Compartir
Publicidad

La amenaza de la temible araña gasofera se cierne ahora sobre Suzuki

La amenaza de la temible araña gasofera se cierne ahora sobre Suzuki
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Madre Naturaleza es caprichosa. Si a Mazda la puñetera araña de saco amarillo (cheiracanthium punctorium) le causó miles de quebraderos de cabeza por la afición del artrópodo a redecorar su vida en el cánister de los coches, Suzuki tiene ahora un problema calcado. En este caso, hablamos de 19.249 unidades del Suzuki Kizashi que han sido llamadas a revisión en Estados Unidos. Son todos vehículos fabricados entre octubre de 2009 y julio de 2012.

Recordemos lo que sucedió con los Mazda6, porque a los Suzuki les pasa lo mismo. A la araña de saco amarillo le encanta el olor de la gasolina, de manera que busca la entrada hacia el lugar donde se encuentra este delicioso licor de dinosaurio y se queda colocada (guiño, guiño) en el conducto de la ventilación del depósito, que sirve para que este respire. ¿Dónde está el problema? En que las arañas okupas se dedican a tejer tela de ídem, y eso tapona la ventilación.

Suzuki Kizashi

No ha sucedido todavía con ninguno de los Suzuki Kizashi, pero podría pasar que al taponar el conducto se produjera una presión negativa que acabara por rajar el depósito de la gasolina, con el consiguiente riesgo de incendio. Y nada, que ahora los de Suzuki le pondrán un filtro antiarañas a sus berlinas para evitar que el problema siga adelante. Todo muy normal y muy natural.

Vía | El Mundo. ¡Un saludo para Gulf!
Foto | Fritz Geller-Grimm
En Motorpasión | La araña que causó una llamada a revisión masiva en Mazda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos