Publicidad

Fiat y el Grupo PSA, a punto de darse el sí quiero: los accionistas de Stellantis decidirán en enero si aprueban la fusión

Fiat y el Grupo PSA, a punto de darse el sí quiero: los accionistas de Stellantis decidirán en enero si aprueban la fusión
6 comentarios

Stellantis, el nuevo gigante automovilístico formado por Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y el Grupo PSA, está cada vez más cerca de sellar de forma definitiva el trato que lleva fraguándose meses. Los accionistas de las dos compañías votarán el 4 de enero si aprueban la fusión 50-50; un mero trámite que acabará en la oficialización del matrimonio.

Aunque al menos hasta marzo no se cerrará el acuerdo, los ojos están puestos en la Comisión Europea, que tiene a su división antimonopolio con la lupa puesta en el asunto.

Paso a paso

Fiat Chrysler Dieselgate

Según han explicado las compañías en un comunicado, FCA y Peugeot SA han decidido convocar las juntas generales de los respectivos accionistas el lunes 4 de enero de 2021 para aprobar la fusión de sus empresas y permitir la creación de Stellantis, que se convertirá en el cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo por volumen.

Mientras tanto, algunas fuentes apuntan a que los reguladores antimonopolio de la UE han completado su proceso de investigación.

Y es que el Ejecutivo comunitario teme que la unión pueda reducir la competencia con respecto a los vehículos comerciales ligeros (furgonetas) por debajo de 3,5 toneladas en el Espacio Económico Europeo.

Para calmar las aguas, el Grupo PSA -que fabrica furgonetas con Toyota desde 2012 en su planta de Sevelnord, al norte de Francia- ha ofrecido aumentar la capacidad de producción de Toyota en su empresa conjunta de furgonetas, y a precios "de costo".

Stellantis reuniría 14 marcas bajo un mismo techo, incluidas Dodge, Fiat, Jeep, Ram y Maserati, así como DS, Citroën, Opel y Peugeot. Con sede en Holanda, la unión mantendrá las principales operaciones en Auburn Hills, Italia y París.

Stellantis no invertirá en coches de combustión

Citroen C4 10

Las declaraciones recogidas por The Detroit News del futuro CEO de Stellantis, Carlos Tavares, dejan claro que la nueva marca no apostará por motores de combustión:

"Eso está claro. No estamos invirtiendo más". La compañía se está adaptando a la realidad de que la Unión Europea prohíba la venta de vehículos nuevos con motores de combustión interna en algún momento entre 2030 y 2040, ha explicado Tavares.

Ahora el objetivo es reducir costos para hacer frente al alto precio de las baterías de iones de litio y enfrentarse a dos escenarios: o compensar la ausencia de incentivos gubernamentales y perder dinero con los coches -ya le ha pasado a Fiat, por ejemplo, con el primer 500e- o renunciar a un público objetivo que no puede pagar esta clase de productos.

De momento el consorcio ya ha avisado de que habrá más despidos.

El futuro CEO de Stellantis considera sin embargo que el Grupo PSA puede coger aire y que puede adaptarse, pues está por delante de los objetivos de emisiones estipulados. Pero advierte: en el escenario de reducción de emisiones, "solo sobrevivirán los más ágiles con un espíritu darwiniano".

En Motorpasión | Los objetivos de emisiones favorecerán que se vendan más SUV y acabarán matando a los coches pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios