Si estás acostumbrado a usar Google Maps, pronto puedes tener una alternativa. Una alianza de gigantes quiere el trono del GPS

Si estás acostumbrado a usar Google Maps, pronto puedes tener una alternativa. Una alianza de gigantes quiere el trono del GPS
4 comentarios

La Fundación Linux (un consorcio sin ánimo de lucro) ha lanzado una iniciativa global en colaboración con gigantes tecnológicos de la talla de Meta (la empresa matriz de Facebook), Amazon Web Services (AWS), Microsoft o TomTomque podría poner en jaque el dominio de la todopoderosa Google en materia de mapas y navegación.

Se trata de Overture Maps Foundation, que tiene como objetivo principal “el desarrollo de nuevos de mapas abiertos confiables, fáciles de usar e interoperables”. Para ello, se utilizarán bases de datos de acceso libre que se irán construyendo de forma colaborativa entre los miembros y podrán irse actualizando y reutilizando a medida que cambia el mundo.

Ahora sí, Google Maps podría tener competencia real

Google

Google Maps (que pertenece al desarrollador Alphabet Inc) lleva entre nosotros desde el 8 de febrero de 2005 y poco a poco se ha hecho con un dominio prácticamente incontestable en el mundo de los mapas y la navegación. Tanto es así que hoy en día la plataforma cuenta con más de mil millones de usuarios activos mensuales a nivel global.

Se actualiza casi constantemente y ofrece de forma gratuita servicios de guiado para todo tipo de vehículos, fotografías por satélite de casi todo el mundo (a excepción de Rusia o China), nos indica las condiciones de tráfico en tiempo real y un sinfín de posibilidades más, incluso atendiendo a las necesidades específicas de los conductores de coches híbridos y eléctricos.

En sus casi 18 años de existencia a Google Maps ya le habían salido competidores antes (véase Bing, Waze -desde 2013 también propiedad de Google- e incluso Apple Maps para usuarios de iOS), aunque hasta ahora no parecía tener de qué preocuparse (con permiso de la plataforma HERE y sus buenos resultados del año pasado o de Open Street Maps, una alternativa también de código abierto).

Y es que parece que bajo la filosofía de “si no puedes contra tu enemigo únete contra él”, empresas del peso de Amazon Web Services (AWS), Meta, Microsoft o TomTom quieren cambiar el mapa, nunca mejor dicho. Además, la creación de la Fundación Overture Maps es solo el principio de la ofensiva, pues pronto podrían formar parte de la iniciativa otras empresas y comunidades.

“Cartografiar el entorno físico y todas las comunidades del mundo, incluso a medida que crecen y cambian, es un reto enormemente complejo que ninguna organización puede gestionar por sí sola”, señala Jim Zemlin, director ejecutivo de la Fundación Linux. “La industria necesita unirse para hacerlo en beneficio de todos”.

Maps 2

Lo cierto es que no lo tendrán fácil, pero detrás de este proyecto, como no podía ser de otra forma, hay multitud de intereses para sus fundadores.

Los datos cartográficos y de localización son necesarios hoy en día para alimentar gran cantidad de aplicaciones y también de aparatos tecnológicos. Pero también se emplean para desarrollar gran parte de la tecnología que equipan los coches, para aplicaciones de logística e incluso en el polémico metaverso.

"Las experiencias inmersivas que comprenden y se integran en el entorno físico, son fundamentales para el Internet del futuro", dice en el comunicado conjunto Jan Erik Solem, director de ingeniería de mapas de Meta, empresa que está invirtiendo importantes sumas de dinero y gran cantidad de recursos en esta línea. "Al ofrecer datos de mapas abiertos e interoperables, Overture Maps Foundation sienta las bases de un metaverso abierto construido por creadores, desarrolladores y empresas", añade.

La nueva iniciativa también pretende agilizar y facilitar la creación de nuevos productos cartográficos “fiables y modernos”, y para ello busca combinar conjuntos de datos cartográficos de múltiples fuentes e incluso de vincular conjuntos de datos diferentes pero relacionados entre sí para ahorrar costes y tiempo (dos de sus principales talones de Aquiles).

La fundación ha anunciado que tiene previsto publicar sus primeros conjuntos de datos en el primer semestre de 2023, aunque estos “incluirán información limitada y básica” por el momento, como detalles de edificios, carreteras e información administrativa.

Más adelante, Overture ya ha anunciado que “mejorará constantemente la cobertura, la resolución y la precisión de los datos existentes”, además de introducir nuevas capas, como lugares, enrutamiento o datos de edificios en 3D.

Temas