Alguien ha conducido un Tesla durante más de 2.500 km sin echufarlo. El truco es tan molesto como para llamar a la policía

Alguien ha conducido un Tesla durante más de 2.500 km sin echufarlo. El truco es tan molesto como para llamar a la policía
32 comentarios

Más allá de los inconvenientes derivados de su carga, el principal problema de los coches eléctricos es su autonomía. Posiblemente, la mejor solución sería apostar por los extensores de autonomía, pero este tipo de sistemas que añaden energía extra a través de un pequeño motor de combustión todavía no han triunfado.

Sin embargo, el canal de YouTube Warped Percepcion se ha propuesto demostrar que los sistemas REX (Range Extender) pueden ser el mejor remedio para acabar con la falta de autonomía de los coches eléctricos.

Para ello, han incorporado un extensor de autonomía casero a un Tesla Model S. Gracias a esta solución, la berlina eléctrica ofrece más autonomía que cualquier diésel, pero también se ha convertido en un coche insoportable.

Una cosa es la teoría y otra la práctica

La idea de incorporar un extensor de autonomía a los coches eléctricos lleva varios años rondando por los despachos de los grandes fabricantes de automóviles. BMW llegó a comercializar un modelo equipado con este sistema, el BMW i3 REX, pero nunca llegó a tener éxito.

En su día, los Chevrolet Volt y Opel/Chevrolet Ampera también utilizaron un sistema similar, pero fracasaron en Europa porque eran demasiado caros, aunque ahora son muy populares en el mercado de ocasión, en parte porque tienen la etiqueta CERO de la DGT.

Ahora es Mazda la que se trabaja en un MX-30 con un pequeño motor rotativo de gasolina que funcionaría como extensor de autonomía. Llevamos un tiempo esperándolo, pero parece que su lanzamiento se está retrasando. Gracias a una mecánica de tipo Wankel, el crossover japonés resolvería su mayor punto débil y podría superar con creces los 200 km de autonomía que homologa actualmente con un nivel de emisiones realmente bajo.

Prototipo de remolque extensor de autonomía de Tesla
Prototipo de remolque extensor de autonomía de Tesla

Incluso Tesla considera que los extensores de autonomía son una buena solución, ya sea en forma de paneles solares para el Cybertruck o mediante un remolque con placas solares desplegables. De momento solo es un prototipo, pero puede ser un remedio para los usuarios de Tesla que pretenden hacer largos viajes por zonas que no cuentan con puntos de carga.

En el canal de YouTube Warped Percepcion han ido más allá y directamente han equipado a un Tesla Model S con un extensor de autonomía, concretamente con un motor monocilíndrico de 400 cc que desarrolla 13,5 CV y tiene un consumo de combustible ridículo.

El trabajo artesanal para instalar el motor en el Tesla es espectacular, aunque el maletero queda anulado, se sacrifica la visibilidad a través de la luneta trasera y sobresale un escape de moto que va acoplado al generador.

Tesla Warped Percepcion 3

Desde luego, a nivel estético, parece un injerto que bien podría haber salido del universo Mad Max, incluso podría pasar por un invento más del youtuber español Vicesat, pero eso no es lo peor.

Como se aprecia en el vídeo, el ruido que produce el generador que produce energía para alimentar la batería del Tesla es exasperante. Dentro del coche no supera los 70 decibelios, que ya es bastante, por eso el conductor acaba comprándose unos cascos, pero fuera es un auténtico horror que recuerda a los generadores de obra. Y escuchar uno de estos dispositivos al pasar por la calle se puede soportar, pero llevarlo encima mientras conduces es una pésima idea.

Si a eso le sumamos otros inconvenientes, como el goteo de gasolina o la citada pérdida de visibilidad por la luneta posterior, hay que reconocer que el invento no es muy acertado.

Tesla Warped Percepcion 2

Pero tiene su parte positiva. Cuando el porcentaje de batería es bajo, el creador de este invento enciende el generador y suministra energía a la batería, lo malo es que, si va conduciendo, el generador no es capaz de proporcionar más energía de la que consume el coche a una velocidad normal, por lo que debe ir más lento que el resto del tráfico, provocando que la policía le pare.

Pero eso no fue suficiente para detener a este youtuber, que optó por dejar encendido el generador durante varias noches mientras tenía aparcado el coche y finalmente logró recorrer 2.574 km sin enchufar su Tesla Model S a un solo punto de carga. Eso sí, llenó varias veces el depósito de gasolina que alimenta al generador.

Como concepto tiene sentido y en el futuro puede que los coches eléctricos con extensor de autonomía acaben siendo una buena alternativa al resto de modelos electrificados, siempre y cuando se parezcan más al BMW i3 que a este Tesla tan particular.

Imágenes: canal de YouTube de Warped Percepcion

Temas