Quedan 15 días para las ZBE pero los coches que más se venden son diésel, sin etiqueta y tienen más de 15 años

Quedan 15 días para las ZBE pero los coches que más se venden son diésel, sin etiqueta y tienen más de 15 años
21 comentarios

No solo los coches nuevos, el mercado de automóviles de ocasión también está a la baja este 2022: lleva 10 meses consecutivos de caída. En total en lo que llevamos de año, se han vendido 1,69 millones de coches de segunda mano, lo que se traduce en un descenso del 5,2 %. Como ya había previsto el sector, no se llegará a los 2,0 millones de transferencias.

A lo que se suma que los segunda mano más viejos siguen mandando en el mercado. De hecho han subido. Mientras, los VO de menos de un año o hasta tres continúan a la baja. La siempre cacareada renovación del parque automovilístico se antoja complicada. Y el sector estima que esta tendencia no va a cambiar en los primeros meses de 2023.

Así, la media de edad de los coches usados comercializados supera los 12 años. Y es que los de más de 15 años aglutinan cerca de la mitad de las transferencias.

Bien es cierto que son los más baratos. Aunque también lo es que la oferta de seminuevos, que se ha reducido mucho. Pero curiosamente, precisamente por la oferta disponible, también nos encontramos con que los enchufables usados suben.

Casi el 40 % de los segunda mano que se venden tienen más de 15 años

Concesionario coches VO

Con un 38,5% del mix, los coches con más de 15 años no solo siguen siendo los más numerosos del mercado de segunda mano: además, han aumentado este año. En el ya casi acabado 2022, las transferencias los usados más viejos han crecido un 7,3 %, situándose al cierre de noviembre en las 652.280 unidades.

En el polo opuesto encontramos a los automóviles de menos de un año, que acumulan una caída del 17 % respecto a 2021. Y la bajada de noviembre se fija nada menos que en un 36,6 %. Pero también han bajado los de entre uno y tres años de antigüedad: casi un 23 % en lo que llevamos de 2022.

"Las operaciones hechas entre particulares, protagonizadas por coches de más de diez años, mantienen su preocupante buena salud, lo que dificulta la tan necesaria renovación del parque automovilístico", explica Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto.

La escasez de componentes, el verdugo de los seminuevos. La patronales de concesionarios y vendedores, Faconauto y Ganvam, señalan como principal causa de este descalabro en los usados más nuevos a la carencia de componentes, que asola la producción de coches: "la falta de stock de vehículo seminuevo ha marcado la tónica de este año".

Ante los cuellos de botella, operadores de renting, empresas y alquiladoras no han podido renovar sus flotas. Lo que se traduce que han dejado de nutrir la oferta de modelos jóvenes.

Aunque también es determinante que el precio de los coches es más elevado, lo que incluye a los usados además de los nuevos.

Por ejemplo, a mitad de año su precio se fijó en una media de 12.253 euros: un 16 % más caros que en 2021. Y no solo los más jóvenes, los de más de ocho años también han incrementado su precio: un 14,5 % situándose de media en casi 9.200 euros.

ZBE Barcelona

Se venden más del doble de usados que nuevos. No obstante, hay otra realidad aplastante: las ventas de turismos usados doblan las de los nuevos. Y es que 2022 va a ser nefasto para el mercado desde que llegara la pandemia: peor que 2021 y que 2020.

Así, hasta noviembre se han transferido 1.692.953 modelos de segunda mano por los 739.469 coches nuevos matriculados. Más del doble. Y lo mismo ha ocurrido en el parcial del mes: en noviembre, los nuevos se situaron en 73.221 en comparación a los 167.539 automóviles transferidos.

Ante esta tesitura, se hace complicado que llegue la ansiada renovación del parque: la realidad del mercado no va en consonancia con las medidas de reducción de emisiones ni con el bolsillo de los conductores. Un ejemplo son las ZBE, que deberían estar listas en 15 días en unas 150 ciudades españolas, pero pocos Ayuntamientos ya las tienen definidas.

Y es que la realidad del parque es la que es: según los últimos datos de la DGT, los sin etiqueta suponen el 25 % de los coches que circulan por España. Y junto a los de distintivo B (los más numerosos) y C, suponen el 90 % del censo del automóviles.

Más de 23.000 coches enchufables usados, pero siguen siendo muy pocos

Renault ZOE

Volviendo a la oferta disponible, en el mercado de usados los coches de etiqueta CERO están incrementando sus ventas. Por ejemplo los eléctricos puros han crecido un 18,2 % en los once meses de 2022, llegando a las 10.624 unidades.

Mayor es la cifra de los híbridos enchufables de segunda mano, que en lo que llevamos de año se cifran en 12.772. Los que PHEV con motor diésel son los que más suben (+28,2%), mientras que los gasolina híbridos enchufables han crecido un 13,5 %.

El 95 % de los usados, son de combustión. Pero no nos engañemos, los coches eléctricos de ocasión únicamente suponen el 0,6 % del mercado. Y es que los térmicos de gasóleo continúan acogiendo el mayor pastel de la transferencias: un 57,7 %. Y los gasolina representan un 36,77 % en el acumulado.

Ambos suman un 94,4 % del total por lo que los etiqueta CERO, pese a su incremento, representan una parte casi anecdótica de las transferencias, pese a que los diésel han bajado un 8,4 % y los gasolina un 3,6 %.

Una de las lecturas es que al final, y pese a que su oferta ha crecido, podría haber sido mucho mayor sin la crisis de componente y con empresas y alquiladoras renovando las flotas. No en vano, los alternativos nuevos matriculados, aunque aquí también se cuentan los mild-hybrid, llevan meses muy a la par con los gasolina.

Temas