Publicidad

El éxito de Dacia podría volverse en contra de Renault: está lejos de cumplir la media de emisiones exigida en 2020

El éxito de Dacia podría volverse en contra de Renault: está lejos de cumplir la media de emisiones exigida en 2020
54 comentarios

Publicidad

Publicidad

Renault ha logrado algo impensable cuando se hizo con el fabricante rumano Dacia, convertirlo en la gallina de los huevos de oro. Sirva de ejemplo, el Dacia Duster. Según datos de Jato Dynamics, fue el segundo SUV pequeño más vendido en Europa en 2018, justo por detrás del Renault Captur. El coche gusta por su diseño, su espacio interior y por su precio de acceso (desde 11.259 euros en España).

Sin embargo, ese éxito se podría volver en contra de Renault debido a la necesidad de contar con una media para los coches vendidos de 95 g/km de emisiones de CO₂ a partir de 2020. Según Automotive News, Renault estaría lejos de conseguir ese objetivo por culpa de Dacia.

El éxito de Dacia no es solo una cuestión de SUV. Según datos de Jato Dynamics, en el primer trimestre de 2019, la marca rumana se permitió el lujo de tener la cuota de mercado en Europa más alta de todas con un 3,63 %. Ha superado a marcas como Nissan o Hyundai.

Si miramos las compras de particulares (es decir, excluyendo a las flotas y compañías de rent-a-car), Dacia es la marca más vendida en Europa, con el Sandero que representa el 44 % de las ventas de Dacia. De hecho, en España, es el segundo coche más vendido en lo que va de año con 21.093 unidades (solo lo supera, por poco, el SEAT León).

95 g/km de CO₂ en 2021, también para Dacia

Dacia Sandero emisiones

Dacia, como cualquier otro gran fabricante, debe tener una media de emisiones de CO₂ de todos sus coches vendidos de 95 g/km a partir de 2020. De no lograrlo podría verse impuesto multas millonarias. Dacia, que forma parte del grupo Renault, no computa sus ventas en su media particular sino que se integran en la media del grupo Renault. El objetivo es diluir la elevada media de los modelos Dacia en las ventas de Renault que cuenta con modelos eléctricos, como el ZOE.

Un análisis de la banca de inversiones Jefferies, del que se hace eco Automotive News, estima que en un escenario de descenso de las ventas de coches, el grupo Renault tendría que pagar una multa de 450 milllones de euros al año. Es el equivalente al 17 % del beneficio previsto para 2020.

CO2 Dacia Renault Diferencia en porcentaje entre la media de emisiones CO₂ de 2018 y el objetivo de 95 g/km de 2021.

Y es que Dacia, con datos de 2018, tendría que reducir sus emisiones en casi un 30 % para poder alcanzar la media de 95 g/km, mientras que Renault (como marca) en casi un 15 %. El problema para el grupo Renault es que Dacia es una máquina de hacer dinero. Renault no desvela el margen de beneficio por modelo, pero según varios analistas, éste sería superior al 10 %, es decir, mucho más que los márgenes de Mercedes-Benz o BMW.

Son modelos que tienen un precio de acceso muy bajo, pero que con una excelente comunicación y campaña de marketing de la marca, la mayoría de modelos que se venden acaban estando lejos de ese precio de base (entre 14.000 y 16.000 euros en el caso de los Duster).

Dacia Duster

El coste de fabricación es también muy bajo y aunque su equipamiento pueda parecer completo en ocasiones, no suele ser el más puntero del mercado. En cuanto a motorizaciones, aunque sean en algunos casos motores recientes, no les permiten ofrecer emisiones reducidas. Y es algo que se nota en el consumo de estos modelos, de ahí que su media de emisiones sea muy elevada. Por ejemplo, un Duster TCE de 130 CV y tracción integral tiene un consumo medio homologado de 7,5 l/100 km y 145 g/km de CO₂. Eso son 7 g/km menos que las emisiones de un SEAT León CUPRA...

Electrificación forzada para Dacia

Dacia Renault Kwid K-ZE

Finalmente, a Dacia no le quedaría otra que apostar también por la electrificación de alguno de sus modelos. A priori supondría un problema en una marca que ha hecho del low cost su seña de identidad. Es difícil ahora mismo imaginar un híbrido enchufable a menso de 20.000 euros. Sin embargo, a Louis Murguet, director de ventas en Renault, le resulta “difícil imaginar que Dacia se queda fuera de el movimiento” de electrificación de los coches. Y se habla incluso de un coche 100 % eléctrico para Dacia.

Tampoco es que Dacia sea la única marca en esta situación. Muchos fabricantes se están deshaciendo de sus modelos de acceso, a menudo equipados con motores de pequeña cilindrada, no precisamente recientes y que tienen emisiones elevadas. Así, Opel se ha cargado al Karl. Ford se desprenderá del Ka+, mientras que los Peugeot 108 y Citroën C1 no será renovados. El coste para adecuar estos modelos a las nuevas normas los hace inviables económicamente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir