El caos en Reino Unido es tan grave, que el Ejército ya está moviendo camiones para paliar la falta de gasolina

El caos en Reino Unido es tan grave, que el Ejército ya está moviendo camiones para paliar la falta de gasolina
8 comentarios

La caótica situación que está dejando tras de sí el divorcio de Reino Unido con la UE ha conseguido que el Gobierno británico de su brazo a torcer y recurra a la ayuda de militares para suplir la falta de camioneros y de combustible en el país.

Casi 200 hombres y mujeres en servicio, 100 de ellos conductores, brindarán desde hoy apoyo "temporal" para aliviar la presión sobre las estaciones de servicio, donde se ven escenas de película desde hace días.

No es culpa del Brexit, dice el Gobierno

Brexit

Los visados temporales para extranjeros están siendo la principal baza hasta ahora para paliar la escasez de mano de obra nacional.

Desde el Gobierno de Boris Johnson han anunciado además que hasta 300 conductores de camiones cisterna de combustible en el extranjero podrán trabajar en el Reino Unido de inmediato hasta finales de marzo, con el objetivo de "aliviar las presiones temporales de la cadena de suministro en las industrias de transporte de alimentos".

Estas presiones, dice el Ejecutivo, nada tienen que ver con el Brexit, sino con "la pandemia y la recuperación de la economía mundial en todo el mundo".

Además, 4.700 conductores de transporte de alimentos llegarán a partir de finales de octubre y se irán antes del 28 de febrero de 2022, y 5.500 trabajadores avícolas harán lo propio partir de finales de octubre y podrán permanecer hasta el 31 de diciembre de 2021.

Según una nota de prensa de Downing Street, "la demanda de combustible se ha estabilizado a lo largo de la semana y ahora se entrega más combustible del que se vende; sin embargo, algunas partes del país aún enfrentan desafíos".

Varias petroleras, incluidas BP, Shell y Esso, dijeron en un comunicado conjunto que esperaban que la demanda de combustible "regresara a sus niveles normales en los próximos días".

El Ejecutivo no se cansa de decir que no se trata de un problema de escasez de combustible, sino de acaparamiento.

El miedo al desabastecimiento, no solo de combustible sino de alimentos y de medicamentos ante la llegada de Navidad, está dejando imágenes más propias de 'The Walking Dead' que de una salida blanda del mercado único.

Estos acuerdos temporales de inmigración servirán como parche ante una tormenta perfecta que no para de crecer: escasez mundial de camioneros y envejecimiento de la mano de obra, malas condiciones laborales y un Brexit que ha dejado tras de sí un caos burocrático.

"Queremos que los empleadores realicen inversiones a largo plazo en la fuerza laboral doméstica del Reino Unido en lugar de depender de la mano de obra extranjera para construir una economía de altos salarios y alta calificación", ha dicho el secretario de Comercio, Kwasi Kwarteng.

Mientras tanto, los ciudadanos británicos se han lanzado en masa a buscar coches eléctricos, tanto nuevos como más antiguos.

En Motorpasión | Probamos el nuevo MG ZS EV, un SUV eléctrico 'chino' compacto que quiere convencer por su precio y espacio interior

Temas
Inicio