Daimler y Stellantis invierten en las baterías de estado sólido de Factorial Energy para reducir el coste de sus coches eléctricos

Daimler y Stellantis invierten en las baterías de estado sólido de Factorial Energy para reducir el coste de sus coches eléctricos
4 comentarios

En su avance inexorable hacia la electrificación total de su gama, Daimler y Stellantis unen fuerzas con el fabricante de baterías para coches eléctricos Factorial Energy y acaban de anunciar mediante comunicado oficial que realizarán una inversión estratégica en la empresa tecnológica con sede en Estados Unidos, con el objetivo de desarrollar baterías de estado sólido para sus vehículos eléctricos.

Tanto grandes fabricantes de automóviles (Volkswagen, BMW, Hyundai o Ford, entre otros) como muchos proveedores ya están gastando miles de millones en el desarrollo de este tipo de baterías, pues la tecnología de nueva generación que incorporan promete una carga más rápida, un mejor almacenamiento de energía, una vida útil más larga y una mayor seguridad.

Por qué invertir en baterías de estado sólido

Baterias

Pero sin duda una de las ventajas más interesantes de la tecnología de estas baterías es que será clave para reducir los costes de producción de los coches eléctricos, y no precisamente de forma marginal. Según Bloomberg, las baterías de estado sólido producidas a escala pueden fabricarse a un 40% del coste de las actuales baterías de iones de litio.

Así, con este nuevo acuerdo tanto Daimler como Stellantis no solo buscan avanzar en la carrera hacia la electrificación o dar un paso al frente respecto a otros rivales -BMW y Ford confían en lanzar sus primeros vehículos con baterías de estado sólido en 2022 gracias a Solid Power- sino que podrían aumentar de forma significativa el margen de beneficios en la fabricación y venta de sus vehículos eléctricos.

Por el momento, ninguno de los dos fabricantes ni Factorial han hecho públicos los detalles financieros de su asociación.

A medida que la transición hacia una movilidad más ecológica va cobrando fuerza, la demanda de vehículos eléctricos aumenta, sobre todo después de que Daimler y otros cinco fabricantes de automóviles se comprometieran a principios de este mes a eliminar gradualmente los vehículos de combustible fósil para 2040 en el marco de la cumbre del clima de la ONU, la COP26.

Esta nueva asociación entre Daimler y Stellantis llega después de otras inversiones estratégicas que han llevado ambos fabricantes de forma paralela recientemente, con la mirada puesta en el futuro de sus vehículos eléctricos. 

Ejemplo de ello es el acuerdo que acaba de formar Stellantis con el desarrollador Vulcan Energy Resources o la inversión de Daimler en la última ronda de financiación de la empresa de cargadores para vehículos eléctricos IONITY.

El CEO de Factorial Energy, Siyu Huang, declaró sobre la firma que con sus socios “podrán desarrollar baterías que no solo permitan conducir vehículos más seguros y de mayor autonomía, sino que también sean compatibles con los entornos convencionales de fabricación de baterías de iones de litio".

Factorial, ubicada en Woburn, Massachusetts (EEUU), también firmó un acuerdo de desarrollo conjunto con Hyundai y Kia el pasado mes de octubre.

La empresa presentó sus baterías de estado sólido de 40 Ah (amperios hora) por primera vez en abril de este año y, en ese momento, Huang dijo que para que las ventas de vehículos eléctricos crezcan a nivel mundial, “el precio y el rendimiento de las baterías tenía que mejorar”. Factorial cree que su tecnología puede ofrecer ambos beneficios de forma segura y a gran escala.

En Motorpasión | Con tanta demanda de litio para las baterías de coches eléctricos estamos a las puertas de un nuevo problema de contaminación

Temas
Inicio