Los coches españoles, más viejos que nunca: casi la mitad supera los 15 años y la tendencia apunta a que serán más

Los coches españoles, más viejos que nunca: casi la mitad supera los 15 años y la tendencia apunta a que serán más
34 comentarios

España lleva tiempo teniendo uno de los parques automovilísticos más viejos de Europa, pero esta tendencia se ha acrecentado aún más si cabe en la última década.

De los casi 35,2 millones de vehículos que circulan por nuestro país, un 66 % (22,9 millones) tiene más de diez años y un 44 % (16,2 millones) más de 15 años de antigüedad. Es decir, que dos de cada tres coches tiene más de una década.

Así, la edad media de nuestro parque de vehículos se fijó a finales de 2021 en 13,5 años. Y el envejecimiento es cada vez más rápido, pues al cierre de 2020, según datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), hacía lo propio en 13,1 años. Hoy, el parque automovilístico es un 38% más antiguo que hace una década.

Así lo detalla el estudio 'Coches obsoletos, riesgo real. Influencia de la antigüedad del parque automovilístico en la accidentalidad (2011–2020)' recién publicado por la aseguradora Línea Directa.

Y el mismo postula que ello está afectando a la siniestralidad, al no contar muchos coches con sistemas más modernos de seguridad. Aunque también es determinante que se está invirtiendo menos en el mantenimiento del coche.

Tres años sin superar el millón de coches nuevos vendidos

Coches BMW campa

En 2020, según el anuario de ACEA, 18,9 millones de vehículos en España superaban los 10 años. El informe de Línea Directa ya los cifra en casi 23 millones solo un año después.

Esto se relaciona directamente con el desplome de las ventas de coches nuevos, con una caída global del 35 % en las matriculaciones en los últimos tres años.

Y es que desde 2020 no se ha superado el millón de unidades vendidas al año, aunque la caída comenzó en 2019 ya antes de la pandemia: aquel año fue el primero tras seis en el que las matriculaciones fueron a la baja. Y este 2022 apunta a que no vamos a superar la barrera de las 900.000 unidades.

Los motivos ya son conocidos, con los hogares aún tambaleados por la crisis económica a causa por la pandemia, y con muchos sin aún recuperarse de la anterior.

A lo que se suma que los coches son cada vez caros con la moda SUV y la inclusión de más tecnología. La galopante inflación derivada de la situación socioeconómica actual ya ha sido la guinda. Así, a la hora de comprar un coche, los particulares están optando por coches de segunda mano y además, más antiguos, pues son más baratos.

SEAT Arona interior

Más allá de la situación económica, también influye la carencia de componentes, lo que se traduce en cuellos de botella en la producción de automóviles y el retraso en las entregas y por tanto en las matriculaciones. Y esto a su vez influye en que los coches de ocasión más modernos reduzcan su oferta.

En definitiva, lejos de cambiar la tendencia actual, en los próximos años la edad media del parque español seguirá incrementándose y tendremos coches aún más viejos circulando por nuestras carreteras.

Por regiones, la edad media más elevada de los coches se fija en Extremadura (15,1 años), Castilla-La Mancha (14,6) y Castilla y León (14,6). La Comunidad de Madrid es la que cuenta con el parque menos envejecido, cifrando su media en 10,4 años.

Cerca de la mitad de los coches que tienen accidentes mortales superan los 15 años

Accidente de tráfico

Los coches más viejos y, sobre todo, peor mantenidos, afectan directamente a la siniestralidad en carretera. Así lo señala la principal conclusión de este estudio de Línea Directa.

En los últimos 10 años, casi 2.700 personas fallecieron en carretera con coches de más de 15 años. Y el porcentaje de coches de más de 15 años implicados en accidentes mortales se ha triplicado, pasando de un 15 % a un 44 %.

El informe estima que, si se consiguiera rebajar la media de nuestro parque automovilístico por debajo de los 10 años, se podrían salvar 260 vidas cada año gracias a sistemas más modernos, con el acento puesto en las tecnologías de seguridad activa.

Menos gasto en mantenimiento. No obstante, la aseguradora señala que el principal problema es la reducción en la inversión del mantenimiento del coche, siendo aún más determinante en la siniestralidad. En los últimos diez años, el coste medio anual de mantenimiento del coche ha bajado un 20 %, pasando de 625 euros a 497 euros.

Así, la mitad de los coches que acuden a la ITV presentan defectos en la inspección y uno de cada cinco, con eficiencias graves o muy graves.

De nuevo, una tendencia que se ha acrecentado en los últimos cinco años: los defectos graves o muy graves en componentes vitales, como las ruedas, ejes, neumáticos y suspensión, se han incrementado un 26 %. Y un 10 % en el caso de la transmisión y los frenos.

Temas
Inicio