Publicidad

No habrá Salón del Automóvil de Ginebra en 2021: el evento está "lejos de ser seguro" y se pospone a 2022

No habrá Salón del Automóvil de Ginebra en 2021: el evento está "lejos de ser seguro" y se pospone a 2022
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos los temores se han confirmado: no habrá Salón del Automóvil de Ginebra el año que viene. La pandemia ha terminado con todos los grandes eventos del automóvil en 2020, y según empezamos a ver también de 2021.

Por un lado, el Comité y Consejo de la Fundación del evento considera que está "lejos de ser seguro" en términos de salud. Por otro, las marcas necesitan un respiro a nivel económico y han pedido posponer la cita a 2022.

Factor económico y de salud

Volkswagen Ginebra

Según ha explicado la fundación que históricamente ha organizado la cita, la mayoría de los expositores del Salón que participaron en una encuesta declararon que probablemente no participarían en una edición de 2021 y que preferirían posponerlo a 2022. Será entonces cuando se celebre, previsiblemente.

Hace tiempo que los grandes salones se han convertido en un agujero poco rentable en las cuentas de las marcas, que están viendo cómo el streaming y los pequeños eventos está haciendo casi la misma labor que los millonarios stands.

La estocada final la ha asestado el alto riesgo de contagio en un evento que congrega a más de 600.000 visitantes y 10.000 periodistas de todo el mundo.

Por otro lado, el Salón y todos los derechos de la organización han sido vendidos al recinto ferial de la ciudad suiza, Palexpo SA, y además han decidido rechazar la ayuda financiera del Cantón de Ginebra para cubrir las pérdidas causadas por la cancelación del Salón, estimada en 11 millones de francos suizos (unos 10,2 millones de euros), y para ayudar a preparar una nueva edición.

La razón, según se explica, es que tendrían que devolver parte del préstamo antes de que pudieran generar fondos adicionales.

Ginebra

El evento más importante de la esfera automotriz en Europa se canceló a pocos días de que abriera sus puertas después de que el Gobierno suizo prohibiera todas las concentraciones públicas y privadas con más de 1.000 personas para evitar la propagación del virus en el país.

La cancelación supuso un duro golpe económico para las marcas expositoras.

Así que tendremos que esperar a 2022 para ver, quizá, un Salón de Ginebra diferente, que supone el evento público más grande de Suiza con un impacto económico de 187 millones de euros con cada edición.

En Motorpasión | Los coches que serán novedades de 2020, marca por marca

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios