¡Plataformas para todos! Bollinger Motors anuncia nuevas arquitecturas para vehículos industriales y camiones eléctricos

¡Plataformas para todos! Bollinger Motors anuncia nuevas arquitecturas para vehículos industriales y camiones eléctricos
1 comentario

Bollinger Motors, responsable de los mastodónticos 4x4 estilo Minecraft eléctricos, acaba de anunciar que desarrollará nuevas plataformas para vehículos comerciales eléctricos de Clase 4 (hasta 18 tn y rígido) y de Clase 5 (articulado y más de 25 tn).

Con ellas completa su gama de plataformas Chass-ETM, pues el año pasado ya presentó para la Clase 3 las plataformas B1 y B2 Chassis Cab, su plataforma eléctrica multiusos con cabina.

Plataformas Chass-ETM: el resultado de una década de trabajo

Bollinger Chass E

El fabricante norteamericano, con sede en Nueva York, lleva más de diez años trabajando en el desarrollo de la gama completa de plataformas Chass-ETM para vehículos eléctricos, desde que se presentó el imponente Bollinger B1.

Para el CEO y fundador de la marca, Robert Bollinger, ofrecer soluciones para fabricantes de equipos originales (OEM por sus siglas en inglés) y clientes de vehículos comerciales de las clases 3, 4 y 5 era el siguiente paso lógico de la compañía. Según ha declarado, para ellos “una gran autonomía y la durabilidad son obligatorias”, ya que soportan grandes cargas.

Hemos de puntualizar que, en EE.UU., la llamada Clase 3 engloba a vehículos comerciales de 3 o más ejes (tengan remolque o no) y de transporte de hasta 15 personas, la Clase 4 cubre vehículos rígidos con un peso bruto de carga de más de 18.000 kg y la Clase 5, cubre vehículos pesados con una masa bruta combinada (MMC) de más de 25.000 kg. Es decir, camión y remolque, tractocamión y semirremolque.

Así, la gama de plataformas de vehículos eléctricos creadas por Bollinger consta en primer lugar de la arquitectura Chass-E-3, con una carga útil de 3.629 kilogramos; la segunda es la Chass-E-4 con 4.082 kg y, por último, encontramos la Chass-E-5 con 5.216 kg respectivamente.

Todas incorporan un paquete de baterías de iones de litio, disponible en tamaños de 140, 210 y 280 kWh para poder adaptarse a cada vehículo, independientemente de la plataforma ante la que nos encontremos.

Bollinger ha destacado que estas plataformas son aptas para sustentar casi cualquier vehículo comercial. Desde furgonetas de reparto, a camiones de carga, pasando por remolcadores de aeropuerto... incluso podrían utilizarse para el desarrollo de vehículos autónomos.

Según el ingeniero jefe de Bollinger Motors, David Chimps, todas las plataformas diseñadas para vehículos comerciales eléctricos que han desarrollado permiten albergar motores de larga duración en el eje trasero, ya que “los ejes traseros sólidos son la piedra angular de las flotas comerciales, pues son más resistentes que las alternativas disponibles”.

Para Chimps, mantener lo que mejor funciona para el sector de los vehículos comerciales es la forma más eficiente y eficaz de hacer “la necesaria transición hacia la electrificación”.

En Motorpasión | El aventurero Ford Bronco Riptide concept con 315 CV es el todoterreno mejor pensado para disfrutar de la playa y el surf

Temas
Inicio