Las ventas de coches llevan cuatro meses respirando, pero no salvarán un 2022 nefasto que será el peor desde la pandemia

Las ventas de coches llevan cuatro meses respirando, pero no salvarán un 2022 nefasto que será el peor desde la pandemia
10 comentarios

A un mes para que finalice 2022, se confirma lo augurado por el sector a principios de año: las ventas de coches este año estarán en torno a las 820.000 matriculaciones, por debajo de las cifras alcanzadas en dos años ya de por si aciagos como fueron 2020 y 2021.

Noviembre se ha convertido en el cuarto mes de incremento en ventas consecutivo, con una subida del 10,3 % respecto al mismo mes de 2021 y con 73.221 coches comercializados. Pero esta tendencia al alza llega tarde y no ha servido para mejorar este 2022.

El presente no solo será el tercer año consecutivo en el que el mercado automovilístico español se quedará por debajo del millón de unidades, también será el peor de este trienio para olvidar.

El mercado de particulares no levanta cabeza y sin Black Friday para los coches

Concesionario de coches

El peor año de un trienio nefasto. 2019, el último año antes de la llegada de la pandemia, ya fue malo: se convirtió en el primero en el que se firmaron números a la baja tras seis años de bonanza. Aquel ejercicio se matricularon 1,25 millones de coches.

Desde entonces, las ventas de automóviles han ido cuesta abajo y sin frenos. 2020, marcado por la pandemia, se cerró con 851.211 unidades. Y 2021, aún coleando la crisis derivada de la misma y la llegada de la de microchips, con 859.477.

Tras ese escenario llegamos a 2022 con los hogares tambaleados aún por la crisis económica derivada de la sanitaria y con la falta de semiconductores aún presente, acogotando la producción y retrasando las entregas. Y en los primeros compases de este año llegó el conflicto entre Ucrania y Rusia que ha añadido la crisis energética, disparando el precio de los combustibles.

Pero además, también lo ha hecho la inflación en general, estando los coches más caros que nunca. Y todo ello enmarcado en un contexto en el que los automóviles ya no eran baratos con la introducción de cada vez más tecnología (de conectividad y seguridad) y de mecánicas electrificadas, que son más caras.

Todo suma, lo que se traducirá en unos 820.000 coches vendidos, menos que en los dos anteriores ejercicios. Y eso si se cumplen las previsiones. De momento, llevamos 739.469, menos que en 2021 a estas alturas (773.396).

Coche repostando combustible

Un 2023 de incertidumbre y sin descuento en el combustible. Según señalan desde Faconauto, la patronal de concesionarios, solo la mejora en el stock y un cambio de tendencia en el precio de combustible aliviará el mercado. Lo que se antoja aún complicado.

La crisis de microchips, augura su final si acaso ya entrado en 2023, aunque hay fabricantes que prevén que no se retomará el ritmo habitual hasta 2024, como es el caso de Volkswagen.

Con la guerra entre Rusia y Ucrania aún presente, tampoco se estima que la crisis energética diga adiós. De ahí que se sigan adoptando medidas para aliviar el bolsillo de los consumidores, pese a que la inflación se ha reducido un poco en las últimas semanas.

No obstante, salvo sorpresa, parece que el Ejecutivo no extenderá el descuento universal de 20 céntimos por litro en los carburantes. Por lo adelantado hasta ahora, y aún sin confirmación, solo los transportistas podrían disfrutar de esta bonificación.

Los coches de gasolina siguen siendo los que más se venden: acogen un 42,1 % del total. Aunque los alternativos están cerca (un 40,6 %). De los mismos, la mayoría son híbridos no enchufables, es decir que siguen dependiendo de los combustibles tradicionales.

Concesionario de coches

Los particulares siguen comprando menos coches. Así, el indicador más importante para la buena salud del mercado seguirá a la baja: la compra de coches en el canal de particulares.

Las ventas de coches de los hogares están muy a la par de por ejemplo el canal de empresas: en los once meses de 2022 se han vendido 330.687 automóviles a particulares y 316.175 a empresas.

Si bien la tendencia ha sido al alza en noviembre de este 2022 en los tres canales, el que menos ha crecido ha sido el de particulares: solo un 3,9 % con 35.776 automóviles matriculados.

Por su parte, el de empresas ha crecido un 10,1 % (31.641) y el de alquiladoras casi un 79,7 %. Aunque esta subida hay que cogerla con pinzas pues este canal fue el más castigado en 2021. Este 2022 en este canal se han registrado 5.804 modelos comercializados.

Y además hay que tener en cuenta que en el canal de alquiladoras se computa el renting para particulares. Lo que demuestra que esta fórmula es casi anecdótica en la compra de coches de los hogares.

Sin margen para ofertas. Noviembre suele ser un mes marcado por los descuentos del Black Friday, pero no ha podido ser asumido por los puntos de venta.

"El Black Friday prácticamente no se ha utilizado como percha comercial para impulsar las matriculaciones en el mes de noviembre. Las redes de distribución no están en disposición de jugar la baza de los descuentos en un momento en el que la falta de stock y la subida de los costes energéticos y de materias primas presiona al alza el precio medio de los vehículos", señala Tania Puché, directora de comunicación de GANVAM.

En definitiva, y pese a ese aumento de ventas respecto a agosto, septiembre, octubre y noviembre, 2022 será el peor año de los últimos tres. Y no se augura mejora para el año que viene, al menos en el primer semestre.

Toyota reina y SEAT se hunde

Toyota Corolla 2023

En la debacle de ventas de coches, hay marcas y modelos que han conseguido brillar. Toyota sigue en lo más alto como firma más vendida, acumulando 67.996 turismos comercializados. Es de esperar que cierre este 2022 como la reina en ventas.

La siguen en el podio Kia, con 57.985 unidades, y Hyundai, con 55.064. En el cuarto puesto está Volkswagen, con 53.227 coches matriculados, y Peugeot, con 50.651 unidades. Es notable que SEAT, tradicional superventas, siga sexto, con únicamente 45.672 modelos vendidos.

En cuanto a modelos en sí, salvo sorpresa, el Hyundai Tucson cerrará 2022 como coche más vendido del año. El SUV coreano atesora en estos once meses 20.425 unidades.

Son más de 2.000 las que lo separan del segundo más matriculado, el Dacia Sandero (18.211) y le saca más de 4.000 al SEAT Arona (16.015), que se sentó en el trono como más vendido en 2021. De hecho, al finalizar el año puede ser desplazado por el híbrido Toyota Corolla (15.929), que está a menos de 100 unidades de superarlo.

Gama SEAT

SEAT de marca más vendida, a sexta. En definitiva, ha sido un año horroroso para SEAT, con uno de los peores registros de su historia, que bien podría cambiar de rumbo en los próximos años convirtiéndose en una marca de movilidad.

"Tenemos un plan", señaló recientemente Thomas Schäfer, presidente del Consejo de Administración de SEAT, señalando que la marca no desaparecerá al menos a corto plazo. "Está segura hasta 2028 o 2029".

Y es que hay que tener en cuenta que SEAT fue la marca con más ventas en 2021 y 2022, con 70.523 y 68.721 respectivamente.

Temas