Cuenta atrás para Ford Almussafes: en junio se decidirá si fabricará o no nuevos modelos eléctricos que aseguren su futuro

Cuenta atrás para Ford Almussafes: en junio se decidirá si fabricará o no nuevos modelos eléctricos que aseguren su futuro
1 comentario

La factoría de Ford Almussafes conocerá por fin a finales de junio si resulta la elegida para fabricar los nuevos coches eléctricos que aseguren su futuro. Así lo ha comunicado el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, tanto a los trabajadores de Almussafes como a los de Saarlouis, la fábrica alemana que compite con la española por la adjudicación de estos modelos.

Rowley también ha asegurado a sus trabajadores que la decisión que se tome no significará necesariamente el cierre de ninguna de las dos plantas a corto plazo, aunque sí “es previsible” que ambas fábricas tengan que reducir su estructura sea cual sea el resultado del proceso.

Nuevo jarro de agua fría para los trabajadores de Almussafes

Ford2

La espera para los trabajadores de la planta valenciana de Ford se lleva alargando meses, aunque por fin el presidente de la multinacional americana ha puesto fecha en el horizonte. Lo ha hecho dando a su plantilla ‘una de cal y otra de arena’ pues, pase lo que pase, habrá pérdidas de empleotanto en la factoría de España como en la de Alemania.

En su comunicado a ambas fábricas Rowley dice concretamente que, "es previsible que tanto Saarlouis como Valencia deban someterse a un redimensionamiento de su estructura actual. Los detalles exactos no estarán disponibles hasta que hayamos seleccionado una planta preferida".

Hasta ahora, y en el caso de Almussafes, ya se han reducido más de 600 empleos en la plantilla de Almussafes, que desde 2020 también ha sufrido varios ERTES encadenados. En la actualidad, la factoría emplea a más de 6.500 trabajadores en total (incluyendo líneas de montaje y planta de motores) frente a los más de 9.000 con los que contaba en 2015, según datos de UGT.

Además, el anuncio llega después de que los trabajadores de la fábrica de Almussafes firmasen en febrero un pacto del sindicato mayoritario (UGT) con la dirección de la factoría que establecía, entre otras cosas, la congelación de salarios y alargar la jornada laboral durante los próximos cuatro años para impulsar la candidatura para recibir los nuevos eléctricos.

En la misiva, Stuart Rowley, ha recalcado que la elección de una fábrica no implica el cierre de la otra, ya que el fabricante está "buscando activamente futuras oportunidades para la planta que no sea seleccionada". Y esto “requerirá un esfuerzo que incluya múltiples partes, incluidos gobiernos locales y nacionales”, añade.

Ford3

Aunque el presidente de Ford Europa aclara que "que es importante recordar que todavía no se trata de una decisión de inversión en producto” y que después de la selección de la planta “quedará mucho trabajo por hacer”, lo cierto es que esta incertidumbre hasta junio podría lastrar las opciones de Ford para concurrir al PERTE del vehículo eléctrico.

Ford pretende presentar su candidatura, aunque el plazo para postular los proyectos finaliza el 17 de mayo tras haber sido ampliado.

El PERTE sólo se ejecutaría si Detroit se decanta por la planta valenciana en junio, pero aun así los próximos años plantearían serias dificultades, ya que Ford ya ha anunciado que solo fabricará vehículos enchufables a partir de 2030. Eso hace que cuatro de los cinco modelos actuales de la planta valenciana tengan fecha de caducidad, a excepción del Ford Kuga.

Para finalizar su comunicado, Rowley ha querido agradecer a los trabajadores su trabajo y que “hayan demostrado un tremendo enfoque y compromiso para ayudar a Ford a convertirse en líder de la industria en Europa”. Solo en el último trimestre, Ford ya ha anunciado nueve vehículos eléctricos para el continente y planea vender más de 600.000 vehículos eléctricos de cara 2026 el mercado europeo.

Temas
Inicio