Publicidad

China no teme al coronavirus y confirma que el Salón del Automóvil de Pekín abrirá sus puertas en septiembre

China no teme al coronavirus y confirma que el Salón del Automóvil de Pekín abrirá sus puertas en septiembre
1 comentario

El coronavirus ha dejado un calendario desolador en cuanto a eventos automovilísticos. Cada cita que recoge al Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos a Motor viene acompañada por la palabra "cancelled" o "postponed", y son pocos los que aún se mantienen.

Uno de los más importantes es el Salón del Automóvil de Pekín, que fue pospuesto en abril a finales de septiembre y ante la incertidumbre que lo inunda todo. Pero una China aparentemente libre del virus está deseando recobrar el pulso, y se ha confirmado que el 27 de septiembre abrirá sus puertas.

El reto de recibir a más de 800.000 visitantes en medio de una pandemia

China Autoshow

El Salón del Automóvil de Pekín 2020 abrirá sus puertas a la prensa el 26 de septiembre en el 'China International Exhibition Center New Venue' (en Tianzhu), y el público general podrá acudir del 1 al 5 de octubre.

Dado que el Salón del Automóvil de Ginebra, el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica en Detroit o el Salón del Automóvil de París se han celebrado de forma telemática o se han cancelado por completo, este se convertirá en el único evento del automóvil internacional de gran calado que se celebrará este año.

Según el comité organizador, el salón de este año contará con la presencia de casi todas las marcas de automóviles nacionales y extranjeras conocidas con sus últimos productos y más de 30 marcas de automóviles internacionales como Volkswagen, Ford, Lincoln, General Motors, Toyota o Nissan.

Se trata de un evento bienal que reunió en 2018 a 820.000 visitantes procedentes de 14 países y regiones de todo el mundo, y el que se expusieron más de 1.000 vehículos, incluidos 105 estrenos.

En este complicado escenario, con un virus que se ha expandido a todos los rincones del mundo, los organizadores tratan de enviar un mensaje de tranquilidad asegurando que se tomarán medidas de protección en los más de 200.000 metros cuadrados de los que dispondrán.

Sin embargo no está claro si se limitará el aforo.

China empieza a despertar

Bandera China

El Salón del Automóvil de Pekín es un evento de vital importancia para un país que ha visto cómo su economía y su industria automotriz se resentían, arrastrando una caída histórica de ventas.

En enero de este año el mercado chino de automóviles se contrajo por primera vez desde 1992 y las ventas cayeron un 6 %, hasta los 22,7 millones de unidades con el mismo telón de fondo que hoy: una guerra comercial no resuelta y una caída en el mercado bursátil, además de una pandemia.

El país comunista necesita un impulso como el que supone este salón, pero es bastante improbable que los visitantes extranjeros puedan entrar al país.

Según datos de la Comisión Nacional de Salud, China lleva ocho días consecutivos sin contagios locales, con 16 contagios registrados el domingo, y todos proceden de personas extranjeras.

Baic

Desde junio, y después de registrarse un rebrote que fue rápidamente controlado (según sus datos), la vida ha vuelto al epicentro de la pandemia. Han abierto los cines, librerías y museos de todo el país, y en Wuhan incluso se han atrevido a celebrar un multitudinario festival acuático, con decenas de miles de personas juntas, sin mascarillas ni distancia social.

Parece que el gigante asiático, que asegura que tiene vacuna, ha conseguido doblegar al coronavirus, pero hablar del fin de esta pandemia es algo bastante arriesgado.

En Motorpasión | Por qué de repente las tierras raras pueden ser un problema en la fabricación de coches eléctricos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios