Compartir
Publicidad
¿Cómo afectará el Brexit a la industria automóvil europea?
Industria

¿Cómo afectará el Brexit a la industria automóvil europea?

Publicidad
Publicidad

Ayer, el Reino Unido decidió en referendo salir de la Unión Europea. Con 52 % de los votos a favor de la salida del país de la entidad económica y política europea, el Brexit tuvo su primera víctima en el primer ministro David Cameron, una dimisión que será efectiva dentro de 3 meses. Camero deja a su sucesor la difícil tarea de inicializar formalmente (o no) la salida del país de la Unión apelando al artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Las marcas que tienen fábricas en el Reino Unido y que exportan la gran mayoría de su producción al continente europeo (77 % de la producción se exporta y el 60 % termina en Europa) ya han expresado su inquietud por la salida de la Unión antes de la votación. Pero, qué podría pasar con la industria europea del continente que vende en Reino Unido. El Reino Unido, con 2,6 millones de coches vendido en 2015, no es un mercado del que se pueda prescindir tan fácilmente.

Aunque la activación del proceso efectivo de separación tarde varios meses en empezar, podría tardar mucho más en hacerse efectivo. ¿Cuánto? Nadie lo sabe, pues nunca ha ocurrido con anterioridad. El único país en salir de la Unión fue Groenlandia, un territorio de ultramar de la corona de Dinamarca, tras un referendo celebrado en 1982. Si el Reino Unido quiere negociar un tratado de salida de la Unión, se podría tardar entre 2 y 3 años. Así que a corto plazo nada va a cambiar. Pero, ¿cómo afectaría el Brexit a la industria europea?

Un mercado dominado por las importaciones desde el continente

2015 fue un año record para el mercado británico del automóvil. Se vendieron 2,6 millones de automóviles. Es el segundo mercado europeo después de Alemania (España es el quinto, por detrás de Francia e Italia). Entonces, sí una salida pura y simple de la Unión para la industria británica (es el cuarto productor europeo) es un duro golpe para un sector que da trabajo directa indirectamente a 800.000 personas. Pero también lo sería para la industria del continente.

Volkswagen Polo Bluemotion 5 Door Uk Spec 1 El Volkswagen Polo, el sexto coche más vendido en el Reino Unido en 2015 se fabrica en Landaben, Navarra.

De los 10 coches más vendidos en el Reino Unido en 2015, sólo tres modelos son fabricados localmente: el Nissan Qashqai (en 5ª posición con 60.184 unidados), el Vauxhall Astra (séptimo con 52.703 unidades) y el MINI (noveno con 47.076 unidades). Los otros siete modelos se fabrican en el continente, en Alemania y en España para ser exactos.

7 de los 10 coches más vendidos en Reino Unido se fabrican en España y Alemania

El modelo más vendido, el Ford Fiesta (133.434 unidades) se fabrica en Alemania, mientras que el segundo, el Vauxhall Corsa (92.077 unidades) se fabrica en la factoría Opel de Figueruelas, Zaragoza. El tercer más vendido y el cuarto, el Ford Focus y el Volkswagen Golf respectivamente, proceden de Alemania. El sexto más vendido, el Volkswagen Polo, procede de la factoría que la marca posee en Navarra. El Audi A3 (octavo en el ranking británico) proviene de Alemania, mientras que el décimo modelo más vendido, el Vauxhall Mokka, proviene de Zaragoza.

Todo dependerá de si se negocia un tratado de salida con libre comercio o no

En caso de que el Reino Unido se marchase sin un tratado de salida, las ventas de estos 7 modelos se reducirían de forma muy significativa si las marcas deciden subir el precio de sus coches para aplicar los aranceles. En ese escenario, la Unión Europea aplicaría aranceles a los coches fabricados en el Reino Unido, un 10 % sobre el precio de venta, por lo que parece lógico que el Reino Unido también lo haga. Aunque, obviamente, no se puede saber si sería también un 10 % o incluso más en un intento desesperado de proteger su industria local. Por otra parte, si no aplicasen los aranceles sobre el precio final, tendrían que reducir costes en sus factorías.

En esas condiciones, sin tratado de salida negociado, cabría la posibilidad de que la producción de modelos importantes, como el Nissan Qashqai o el Toyota Auris se trasladasen a Europa continental. En ese caso, España tendría un papel importante que jugar. Recordemos que somos el tercer productor europeo y octavo mundial.

Vauxhall Mokka Si la Unión Europea aplicase aranceles para los productos británicos, el Reino Unido también lo haría. El Vauxhall Mokka, décimo coche más vendido en 2015 en el Reino Unido y fabricado en Zaragoza, vería su precio subir por los aranceles

A corto plazo, el Reino Unido seguirá siendo parte de la Unión Europea, al menos hasta octubre, cuando el sucesor de David Cameron decida inicializar las negociaciones para que el Reino Unido se separe de la Unión Europea. En esas negociaciones, es muy probable que quieran poner en marcha mecanismos de libre comercio que permitan a los productos fabricados en el Reino Unido venderse sin aranceles en el territorio de la Unión, del mismo modo que los productos "europeos" puedan acceder al mercado británico libremente.

Dicho de otro de modo, es evidente que el Reino Unido seguirá siendo miembro de la Zona Económica Europea que permite el libre comercio entre pasíses no miembros de la Unión Europea y la Unión, como Suiza, Noruega e Islandia. En ese caso, el Brexit no tendría impactos a nivel industrial ni en el día a día de los consumidores, pues para poder acceder al libre comercio con la Unión Europea, los fabricantes deben cumplir con las normativas europeas relativas a seguridad, productos, homolgaciones, etc. Vamos, que al final la Unión Europea seguirá decidiendo cómo deben ser los productos que fabrican en el Reino Unido.

En Motorpasión | ¿Qué pasaría para su industria del motor si el Reino Unido saliese de la Unión Europea?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio