Coches eléctricos más baratos a cambio de silencio si algo falla: la política de General Motors para evitar demandas

Coches eléctricos más baratos a cambio de silencio si algo falla: la política de General Motors para evitar demandas
6 comentarios

Si por algo se ha hecho famoso el Chevy Bolt en EEUU es por su tendencia a salir ardiendo. Un problema que el proveedor de baterías de la firma, LG, se echó a las espaldas y que le costó casi 2.000 millones de dólares en compensaciones al gigante de Detroit.

Para reflotar las ventas tanto del Bolt como del EUV, la compañía anunció bajadas importantes de los precios, y ha ofrecido reembolsos de más de 5.000 dólares a los que ya son propietarios. Pero con una notable condición.

Y también con el Cadillac Lyriq

Bolt Interior
Interior del Chevrolet Bolt.

En junio se bajó el precio del nuevo Bolt 5.000 dólares y 6.000 la versión SUV, convirtiendo al Bolt en el modelo eléctrico puro más asequible en EEUU, aunque quizá no el más deseable.

Según publican en Jalopnik, General Motors decidió ofrecer un reembolso a aquellos que ya habían comprado un Bolt o un Bolt EUV para que no se enfadaran demasiado por la rebaja que había anunciado a aquellos que se animaran a comprar uno nuevo.

Pero esta rebaja viene con letra pequeña que los dueños deben aceptar.

Las condiciones especifican que el cliente ha de "renunciar para siempre a todas las reclamaciones" de cualquier clase a la compañía -también incluye la demanda colectiva iniciada por los afectados- ya estén relacionadas con el vehículo o con su batería (incluyendo llamadas a revisión por fallos en ella).

Desde General Motors han respondido a Jalopnik asegurando que es "una práctica común cuando se trata de programas como este" y que no incluye reclamaciones que impliquen futuras llamadas a revisión.

Cadillac Lyriq

Curiosamente, la compañía también ha ofrecido un descuento de 5.500 dólares a un grupo de compradores del SUV eléctrico Cadillac Lyriq por firmar un acuerdo de confidencialidad que les impida hablar sobre cualquier problema del vehículo, según ha publicado recientemente Detroit Free Press y General Motors ha confirmado.

Los clientes pueden compartir verbalmente sus experiencias con la marca, pero no dejarlas por escrito en público. Una "oferta" que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estadounidense ya está investigando.

A la agencia le preocupa que esta cláusula pueda impedir que se informe a la agencia de problemas de seguridad, algo que General Motors ha negado.

¿Funcionaría un programa de 'incentivos' similar en España?

Temas
Inicio