Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW Z4 M Coupé, prueba (parte 4)

BMW Z4 M Coupé, prueba (parte 4)
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Viene de la tercera parte. El domingo nos tocó hacer el viaje de vuelta a Madrid, otros 600 kilómetros de autopista dónde el Z4 M Coupé se volvió a mostrar como un coche duro, para gente realmente apasionada si lo que se pretende hacer en él es viajar.

Se acercaba el momento más temido, ya que en cinco días había que devolver el coche. Su precio de 68.000 euros para la versión básica, lo dejan completamente fuera de mi espectro de posibles coches, así que solo quería pasar horas y horas rodando con el Z4 M Coupé.

Desgraciadamente el viernes llegó antes de lo que nos hubiese gustado, y tuvimos que devolver el Z4 M Coupé y alejarnos de él con una mirada que claramente decía “ya serás mio cuando haya versiones de segunda mano a buen precio”.

Valoración general

De regreso a casa en un maloliente Skoda Octavia con luz verde en la parte de arriba, además de volver a la realidad, tuve tiempo para hacer unas pequeñas reflexiones sobre el biplaza alemán. Sin duda es un coche para apasionados de la conducción, al menos en esta versión Coupé. El Roadster en cambio es menos deportivo, menos radical y un coche que será más habitual ver rodando por el paseo de Puerto Banús que en el Circuito del Jarama en unas tandas libres.

A pesar de su planteamiento, el M Coupé no es un coche complicado de llevar incluso para un conductor con poca experiencia en este tipo de potencias. Los M ya no son esas máquinas delicadas y difíciles de conducir que eran hace ya muchos años, y hoy en día la ingeniería, su puesta a punto y sobre todo la electrónica permiten que cualquiera con dos dedos de frente pueda domarlo.

Tampoco es el coche perfecto para viajar, aunque tal vez llevado un poco por la pasión, sí que me ha parecido un coche bastante polivalente para el uso diario, siempre y cuando sentar y levantar nuestro trasero del asiento a ras de suelo no sea un problema.

Esta ha sido mi primera prueba en Motorpasión, pero espero poder volver a ofreceros en breve una prueba si cabe más espectacular, con un coche de esos que gustan a todos los apasionados de la conducción como vosotros… y como yo. Hasta pronto.

En pocas palabras

Un coche divertido, rápido y sobre todo con ese toque de exclusividad y distinción que han perdido otros deportivos por el estilo.

  • A favor: destaca su comportamiento deportivo y la facilidad de conducción incluso a ritmos rápidos. Para ser un coche de 343 caballos de potencia, el motor de seis cilíndros en línea no consume demasiado si lo comparamos con otros propulsores de potencia semejante. También hay que destacar la exclusividad de este modelo, un coche con el que será fácil mantener ese punto de distinción que es difícil de encontrar en otros deportivos que se han convertido en coches casi “populares”.
  • En contra: El confort no es precisamente su punto fuerte, ya que por planteamiento deportivo, nuestro cuerpo tendrá que aguntar todas las irregularidades de la carretera. Otro de los puntos débiles es el tamaño del depósito, que con solo 55 litros, nos obligará a parar más a menudo de lo que nos gustaría.
  • Puntuación final: 8/10

Ficha técnica

BMW Z4 M Coupé

  • Cilindrada: 3.246 cm³
  • Motor: 6 cilindros en línea longitudinal (343 CV)
  • Par máximo: 365 Nm CEE a 4.900 RPM
  • Peso en vacío: 1.495 Kg.
  • Velocidad máxima: 250 Km/h
  • Aceleración de 0 a 100 Km/h: 5 s
  • Transmisión: Manual de 6 velocidades
  • Consumo urbano: 12 l/100 Km
  • Consumo extraurbano: 10 l/100 Km
  • Consumo mixto: 11 l/100 Km
  • Combustible: Gasolina
  • Capacidad del depósito: 55 litros
  • Capacidad del maletero: 300 litros
  • Neumáticos: del. 225/45 ZR18, tras. 255/40 ZR18

Precios (sin extras)

  • Z4 M Coupé: 68.000 euros

Prueba y fotografía | Héctor Ares
Fotografía | Alvaro Ares / BMW
En MotorPasion | BMW Z4 M CoupéParte 1, Parte 2 y Parte 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos