Compartir
Publicidad
Publicidad

Brasil encuentra la fórmula para favorecer a su industria automovilística

Brasil encuentra la fórmula para favorecer a su industria automovilística
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Brasil es, por el momento, uno de los pulmones económicos de América Latina. Sin embargo, los fabricantes de automóviles alertan que la importación de automóviles ha caído un 35% (desde mayo del año pasado a mayo de 2012).

En términos absolutos la diferencia en número de unidades no parece tan grande, ya que se ha pasado de importar 19.227 a 12.388 unidades. Los importadores achacan esta diferencia a la bajada de impuestos a los vehículos nacionales y a la depreciación de la moneda brasileña respecto al dólar (12% en el periodo estudiado).

Además, las expectativas apuntan a que la situación se acentuará todavía más, ya que la reducción de impuestos para vehículos lleva apenas un mes en vigor. ¿Y esto como afecta a Europa, y por ende, a España?

Fiat Palio

La respuesta a esta pregunta es más importante de lo que pudiéramos pensar en un primer vistazo. El contexto que se está generando en Brasil no sólo perjudica las importaciones, si no que facilita la producción industrial nacional, y por lo tanto las exportaciones.

Por lo tanto, en mi opinión, Europa, y España, se enfrentan a un rival cada vez más fuerte en la lucha por la localización de plantas de producción y la adjudicación de nuevos proyectos de producción de vehículos.

Además, y quizá esto sea lo que más preocupa, el ejemplo brasileño puede servir para otras economías del entorno de Brasil, que también pugnan por convertirse en los nuevos centros de producción industrial.

Chevrolet prisma

Por otro lado, las corrientes de pensamiento económicas dominantes hoy en día apuntan a la mejora de la RRI (Relación Real de Intercambio) como una de las mejores herramientas para el desarrollo de las economías en vías de desarrollo (y no sólo por la subida de precio de los bienes no manufacturados).

En resumen, las cosas ya están difíciles para la industria automovilística europea, pero parece que se avecinan nuevos retos con los que difícilmente podremos competir, al menos por la vía de las devaluaciones competitivas (las sinergias generadas por la potente industria auxiliar española son difíciles de copiar, pero tampoco es imposible).

Fuente | La Información
En Motorpasión | BMW todavía tiene que decidir dónde poner nuevas fábricas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos