Publicidad

Probamos el Subaru Outback GLP: un coche familiar a gas con 175 CV que se ha ganado la etiqueta ECO
Pruebas de coches

Probamos el Subaru Outback GLP: un coche familiar a gas con 175 CV que se ha ganado la etiqueta ECO

Publicidad

Publicidad

El Subaru Outback es el buque insignia de la marca japonesa, y aunque los XV y los Forester son los que tiran de las ventas en plena euforia SUV, la berlina familiar también ha sabido adaptarse a los tiempos para seguir teniendo tirón. ¿Cómo? Adoptando una conversión a GLP que le permite tener la etiqueta ECO. Lo hemos probado…

Con su imponente carrocería de 4,8 metros de largo, caracterizada por su aspecto familiar y campero que le otorga la altura libre al suelo, el Subaru Outback 2.5 GLP que hemos probado se ve espectacular.

En parte se debe a que estamos ante una unidad equipada con el acabado Black Edition de los cuatro disponibles (Sport, executive y Executive Plus S son los otros), el cual como su propio nombre indica, hace que el color negro gane protagonismo.

Subaru Outback Black Edition etiqueta ECO

La pintura negra brillante de la carrocería se combina con una parrilla delantera en negro con pequeños detalles en verde, llantas de 18 pulgadas negras, las carcasas de los espejos retrovisores o los raíles del techo, todos ellos en negro. Hasta las letras que designan al modelo van en color negro, como puede verse en el portón posterior. Solo en las taloneras laterales encontramos la palabra Outback en verde.

Un interior que ha mejorado a la vista y al tacto

Subaru Outback Black Edition GLP Interior La tapicería de tela en el centro y piel en los laterales de los asientos es específica de este acabado

En el interior nos encontramos un habitáculo amplio, con capacidad para llevar a cinco pasajeros sin mucho agobio. Hay huecos para dejar objetos por todos lados y la calidad de materiales y acabados es alta. La tapicería específica de esta versión combina la tela de la zona central de los asientos con la piel en los laterales.

Esa tela además es específica, realizada en material hidrófugo que repele mejor los líquidos y la suciedad, algo que viene muy bien en un coche muy pensado para viajar en familia.

Al buen aspecto general de este coche ayudan las costuras de contraste en verde en sus asientos, salpicadero, reposabrazos, volante y palanca de cambios. Por su parte las molduras interiores son negras, en línea con el aspecto exterior.

Subaru Outback Black Edition GLP interior Las costuras en verde y las molduras en negro, dos detalles que hacen que el interior se vea más moderno y 'fresco'

Por último, el navegador Tom Tom es nuevo y se combina con un equipo de música firmado por Harman Kardon. Es difícil ponerle una pega en este sentido.

El GLP, a golpe de botón

El Subaru Outback 2.5 GLP monta bajo el capó delantero el motor 2.5 bóxer atmosférico de 175 CV, el mismo que se usaba hasta ahora en la versión impulsada únicamente con gasolina como combustible.

Subaru Outback Black Edition deposito GLP El depósito de GLP está bajo el suelo del maletero

La única diferencia la encontramos en que ahora, además del depósito de combustible de 60 litros, bajo el piso del maletero también hay otro depósito de GLP de otros 60 litros, el cual no resta capacidad al maletero que sigue contando con 512 litros.

Con el uso combinado de ambos combustibles, la autonomía máxima puede aumentar hasta los 1.200 kilómetros, aunque lo más importante está en el ahorro que supone utilizarlo con GLP únicamente.

Pasar de gasolina a GLP o viceversa es algo que el conductor puede elegir a su antojo pulsando un botón situado al lado izquierdo del volante, el cual indica a su vez el nivel de combustible GLP.

Subaru Outback Black Edition botón GLP Pulsando este botón situado a la izquierda del volante puedes elegir entre GLP o gasolina como combustibles

Apreciar diferencias entre cuando se está circulando con un combustible o con el otro es casi imposible, tanto en ciudad como en carretera. La respuesta del motor es la misma, rotunda y contundente pero no enérgica gracias a sus 175 CV ya sea en gasolina o en GLP.

Lo mismo ocurre con las vibraciones, ya de por sí bastante contenidas gracias a la arquitectura bóxer del motor. No hay diferencias apreciables en este sentido entre gasolina y GLP y sigues sintiendo las bondades del bóxer, su equilibrio y característico sonido.

El coche tiene una calidad de rodadura bastante buena, con un silencio general que solo se rompe cuando le exigimos recuperaciones rápidas y el cambio automático CVT Lineartronic saca a relucir su peor cara, esa en la que estira y hace que el motor se revolucione más de lo habitual.

Subaru Outback Black Edition en carretera

En carretera, lo único que se echa en falta es algo más de fuerza a la hora de encarar pendientes pronunciadas o grandes desniveles, ya que los 235 Nm de par que ofrece bastante arriba, a 4.000 RPM, se quedan algo escasos.

En ciudad y recorridos urbanos, aunque tampoco es el coche más ágil del mundo, sí que cumple con holgura su cometido. Ahí se aprecian menos esas carencias del cambio automático, ya que el coche ofrece un comportamiento suave y muy agradable.

Echando cuentas

Subaru Outback Black Edition en ciudad

El coste del Subaru Outback bi fuel frente al de gasolina es de 1.750 euros extra, los cuales se compensarán con creces a nada que hagas unos cuantos miles de kilómetros a GLP.

Los consumos medios que nos hizo el Outback durante una semana de pruebas estaban en torno a los 10,1 – 10,5 l/100 km con recorridos mixtos 30% ciudad y 70% carretera. Sí, es un coche bastante gastón, en parte por su tamaño, por el sistema de tracción integral o por el cambio CVT poco eficiente.

Subaru Outback Black Edition

Pero esa falta de eficiencia se puede suplir con el uso de GLP, con el que consume un poco más que en gasolina, ya que con un precio medio del litro de GLP de 0,71 €, el coste por kilómetro usando ese combustible se reducirá hasta un 40% respecto al uso de gasolina convencional.

Llegamos a hacer algo más de 300 km usando únicamente el GLP, lo cual es un buen rango que lo habilita incluso para viajar a gas y poder repostar este combustible para continuar el viaje en cualquiera de las más de 600 estaciones de servicio donde repostar GLP en España.

Subaru Outback: nuestra puntuación

7.8

Diseño exterior7
Diseño interior8
Calidad7
Habitabilidad9
Maletero9
Motor7
Seguridad9
Comportamiento7
Comodidad8
Precio7

A favor

  • Equipamiento completo
  • Capacidad off road
  • Etiqueta ECO

En contra

  • Prestaciones justas
  • Consumos absolutos altos
  • Comportamiento del CVT

Las etiquetas de la DGT han ido ganando peso y hoy en día, una ECO puede ser un elemento decisivo a la hora de decantarse por un coche u otro. Este Subaru Outback la tiene gracias a un sistema de GLP que además permite obtener un coste por kilómetro muy bajo cuando se usa ese combustible.

La conversión a GLP no supone por su parte ningún cambio en el equilibrio de funcionamiento que siempre ha caracterizado al Outback gracias a su motor bóxer ya su tracción integral Symmetric AWD. Para quien huya de los SUV y busque una berlina familiar con capacidad off road, esta es una buena opción.

Subaru Outback Black Edition

Ficha técnica

Versión probada   Black Edition GLP
Cilindrada2.498 cm³ Tipo de tracciónSymmetric AWD
Bloque motor4 cilindros bóxer CombustibleGasolina + GLP
Potencia (CV @ rpm)175 @ 5.800 Capacidad del depósito60 + 60 litros
Par motor (Nm @ rpm)235 @ 4.000 Consumo urbanoNA l/100 km
Masa en vacío1.700 kg Consumo extraurbanoNA l/100 km
Velocidad máxima199 km/h Consumo combinado8,6 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h10,2 segundos Capacidad maletero512 litros
TransmisiónAutomática CVT Precio38.350 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Subaru. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir