Publicidad

BMW M4 Cabrio

BMW M4 Cabrio
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras los nuevos BMW M3 2014 y BMW M4 Coupé 2014, BMW presenta la variante cabrio de éste último, el BMW M4 Cabrio, que incorpora también el seis cilindros turboalimentado recién estrenado por los dos anteriores. Según BMW, el descapotable mantiene además las mismas prestaciones de sus hermanos con techo. Se presentará este mes en el Salón de Nueva York.

Basado en el BMW Serie 4 Cabrio, el M4 Cabrio luce un diseño propio de la familia M. Es más ancho que su predecesor y tiene una mayor batalla, pero mantiene las proporciones que lo definen: largo capó, cortos volazidos, pasos de rueda ensanchados... Luce además un techo rígido automático, marcados nervios en el capó, retrovisores con doble brazo de soporte, típicas branquias M y llantas de doble radio de 18 pulgadas.

BMW destaca el uso de materiales ligeros como el aluminio (en aletas, componentes del chasis, etc...) que permiten mantener el peso de este descapotable en torno a los 1.750 kilogramos, lo que supone unos 60 kilogramos menos que su antecesor. También se ha usado plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) en elementos como el eje de transmisión o la barra estabilizadora delantera, que ahora pesa 1,5 kilogramos a pesar de ser más rígida que antes.

BMW M4 Cabrio

También destaca el trabajo aerodinámico gracias al faldón frontal, que aumenta la carga en el eje delantero, a las llamadas air curtains, a los bajos lisos, a las branquias M (minimizan turbulencias en los pasos de rueda), a los retrovisores optimizados, etc...

El techo rígido del M4 Cabrio, que se activa automáticamente mediante un botón, consta de tres partes y cuenta con un mayor aislamiento que en el modelo anterior (2 dB menos) gracias a materiales que reducen el ruido aerodinámico. El techo se pliega y despliega en 20 segundos, siempre y cuando se circule por debajo de 18 km/h. Opcionalmente se ofrecen un deflector y un sistema de calefacción para el reposacabezas, ambos para mejorar el confort a bordo cuando se circula a cielo descubierto.

BMW M TwinPower Turbo

Bajo el capó del M4 Cabrio se esconde el mismo seis cilindros turboalimentado de 3 litros de cilindrada que en sus hermanos, que además ya se atiene a la normativa Euro6, con una potencia de 431 CV entre 5.500 y 7.300 vueltas, y un par motor máximo de 550 Nm desde las 1.850 hasta las 5.500 RPM.

BMW M4 Cabrio

Gracias al poderío del motor turbo, acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos con la caja de cambios de seis velocidades que equipa de serie, o bien en 4,4 segundos con la automática de doble embrague y siete velocidades, que es opcional. En cualquier caso la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. El consumo homologado es de 9,1 litros en el manual y de 8,7 litros en el automático, con unas emisiones de 213 y 203 g/km de CO2, respectivamente.

Tanto para la dirección con función Servotronic como para la suspensión adaptativa M, se ofrecen tres modos de funcionamiento denominados Comfort, Sport y Sport+, que varían el comportamiento del vehícuclo. Además, el diferencial activo M del eje trasero está controlado electrónicamente y trabaja junto al control de estabilidad o DSC.

Interior y equipamiento

A nivel interior destacan los detalles típicos de un modelo M, como la instrumentación específica con gráficos en color blanco, el volante M recubierto en cuero, el pomo de cambio M, molduras cromadas, listones M en los umbrales de las puertas, reposapié M o las costuras en contraste, por ejemplo. Cuenta demás con asientos eléctricos delanteros, que además lucen un logotipo M retroiluminado en el reposacabezas, y sistema de guiado del cinturón de seguridad, entre otras cosas. El maletero, por su parte, tiene una capacidad de 370 litros con el techo cerrado y de 220 litros con el techo abierto.

BMW M4 Cabrio

BMW da especial importancia al hecho de que existe un gran abanico de opciones para personalizar el M4 Cabrio, a gusto de cada cliente, gracias al programa BMW Individual. Se ofrecen desde tapicerías exclusivas, molduras decorativas alternativas o colores exteriores exclusivos (incluídos varios tonos mate o frozen), hasta la opción de que BMW te fabrique lo que necesites a medida, siempre y cuando sea viable.

El equipamiento de serie incluye llantas de 18 pulgadas (19 pulgadas en opción), frenos de material compuesto (carbocerámicos opcionales), tapicería de piel Merino, cuatro tonalidades a elegir para el diseño interior, sistema de navegación Professional, Head-Up Display y muchos de los elementos exteriores e interiores que ya hemos mencionado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir