Adiós al impuesto de matriculación tradicional, nuevo Plan Renove... Las medidas 'anticrisis' que piden los concesionarios

Adiós al impuesto de matriculación tradicional, nuevo Plan Renove... Las medidas 'anticrisis' que piden los concesionarios
10 comentarios

Las red oficial de concesionarios perdió 8.075 puestos de trabajo el año pasado, aproximadamente un 5% del total, quedando en 153.425 trabajadores. Una compleja tesitura que podría recrudecerse en 2021 si el Gobierno no toma medidas, según advierten desde Faconauto.

De hecho, la patronal de concesionarios españoles no vislumbra la salida de la crisis hasta el año 2022, cuando prevé se volverá a niveles de ventas pre-COVID. El objetivo es volver a alcanzar los 1,2 millones de vehículos matriculados, una cifra parecida a la de 2019.

Respecto a 2021, el desarrollo del sector dependerá de "de la rapidez con la que se produzca la vacunación de la población y la normalización de su movilidad", afirma en su escrito Faconauto, donde además recoge una serie de medidas que pide al Ejecutivo para amortiguar la caída de ventas y frenar los despidos en los concesionarios.

Según la encuesta V-CON, elaborada por la consultora MSI para la patronal, el 64% de los concesionarios prevé a día de hoy reducir sus plantillas en 2021.

Las medidas que piden los concesionarios para reanimar al sector del automóvil

Concesionario 2

"Para atajar los retos a corto y a largo plazo, es necesario que el Gobierno active los 3.750 millones de euros que comprometió vinculados al Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción", ha indicado Gerardo Pérez, presidente de Faconauto. Y ¿qué medidas se proponen?

  • Nuevo Plan Renove. De los cinco ejes estratégicos que incluía el plan de rescate, Faconauto considera urgente abordar el primero, la renovación del parque, mediante la reactivación de los 200 millones de euros sobrantes del Plan Renove para lanzar un Renove 2021 que podría acompañarse además con una plan de achatarramiento sin compra.

Una medida que, sin embargo, no comparten fabricantes como Volkswagen, que recientemente aseguró que "no es la solución" para acabar con la "hemorragia" que sufre el mercado ante el fracaso experimentado por el último Plan Renove.

  • Adiós al impuesto de matriculación tradicional. Faconauto propone la creación de un nuevo impuesto medioambiental que sea de carácter autonómico y estatal y "que gravara el parque según sus emisiones de CO₂ con una cuota anual".

Es decir, los concesionarios abogan por eliminar el impuesto directos a la compra, como es el de matriculación, y ligarlos al uso y al volumen de emisiones de los vehículos con el fin de incentivar el achatarramiento de los más viejos y contaminantes.

  • Eliminar el impuesto de circulación a los coches eléctricos. La patronal propone el mantenimiento del impuesto de circulación, pero bonificando al 100% los vehículos con etiqueta CERO de la DGT y trabajando para más adelante a futuro en un cambio de este impuesto para que grave la contaminación atmosférica de los vehículos en función de su antigüedad.
  • Seguridad jurídica y las reformas normativas del sector. Faconauto advierte de que este punto es vital pues "se está lastrando la posibilidad de que los concesionarios sigan invirtiendo para propiciar una transformación profunda del sector y posibilitar la transición ecológica y digital".
  • 500 millones de euros europeos en tres años. La patronal pretende que se movilicen casi 500 millones de euros de los fondos europeos de recuperación (Next Generation EU) pare crear "un innovador concepto de concesionario del futuro que lo posicione como un actor clave en la electrificación del parque y como proveedor de nuevas soluciones de movilidad".

Los concesionarios, en cifras

Coches Concesionario

Todas estas propuestas llegan junto con el balance anual de los concesionarios en 2020, año que cerraron con una facturación de 35.895 millones de euros, frente a los 44.207 del año anterior, lo que supone una caída del 19%.

Por áreas de negocio, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con una caída en su facturación del 19,8%, seguida de la posventa (-18,8%), mientras que el negocio del vehículo usado cayó un 14,7%.

Con estas cifras, la rentabilidad media de las redes oficiales de concesionarios fue del 1,2% sobre su facturación.

Unos guarismos desalentadores que necesitarán capear en este 2021. "El primer semestre de este año será muy complicado, y nuestra viabilidad pasa por reactivar la demanda y el consumo", concluye Faconauto.

En Motorpasión | Los coches híbridos enchufables triplican sus ventas en 2020 y los eléctricos suben casi un 80 %

Temas
Inicio