El futuro "coche volador" de la china XPeng es un automóvil eléctrico con un dron por sombrero. Y ya vuela

El futuro "coche volador" de la china XPeng es un automóvil eléctrico con un dron por sombrero. Y ya vuela
3 comentarios

La última versión del eVTOL desarrollado por AeroHT (división del fabricante chino de coches eléctricos XPeng) es un coche volador de dos toneladas de peso con ocho hélices que, tras meses de desarrollo, acaba de completar su primer vuelo de prueba con éxito. Y no es broma.

En el marco del evento de la marca “1024 Tech Day” celebrado en China, el denominado por el momento “coche volador X3” ha dejado a los asistentes boquiabiertos: no solo se ha elevado hasta los diez metros de altura, sino que ha maniobrado en el aire e incluso ha demostrado que puede funcionar si uno de sus motores falla.

No es un render: así se mueve el coche volador de XPeng AeroHT

Captura2
XPeng AeroTH

AeroHT lleva trabajando sin descanso en el desarrollo de su último eVTOL más de un año, y parece que cada vez está más cerca de lograr la versión definitiva de su “coche volador”, eso sí, muy diferente al que presentó hace un año, de corte más lujoso y sofisticado.

El concepto no es nuevo, pues la humanidad lleva décadas trabajando en la idea de crear vehículos que conquisten el cielo. Las primeras propuestas que fueron presentando al mundo parecían más bien ideas locas con hélices (véase el extraño V-Pal ONE o los Terrafugia), que proyectos medianamente viables.

Incluso fabricantes de coches como Suzuki, Hyundai (a través de Supernal) o la francesa Renault ya han hecho sus pinitos centrados en “la movilidad aérea del futuro” con propuestas que podrían parecer sacadas de alguna película de ciencia ficción a lo 'Blade Runner' y, por qué no, nos hacen soñar con olvidarnos de sufrir los atascos para pasar a verlos desde el cielo.

La joven AeroHT acaba de subir la apuesta con la última versión de su eVTOL X3 (nombre de código interno), que quiere ser un coche eléctrico volador de lujo y está equipado con un sistema de ocho rotores colocados en cuatro brazos con forma de “X”. La longitud total del prototipo roza los seis metros, mientras que el peso es de casi dos toneladas: 1.936 kg.

En cuanto al diseño y pese al camuflaje, se puede ver que este X3 tiene en común con la versión anterior las formas fluidas y redondeadas en busca de una menor resistencia aerodinámica. Por lo demás, no pueden ser más distintos, ya que el primer prototipo se basaba en un sistema de VTOL mucho más compacto, con sólo dos rotores eléctricos.

Además, sus palas de gran diámetro estaban montadas en brazos articulados diseñados para plegarse bajo la carrocería trasera del coche, lo que daba lugar a un diseño más atractivo y futurista, aunque a costa de la seguridad y la complejidad.

Captura 3
XPeng AeroTH

Ver por primera vez cómo el XPeng AeroHT sale a la pista, enciende sus hélices y despega verticalmente mientras el equipo de lo observa con la respiración contenida nos ha generado cierta tensión. Es cierto que el coche volador no se mueve demasiado, pero llega a realizar algunas maniobras cortas y alcanza una altura notable antes de descender al suelo y aterrizar, de forma muy suave, gracias a la suspensión y los neumáticos del vehículo.

Es cierto que son imágenes asombrosas pues, en lo que a eVTOL se refiere, estamos más acostumbrados a verlos en renders que en la vida real. Aunque AeroHT también está trabajando en el diseño de un taxi volador (el X2, que hace menos de un mes se presentó en Dubái también con un vuelo de prueba), este tipo de multicóptero tripulado es “más habitual”.

La última versión de coche volador de XPeng y AeroHT, que ha supuesto una inversión a la compañía de 500 millones de dólares hasta el momento, no está exenta ni de escepticismo ni de polémica. Entre otras cosas, y según ha dicho la compañía en el evento donde se ha presentado este eVTOL, porque “su autonomía aún es limitada”.

No especifican el dato exacto, aunque presuponemos que las pesadas baterías de litio del X3 por el momento no favorecen que su vuelo sea más ligero y duradero. Por comparar, el pequeño taxi aéreo de AeroHT pesa unos 560 kg sin ocupantes, y solo consigue unos 35 minutos de autonomía.

El peso del coche volador definitivo que anticipa el X3 podría llegar a ser más de cuatro veces superior al de X2 (teniendo en cuanta a los dos ocupantes). Además, el enorme sistema de elevación vertical coaxial de ocho rotores está montado en lo que parece ser una configuración totalmente fija sin posibilidad de plegarse todavía (y que no aparenta ser nada segura para quien se acerque cuando estén en movimiento).

Peso y autonomía, son por tanto dos aspectos (muy ligados entre sí) fundamentales del X3 que quedan en el aire de cara a la versión definitiva, que la compañía tiene como objetivo presentar en 2024.

No sabemos si ese momento llegará y se convertirá en un vehículo de producción, y sin embargo solo el hecho de que un vehículo de estas características exista, funcione, y tenga un plan económico viable detrás, ya nos parece digno de elogio.

Y ojo, porque a la luz de los planes que ha anunciado la empresa en su “Tech Day”, XPeng tiene muchas otras tecnologías interesantes en camino.

Temas