Publicidad

Probamos el DFSK F5: un SUV chino diseñado en Alemania que quiere democratizar el lujo, pero se queda en el intento
Pruebas de coches

Probamos el DFSK F5: un SUV chino diseñado en Alemania que quiere democratizar el lujo, pero se queda en el intento

La marca DFSK quiere borrar ese estereotipo que hay en torno a la poca fiabilidad de los coches chinos con el DFSK Fengon 5 (o F5): un SUV coupé de segmento D con rasgos alemanes con el que pretende "democratizar el diseño de lujo". Diseñado en Alemania y fabricado en China, el F5 quiere competir en el segmento de SUV generalistas en España con dos buenas bazas: mucha habitabilidad y etiqueta ECO, pues se puede adaptar al Gas Licuado del Petróleo (GLP).

Hemos podido probarlo durante una primera toma de contacto y estas son nuestras sensaciones al volante.

¿De dónde sale esta marca china?

DFSK F5

Dongfen Sokon (DFSK) pertenece al gigante Dongfeng Motor Group, es segundo mayor fabricante de automóviles de China y el décimo a nivel mundial.

DFSK nace fruto de la unión entre Dongfeng y Chongqing Sokon Industry Group en 2003 para la producción de turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas. Su poético logotipo, que comparte con Dongfeng, representa un par de golondrinas moviéndose en el "viento del este", dado que Dongfeng en chino significa precisamente eso.

La compañía produce en exclusiva para el mercado chino modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. Y es que en 2014, tras acometer una ampliación de capital, Dongfeng tomó el control del 14 % de las acciones del Grupo PSA, convirtiéndose en el accionista mayoritario de la compañía junto al Gobierno francés y a la familia Peugeot.

En septiembre de 2020, como parte del acuerdo de recompra de acciones firmado en 2019 y dada la fusión prevista del Grupo PSA con Fiat Chrysler en Stellantis, el grupo galo recompró 10 millones de sus propias acciones a Dongfeng Motor Group por 163 millones de euros.

Dongfeng, que produce 3,8 millones de unidades al año, ha establecido un sistema de I+D abierto, con bases de actuación en China, Alemania, Suecia y Estados Unidos.

En España, su gama de turismos se compone de dos modelos: el DFSK 580, un SUV compacto de 7 plazas, y el DFSK F5, que comienza ahora su andadura comercial en España.

¿Qué características tiene el DFSK F5?

DFSK F5

Lo primero que llama la atención del F5 es el diseño exterior: el marcado estilo coupé, la cintura alta y la gran parrilla delantera dan una pista de la influencia alemana en el diseño. Una mezcla entre BMW X4, Mercedes-Benz GLE y equiparable en tamaño a un Audi Q3.

DIMENSIONES

Longitud

4.685 mm

Anchura

1.865 mm

Altura

1.645 mm

Altura libre al suelo

200 mm

Distancia entre ejes

2.790 mm

Los grupos ópticos delanteros están integrados, junto a la parrilla estrellada, en la línea de cintura. Cuenta con intermitentes dinámicos en la zona delantera y la trasera, y la iluminación es LED, con luz diurna (DRL) y faros Full Led con secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras.

En la zaga, los pilotos traseros se unen a lo largo de toda la anchura del portón mediante una tira lumínica que ejerce como luz de posición así como por un embellecedor cromado.

Ah, y las salidas de escape son reales.

También cuenta con portón trasero con accionamiento eléctrico de serie, que permite su apertura o cierre desde el salpicadero, techo panorámico con accionamiento eléctrico -fabricado por Webasto- y llantas de 18 pulgadas.

¿Qué podemos encontrar en el interior? Con claros aires Audi, el F5 dispone de dos pantallas táctiles, una de 10,2" en la zona central superior del salpicadero, donde se controla todo lo relativo al sistema de infoentretenimiento –con conexión MirrorLink–, y otra inferior, en la consola central, destinada en exclusiva al sistema de climatización.

DFSK F5

Al no contar con túnel central en la parte trasera, la habitabilidad es más que buena -de hecho, es una de las virtudes de este modelo-. La distancia para las piernas es de 880 mm y una cota de altura de 870 mm, permitiendo acomodar a tres adultos (claro que el del medio irá más justo, como suele ocurrir).

DFSK F5

La capacidad del maletero varía de los 379 litros a los 1.420 litros, si se decide abatir los respaldos, que forman una superficie de carga plana con el maletero. Debajo, en el compartimento destinado a la rueda de repuesto, se ubica el depósito de Gas Licuado del Petróleo (GLP) para aquellos modelos adaptados.

Al volante del F5

DFSK F5

Para propulsar al F5, DFSK recurre únicamente a un motor 1.5 turbo de 4 cilindros en línea con 137 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi. Está disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con GLP, por lo que cuenta con la etiqueta ECO de la DGT.

En esta ocasión, pudimos probar la versión GLP -con la que la firma asiática promete 1.107 km de autonomía con el uso combinado-, con caja de cambios automática CVT (y de origen alemán) de seis velocidades. Por otro lado, la única opción en cuanto a tracción es al eje delantero.

DFSK F5

Una vez dentro de este SUV lo primero que llama la atención es la comodidad de los asientos, tapizados en cuero napa y que recogen perfectamente los lumbares y las caderas. En cuanto a los acabados, si bien DFSK ha querido aportar un diseño 'de lujo', encontramos muchas partes plásticas rígidas y un exceso de molduras en negro piano.

Sí dispone de elementos acolchados en las partes superiores del salpicadero y de las puertas, y de iluminación ambiental.

La pantalla dedicada al sistema de navegación y climatización (que solo se puede controlar de forma táctil) acaba convirtiéndose en un espejo cuando la luz incide en ella, por lo que impide ver gran cosa de día.

Por su parte, el tablero de instrumentos, con diales analógicos y una pequeña pantalla central, destaca con el resto del conjunto por parecer desfasado.

DFSK F5

En lo que sí sobresale el F5 es en habitabilidad: en las plazas traseras es enorme gracias a un suelo plano y a la ausencia de ese túnel central. El maletero, de casi 380 litros, ofrece una una boca de carga algo elevada. Em este sentido, el depósito de GLP, de 67 litros, no resta espacio de carga al estar ubicado bajo el suelo del maletero, como ocurre con otros modelos como el Subaru Outback.

En marcha se notan los 1.664 kg en vacío en combinación con el motor de 137 CV y se siente un tanto perezoso en las salidas. No obstante, aunque no sea un coche enérgico, es cómodo y fácil de conducir.

Podemos cambiar a modo GLP o gasolina pulsando un pequeño botón situado en la parte izquierda del volante. En el caso del F5, el cambio de un combustible a otro es casi inapreciable, aunque se notan ciertas vibraciones en el volante.

DFSK F5

En cuanto al cambio automático con variador continuo, notamos que estira demasiado las marchas y hace que el motor se revolucione, con el consecuente ruido transmitido al interior (lo que denota también falta de aislamiento). En curvas demuestra aplomo, aunque habrá que anticipar la frenada y pisar a fondo el pedal, de tacto largo.

Durante nuestra ruta, casi en su totalidad por carretera y de alrededor de 150 km, alternamos entre el GLP y el motor de gasolina (aunque en menor medida). El F5 arrojó un consumo de 9,8 litros con una conducción bastante sosegada y dentro de los límites legales. Un poco más de lo que homologa oficialmente en versión GLP.

Claro que el coste por kilómetro si usamos GLP es alrededor de un 40 % menor que tirando solo de gasolina convencional. Actualmente en España hay casi 700 puntos donde repostar este combustible, por lo que es una buena opción a la hora de ahorrar.

DFSK F5

En definitiva: no se trata de un vehículo para alguien que busque una conducción deportiva, pero sí una centrada en el confort y con acabados pintones.

Gama y equipamiento de serie

DFSK F5

La gama de este SUV es cerrada; lo único opcional es la pintura metalizada (+590 euros) y tres año extra de garantía. En cuanto al equipamiento de serie más relevante encontramos:

  • Grupos ópticos delanteros y traseros Full LED
  • Luces intermitentes dinámicas
  • Faros antiniebla LED
  • Llantas de aluminio de 19 pulgadas
  • Espejos retrovisores exteriores ajustables y plegables eléctricamente
  • Encendido automático de luces y sensor de lluvia *Asientos tapizados en ecopiel perforada *Asientos delanteros eléctrico con calefacción *Volante multifunción forrado en cuero *Sistema de acceso y arranque sin llave *Freno de estacionamiento eléctrico *Pantalla táctil de 10,25 pulgadas *Bluetooth *Navegador *Conectividad móvil *Control de crucero *Sensores de aparcamiento delanteros y traseros *Techo solar panorámico con apertura automática, panel protector y cortina parasol *Cámara de visión posterior *Cámara para la grabación de la conducción *Climatizador automático *Luces de cortesía LED para las plazas traseras *Selector de modos de dirección asistida (Confort, Sport y Standar) *Maletero de apertura y cierre eléctrico *Cierre centralizado con mando a distancia *Elevalunas eléctricos *Múltiples airbags (frontales y laterales) *ABS, EBD, TCS, HBA y HHC *Asistente de arranque en pendientes *Garantía de 4 años o 100.000 kilómetros

Precios del DFSK F5 (PVP): 2.000 euros más por el GLP

DFSK F5

La gama se compone de dos versiones: Basic por 28.995 euros (26.495 euros con financiación) y GLP por 30.846 euros (28.346 euros con financiación), ambas con todo el equipamiento mencionado de serie.

Según la marca, cuentan con una red de concesionarios (no exclusivos de la marca). en 22 provincias. Todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de cuatro años ampliable a 7 años o 100.000 km.

En Motorpasión | Probamos el Nissan Leaf E+: 62 kWh para un coche eléctrico de vocación urbana pero con una autonomía hipersensible

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios