Publicidad

El error de Mercedes en Mónaco no tiene explicación

El error de Mercedes en Mónaco no tiene explicación
18 comentarios

Ya sé que Toto Wolff ha pretendido ponerle sensatez a la decisión de detener a Lewis Hamilton para un cambio de gomas preventivo en el tramo final del Gran Premio de Mónaco, pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda. El error estratégico de Mercedes es tan gordo como inexplicable, y precisamente hace bien poco le dedicamos un artículo en Motorpasion a la importancia de la posición en pista, especialmente en un circuito como Mónaco.

En la Fórmula 1 actual, no puedes ceder bajo ningún concepto la posición en pista si no tienes absolutamente claro y sin que exista el más mínimo indicio de incertidumbre que vas a poder recuperarla nuevamente. Y en circuito como Mónaco, donde adelantar es de una dificultad máxima, esa última condición siempre hay que ponerla en duda. Es decir: en Mónaco no puedes ceder tu posición en pista bajo ningún concepto, y mucho menos cuando eres el líder.

¿Cuántas carreras hemos visto por las calles monegascas en las que el único objetivo ha sido ese: no dar opción a nadie a que estratégicamente te ganara la posición en pista? Sin ir más lejos, la propia Mercedes firmó una victoria de libro aquí hace 2 años con ese principio. Ralentizaron el ritmo de carrera para que el pelotón se mantuviera unido y nadie osara a intentar un undercut con éxito, pues siempre saldrían en tráfico.

¿Por qué no debió hacer esa parada Lewis Hamilton?

Me parece muy bien que Toto Wolff hable de decisión de equipo, de error en los números, e incluso de la pequeña confusión que pudo haber al cambiar el procedimiento de Safety Car virtual a Safety Car tradicional. Pero si el margen no es suficiente, el líder no puede hacer una parada preventiva por si Vettel intenta montar superblandos para ese último stint corto. Aunque lo hubiera hecho, tendría que haber adelantado en pista a los dos Mercedes para ganar la carrera. En Mónaco.

Vettel Y Hamilton Gp Monaco

Si además, lo hemos visto también en muchas ocasiones: con los delta times, hacer una parada durante el Safety Car no perjudica tanto como hacerla en un tramo de carrera normal, pero con un pequeño detalle: siempre que no te encuentres al Safety Car delante antes de la entrada a boxes. Desde el momento en el que el coche de seguridad condiciona tu ritmo en pista, aún con delta times habilitados, el contador de segundos perdidos respecto al resto de pilotos empieza a incrementarse a un ritmo considerable (por eso se acaban agrupando todos los coches tras el Safety Car, porque éste rueda más lento que lo que permiten los delta times).

Entonces, si Lewis Hamilton se encuentra al coche de seguridad unas curvas antes de la entrada a pit lane, como le sucede, ahí es donde puede perder esos pocos, aunque suficientes, segundos que le condenaron a salir detrás de Sebastian Vettel y a la postre, no tener ni tan siquiera opción de pelearle la victoria a Rosberg. Reconozco que fue todo tan milimétrico y al límite, que equivocarse podía entrar en la ecuación. Pero precisamente por eso defiendo que no hay que arriesgar a perder la posición en pista en Mónaco. Si no es clarísimo que volverás a salir delante, no inventes.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios