Los coches eléctricos pueden tener cambio manual, aunque pueda no tener mucho sentido

Los coches eléctricos pueden tener cambio manual, aunque pueda no tener mucho sentido
14 comentarios

Lo primero que hay que saber sobre esto es que, la mayoría de los coches eléctricos no tienen caja de cambios y, por ende, tampoco tienen embrague, ese hace que su conducción sea lo más parecido a la de un automóvil autónomo. Pero eso no significa que no se le pueda poner una caja de cambios a un coche eléctrico.

Obviamente, todos aquellos que ya estén familiarizados con un cambio manual saben de su funcionamiento, y saben que los motores de combustión interna solo generan energía eficiente en ciertos rangos de revoluciones por minuto (RPM).

En cambio, los coches eléctricos no requieren de un sistema de marchas debido al motor eléctrico, ya que estos entregan la potencia de manera inmediata.

De hecho, los coches eléctricos cuentan con una marcha

Coche eléctrico manual

Esto quiere decir que, ¿entonces los coches eléctricos no pueden llevar caja de cambios? Sí, si que pueden, pero puede llegar a carecer de sentido. De hecho, los coches eléctricos si que cuentan con una marcha y sirve para regular el motor eléctrico.

Actualmente en el mercado hay muy pocos coches eléctricos que tengan cambio manual y, uno de ellos, es el Porsche Taycan, que cuenta con una caja de dos velocidades. Y no es el único.

De hecho, en el comienzo de la competición, los monoplazas de la Fórmula E contaban con una caja de cambios de al menos cinco marchas, algo que con el paso de los años se ha ido primero reduciendo y, posteriormente, eliminando.

Un coche eléctrico puede ser manual

Por ejemplo, es el caso de la escudería Renault que, en la temporada 2016, contaban con un cambio manual, pero no con levas (cambio hidráulico) como suelen llevar los vehículos de competición, si no a través de un sistema tradicional, gracias a un cable. El cambio de toda la vida.

Tanto el sistema del Porsche Taycan como el Fórmula E de Renault, se trata de un cambio con dos marchas donde una segunda marcha es necesaria cuando se quieren alcanzar velocidades elevadas.

Pese a que en el monoplaza francés ya se ha eliminado, en el caso del coche de Porsche ha dotado al Taycan con una segunda marcha para poder mantener una velocidad de más de 200 km/h en una Autobahn sin que suponga un consumo elevado.

Es un sistema que poco a poco se ha ido eliminando de la competición porque, añade complejidad y peso a los coches eléctricos y no aporta demasiado, más que el gusto que se tiene por la conducción con una transmisión manual.

También se pudo ver este tipo de cambio en el Ford Mustang Lithium, que cuenta con una transmisión manual de seis velocidades, aunque se trata de un prototipo y no está a la venta.

Coche eléctrico manual

Contar con un sistema de marchas manual proporciona esa sensación de estar al mando durante la conducción y no solamente un mero pasajero. Además, gran parte del encanto de la conducción es gracias al sistema de marchas.

Por lo que si, puede que una caja de cambios manual no tenga mucha lógica, pero si que proporciona un estilo de conducción sin el que los apasionados de los coches no pueden vivir. Como se suele decir a veces, la pasión ignora a la razón.

En Motorpasión | Los coches eléctricos tienen menos capacidad de remolque, pero sí que pueden tirar de uno: todo lo que debes saber

Temas
Inicio