Es el fin de los coches baratos. Son más caros que nunca y están disparando la inflación a cifras históricas

Es el fin de los coches baratos. Son más caros que nunca y están disparando la inflación a cifras históricas
28 comentarios

En parte gracias a la caída en el precio de los carburantes, el Índice de Precios de Consumo (IPC) se han moderado en agosto, situándose en el 10,5 %, -tres décimas menos que en julio- pero empujado por los elevados costes de la luz y de alimentos básicos.

El precio de los coches nuevos ha contribuido a estas cifras y si en julio marcó tasas nunca vistas (un 9,3 %), en agosto se ha mantenido en un 9,2 % interanual.

Ya no hay coches asequibles

Euros

La subida en el precio de los materias primas, la escasez de semiconductores y por tanto la de oferta de vehículos sigue encareciendo tanto los coches nuevos como los de segunda mano, en cuyo caso la media ya alcanza los 20.000 euros.

De hecho, en España ya no hay coches nuevos de menos de 10.000 euros: el más barato del mercado, un Mahindra KUV 100, cuesta ahora desde 12.990 euros.

La razón la encontramos en la estrategia de los fabricantes: han dejado de lado las versiones más baratas para centrarse en las de mayor precio y mayor margen; una tendencia que se aprecia en todas las marcas y que va en paralelo de la implementación de las normas Euro 6c y Euro 6d.

El mejor ejemplo de ello lo encontramos en Dacia, una marca low cost que si antes ofrecía precios de partida de 8.300 euros, ahora llegan a las 12.790 euros en el caso del Dacia Sandero.

Así, la inflación galopante y la falta de microchips han terminado de matar al coche asequible: se vende menos y las marcas suben los precios.

En cuanto la mercado del vehículo de ocasión, las ventas de turismos y todoterrenos arrastran la situación y cayeron un 8,1% en agosto, hasta situarse en las 135.479 unidades y encadenando siete meses en negativo, según los últimos datos de Ganvam y Faconauto.

La patronal apunta a la falta de modelos jóvenes como principal causa, mientras que los concesionarios están yendo fuera de nuestras fronteras para buscar vehículos de segunda mano.

La inflación bailando al son de la guerra

Camiones

Aunque en este mes de agosto el IPC se ha moderado, si miramos a los números de hace un año la situación es claramente desfavorable para el consumidor.

Febrero de 2022 fue el último mes en el que se mantuvieron los precios; a partir de ahí, y con la invasión de Rusia a Ucrania en sus inicios, comenzó un frenético ascenso que tocó techo en julio, cuando el IPC se situó en el 10,8 %, su nivel más alto desde septiembre de 1984.

Encontramos su principal razón en el persistente incremento en el precio de las materias primas en los mercados internacionales, impulsando a su vez los costes de producción de las actividades que usan la energía o los alimentos o que dependen del transporte de mercancías.

Las medidas adoptadas por Bruselas para topar los precios del gas y aliviar la factura eléctrica puede ser una solución a medio plazo, pero la UE se ha dado cuenta muy tarde -o no ha querido verlo- de que su dependencia energética de Rusia era un problema que debió atajar ya cuando el país dirigido por Vladimir Putin se anexionó la Península de Crimea en 2014.

Para los propietarios de coches eléctricos e híbridos enchufables la situación tampoco es amable: la electricidad se ha encarecido en el último año un 60,6 % incluyendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura.

Bombilla

Si descontamos estas rebajas fiscales, la subida interanual del precio de la luz alcanza el 75,3 % en agosto, casi 15 puntos más.

De hecho, lo que más subió de precio en el mes de agosto respecto al mes anterior fueron la electricidad y los paquetes turísticos nacionales, y lo que más bajó fueron los combustibles líquidos (-11,4%) y la gasolina (-10,9%).

Aún así, los precios de los carburantes son un 19 % más caros que en agosto de 2021, y cuestan un 13,2 % desde que comenzó el año. El gasóleo y su escasez siguen siendo los protagonistas de una situación difícil para el bolsillo de los conductores, pues vuelve a ser más caro que la gasolina.

Temas
Inicio