartir
Publicidad

Jaguar Land Rover no quiere "amenazar a nadie", pero ante un Brexit duro abandonará Reino Unido

Jaguar Land Rover no quiere "amenazar a nadie", pero ante un Brexit duro abandonará Reino Unido
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Brexit duro está creando una auténtica brecha. El divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea mantiene enfrentados a aquellos que vaticinan un desastre económico y los que quieren abandonar el mercado único a toda costa. BMW ya ha otorgado al Gobierno de Theresa May un plazo, que termina en verano, para aclarar incertidumbres. De lo contrario, se irá.

Jaguar Land Rover -el fabricante de automóviles más grande de Gran Bretaña- acaba de hacer lo mismo y pronostica que un Brexit duro le costaría cerca de 1.300 millones de euros al año, por lo que acabaría abandonando el Reino Unido.

Jaguar se quiere quedar, pero...

Eu

Según informa Autonews, el gerente general de Jaguar Land Rover, Ralf Speth, advirtió al gobierno de Theresa May que un Brexit duro sin acceso a la Unión Europea pondría en riesgo inversiones de hasta 80.000 millones de libras en los próximos cinco años, obligando al fabricante de automóviles a abandonar el Reino Unido.

"Si me veo obligado a salir porque no tenemos el trato correcto, entonces tenemos que cerrar plantas aquí en el Reino Unido y será muy, muy triste", ha declarado Speth en una entrevista a Financial Times. El responsable afirma que los costos adicionales y las demoras en las entregas de piezas provenientes de fuera del Reino Unido en caso de un mal negocio reducirían las ganancias en 1.200 millones de libras al año, por lo que no es rentable para la firma permanecer en este mercado.

Jaguar 1660955 960 720

Speth ha querido recalcar que no quieren "amenazar a nadie" y que quiere que el fabricante con sede en West Midlands permanezca en Reino Unido, pero que ha salvaguardar también los 40.000 empleados con base en Gran Bretaña. La compañía ya ha dicho que trasladará, de Solihull (en la región de los Midlands Occidentales), la producción de su Land Rover Discovery a Eslovaquia a principios del próximo año.

Sin un comercio libre y sin fricciones, muchos pesos pesados en la economía británica amenazan con irse, como es el caso de Airbus, BMW o Siemens.

Land Rover Discovery Sport fabricación

El acuerdo de salida tiene que estar listo en tres meses, de forma que la Unión Europea y el parlamento británico puedan votarlo. Según informa El País, el ejecutivo planea una tercera vía entre el Brexit duro y el blando, lo que implica el comercio sin barreras con la Unión Europea y la libertad de Reino Unido para fijar sus propios aranceles.

Es decir, los bienes que lleguen a Reino Unido lo harán con un arancel fijado por Londres, y a las mercancías que pasen por Reino Unido cuyo destino sea la Unión Europea, se les aplicará un arancel europeo "potencialmente mayor", explica la cabecera.

Los actores implicados, que son muchos, tienen hasta el 31 de diciembre de 2020 para prepararse ante la salida definitiva, y la industria automotriz vaticina consecuencias nada favorecedoras si no se atan bien todos los cabos sueltos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio